Inicio > Administración > Evaluación y Control de los Resultados

Evaluación y Control de los Resultados

Significado y lugar de la evaluación

El paso final en el proceso administrativo es el progreso de la organización hacia los objetivos establecidos. Cuando no se toma tiempo para evaluar lo que se ha hecho, el líder o administrador se siente inseguro e insatisfecho, pues no puede decir a ciencia cierta que hizo ni como se hizo. Los términos evaluación y control se usan indistintamente en el campo de la administración, aunque hay pequeñas diferencias entre ambos.

Se conoce como control a la evaluación parcial a diferencia de la evaluación final. El control consiste en ver que cada cosa sea hecha de acuerdo con el plan adoptado lo establecido por la organización y las ordenes que se han dado.

La palabra control tiene un significado técnico en la terminología administrativa. Se refiere a la corriente de información sobre el progreso de las operaciones y la producción. Esto se considera algunas veces como retroalimentación. Por eso el control y planeación caminan de la mano.

La evaluación tiene mucha relación con la apreciación que es el primer paso administrativo mientras que el control se relaciona mas con la planeación, que es la acción de fijar normas y procedimientos.

La evaluación o control puede aplicarse al final de cada operación; cuando ocurre al final de cada operación conviene definirla como control; Pfiffner define que la base del control es la planeación.

Recapitulando en la planeación se fijan los objetivos y se establecen los programas y presupuestos.

En resumen podemos destacar tres diferencias entre control y evaluación

1. En cuanto a tiempo, el control se aplica constantemente.

2. En cuanto al modo el control es directo e inmediato.

3. En cuanto a resultados, el control permite hacer ajustes y correcciones necesarias.

La evaluación permite distinguir, honrar y recompensar a cada cual según sea el caso.

Uso y resultados de la evaluación

Ejemplo bíblico: Dios hizo una perfecta evaluación de su obra creadora, esto se encuentra en Génesis 1:31. Los planes divinos se habían ejecutado y era el momento en el que el supremo creador haría una evaluación de todo.

Enseñándonos a evaluar el deber cumplido, Cristo dijo: “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer hicimos Lucas 17:10”. Pablo hace una evaluación histórica de su ministerio en su segunda carta a los Corintios (2 Corintios 11:16-33).

Ejemplos de la evaluación en los distintos aspectos de la vida

En la evaluación del proceso enseñanza-aprendizaje ocurren tres cosas de gran interés.

1. El maestro se da cuenta de lo bien o mal que enseña, lo mucho o poco que sus alumnos asimilan.

2. Los alumnos se dan cuenta de cuanto han aprendido o del tiempo que han perdido.

3. Las pruebas o exámenes, rebelan que capacidad tienen los alumnos y que papel pueden desempeñar en la práctica.

Ningún industrial se atrevería a hacer grandes inversiones sin estar informado del progreso o fracaso de su industria. En la industria y el comercio se nota el efecto de las técnicas de evaluación.

Tecnología de control y cibernética del mundo moderno

La tecnología del control y la evaluación ha evolucionado increíblemente. El mundo del siglo XX se ha llenado de personal capacitado para la operación de todo tipo de maquinaria electrónica y de los más variados sistemas de registro y contabilidad.

La cibernética ha ayudado a las empresas u organizaciones, así como a la ciencia de la medicina proveyendo de una variedad de aparatos de control y evaluación.

La modernización de técnicas se hace necesario que lleguen a todas las oficinas generales de casi todas las iglesias para un mejor control de sus operaciones. La iglesia que nosotros administramos o la asociación a la que pertenecemos puede y debe utilizar algún sistema de evaluación para su progreso.

El administrador o líder debe preocuparse por mantener datos y registros concisos de todo lo hecho y por hacer, esto con el fin de saber cuanto se esta progresando o fracasando. El control administrativo es tan útil como las llaves que nos permiten controlar el agua fría o caliente en el baño.

Evaluación del personal

En la evaluación del personal se logran cuatro cosas:

1. Analizar la actuación de cada uno: Este análisis debe ser positivo hasta donde sea posible.

2. Mejorar la capacitación: Nada se aprende mejor que aquello que responde a nuestras dudas, inquietudes y dificultades de la vida experimental.

3. Otorgar, como el caso lo demande, algún tipo de recompensa y estímulo: Muchas personas dejan de cooperar, porque no se les estimulo por el deber cumplido.

4. Hacer las modificaciones necesarias para mejorar la administración: El progreso es esencial para la verdadera existencia. Es necesario mejorar cada día; no hay razón para no mejorar en la administración de la iglesia.

Algunas fallas administrativas en la evaluación del personal

En todas las organizaciones, aun en las religiosas se observan anormalidades y a veces, hasta injusticias en la evaluación del personal. Cuando las normas de apreciación no están debidamente orientadas, ni se utiliza las técnicas apropiadas para evaluar a cada persona, se puede vagar desde un extremo hasta el otro; desde el favoritismo, hasta la subestimación.

El Dr. G. S. Odiorne presenta los dos aspectos con toda franqueza:

1. El efecto de aureola o sobre estimación: es la tendencia de colocar una aureola al empleado u obrero favorito, esto puede suceder por varias razones.

a) Efecto de actuaciones anteriores: Debido a que en el pasado, esta persona ha actuado bien, y se le califica como buena la actuación presente, sin estudiar a fondo la situación actual.

b) Compatibilidad: es sobre estimar la actuación y personalidad de aquellos que encontramos agradables, por encima de aquello que realmente merecen.

c) Efecto de lo reciente: un buen trabajo sobresaliente que se realizo en el tiempo de la evaluación deja desapercibido su deficiente actuación de todo el tiempo anterior.

d) Efecto de la fama y los títulos: a veces se juzga a la persona por sus antecedentes académicos sin observar lo que ha hecho realmente por la organización.

e) Efecto de no quejarse: se piensa que el que no se queja, ni dice nada, marcha admirablemente; pero casi siempre es todo lo contrario.

f) Efecto del punto ciego: este es el caso del jefe que no ve ciertos tipos de defectos porque son precisamente los suyos.

2. El efecto de hipercrítica o subestimación: esto es lo contrario al efecto aureola; es la tendencia a criticar y subestimar a los demás. Esto obedece a varias razones.

a) El jefe es un perfeccionista: se espera tanto que se califica a la gente por lo mas bajo.

b) El subalterno contradice al líder: hay personas que con razón y con las mejores intenciones, tienen una opinión contraria a la del jefe; motivo por el cual, este no les tiene buena voluntad.

c) El efecto de la asociación: a veces se da una calificación baja al individuo que se relaciona con personas no muy gratas; aunque en la realidad no hay motivos justos para devaluar la conducta del primero.

d) Efecto de los temperamentos: cada individuo posee su temperamento. Cuando el líder no esta informado sobre esos detalles de la personalidad no puede comprender a sus subalternos.

e) La comparación consigo misma: a veces se subestima a una persona porque no piensa ni actúa como nosotros.

Acción correctiva del control o evaluación

En un proyecto de un año, clasificado como proyecto a corto plazo, se hará una evaluación total al final del año; pero también se deberán aplicar estudios de análisis y control cada trimestre para estar enterados de cómo marcha todo.

La Administración Eclesial es una cadena interminable de proyectos

El pastorado es, quizá la más compleja de todas las profesiones. Puede tornarse aburrida y rutinaria; otras veces agotadora y desesperante. Una de las formas para salir de la rutina, es tomar el tiempo necesario para evaluar, pensar, idear y soñar.

El pensamiento va siempre adelante, abriendo la brecha, o por lo menos trazando el sendero que habrá de transitarse.

La vida se siente mas larga y cansada cuando no se divide en etapas. El hombre hace sus calendarios para fraccionar el tiempo; de igual manera en la iglesia debe haber una cadena de actividades; cada una con su programa por etapas y con un sistema periódico de control, para medir el progreso o el estancamiento.

Conclusión

Una mala acción, un paso mal dado, un problema no resuelto; aun el defecto mas pequeño puede incapacitar a la iglesia para seguir adelante. Al son de esta filosofía, se puede asegurar que un individuo mal encausado y con motivaciones ajenas y nocivas a la organización puede ser un eslabón débil en la cadena de nuestra administración.

La iglesia necesita de una buena administración; por lo que esta tarea requiere de conocimientos básicos e indispensables; para todo buen líder que esta al frente de una iglesia u organización, de manera que nos podamos presentar como buenos administradores que no tengamos de que avergonzarnos.

About these ads
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.248 seguidores

%d personas les gusta esto: