Acerca de estos anuncios
Inicio > Credos, Teología > Credo de Calcedonia

Credo de Calcedonia

El siguiente es el credo de Calcedonia. El Concilio de Calcedonia fue un concilio ecuménico el cual se realizo el 8 de octubre y 1 de noviembre del año 451 en Calcedonia, ciudad de Bitinia, en Asia Menor.

 

Nosotros, entonces, siguiendo a los santos Padres, todos de común consentimiento, enseñamos a los hombres a confesar a Uno y el mismo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, el mismo perfecto en Deidad y también perfecto en humanidad; verdadero Dios y verdadero hombre, de cuerpo y alma racional; cosustancial (coesencial) con el Padre de acuerdo a la Deidad, y cosustancial con nosotros de acuerdo a la Humanidad; en todas las cosas como nosotros, sin pecado; engendrado del Padre antes de todas las edades, de acuerdo a la Deidad; y en estos postreros días, para nosotros,y por nuestra salvación, nacido de la virgen María, de acuerdo a la Humanidad; uno y el mismo, Cristo, Hijo, Señor, Unigénito, para ser reconocido en dos naturalezas, inconfundibles, incambiables, indivisibles, inseparables; por ningún medio de distinción de naturalezas desaparece por la unión, más bien es preservada la propiedad de cada naturaleza y con currentes en una Persona y una Sustancia, no partida ni dividida en dos personas, sino uno y el mismo Hijo, y Unigénito, Dios, la Palabra, el Señor Jesucristo; como los profetas desde el principio lo han declarado con respecto a El, y como el Señor Jesucristo mismo nos lo ha enseñado, y el Credo de los Santos Padres que nos ha sido dado.

Acerca de estos anuncios
  1. Christhian Gabriel Domínguez Hernandez
    20 abril, 2009 en 6:46 am

    Estimado C. Salazar.

    Me alegro que personas que no siendo Catolicos busquen la verdad que nos hace libre, y el hecho de ver la historia de la fe, es algo loable, pues solo mediante el estudio de aquellos que nos han precedido en la fe en Cristo en el tiempo, podemos lograr llegar a la Verdad Plena.

    Por otro lado tambien hago una respetuosa observacion respecto al texto que trascribes sobre la definicion Dogmatica del Concilio de Calcedonia, el cual esta mutilado y no esta completo, pues dicho Concilio reconoce a Maria el titulo de “MADRE DE DIOS, que en el texto que expones no aparece, por lo que es necesario exponerlo de manera completa, por lo cual lo expongo en su integridad:

    CONCILIO DE CALCEDONIA, 451
    IV ecuménico (contra los monofisitas)
    Definición de las dos naturalezas de Cristo
    Siguiendo, pues, a los Santos Padres, todos a una voz enseñamos que ha de confesarse a uno solo y el mismo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, el mismo perfecto en la divinidad y el mismo perfecto en la humanidad, Dios verdaderamente, y el mismo verdaderamente hombre de alma racional y de cuerpo, consustancial con el Padre en cuanto a la divinidad, y el mismo consustancial con nosotros en cuanto a la humanidad, semejante en todo a nosotros, menos en el pecado [Hebr. 4, 15]; engendrado del Padre antes de los siglos en cuanto a la divinidad, y el mismo, en los últimos días, por nosotros y por nuestra salvación, engendrado de María Virgen, madre de Dios, en cuanto a la humanidad; que se ha de reconocer a uno solo y el mismo Cristo Hijo Señor unigénito en dos naturalezas, sin confusión, sin cambio, sin división, sin separación, en modo alguno borrada la diferencia de naturalezas por causa de la unión, sino conservando, más bien, cada naturaleza su propiedad y concurriendo en una sola persona y en una sola hipóstasis, no partido o dividido en dos personas, sino uno solo y el mismo Hijo unigénito, Dios Verbo Señor Jesucristo, como de antiguo acerca de Él nos enseñaron los profetas, y el mismo Jesucristo, y nos lo ha trasmitido el Símbolo de los Padres [v. 54 y 86].
    Así, pues, después que con toda exactitud y cuidado en todos sus aspectos fue por nosotros redactada esta fórmula, definió el santo y ecuménico Concilio que a nadie será lícito profesar otra fe, ni siquiera escribirla o componerla, ni sentirla, ni enseñarla a los demás.

    Agradezco tu atencion y deferencia respecto al mismo y me alegra que sigan buscando la verdad.

    Saludos en Cristo

    Me gusta

    • Paco Palomino.
      16 junio, 2014 en 6:54 am

      Estimado Christian Gabriel, yo también me siento muy contento que entre los católicos haya gente que busca la verdad. Solamente en su comentario acerca de la verdad plena, difiero un poco, pues la verdad plena es Cristo y solamente Cristo. Los que nos han precedido, han sido solamente hombres que han dado su parecer acerca de temas y controversias que surgieron en los primeros siglos de formación del Cristianismo, pero jamás alcanzaremos ninguna verdad estudiando sus escritos, a lo máximo, alcanzaremos sabiduría y conocimiento (si bien es verdad que en algunos casos confusiones y disputas personales no carentes de errores) pero la verdad SOLO CRISTO ES. Un hombre puede poseer ciertas dosis de verdad, pero solo Cristo es VERDAD.

      Con este comentario no espero faltarle al respeto ni mucho menos, simplemente como aclaración.
      Dios lo bendiga.

      Me gusta

  2. Carlos Chumbes Rojas
    5 enero, 2009 en 12:09 am

    Valioso documento en el cual se puede notar con mucha claridad la concepción correcta respecto al Padre y al Hijo. Es digno de destacar que en una época en que el oscurantismo campeaba, habían personas con mentes lúcidas para recibir la luz del Padre mediante su Escritura y su Santo Espíritu. Según esta declaración, Jesús es Hijo de Dios engendrado por Él desde la eternidad, y que al encarnarce, mantiene las dos naturalezas, las cuales no han sufrido alteración alguna cuando puso en ejecución el plan de salvación. Cristo nos salvó como Dios, y vivió como hombre. Ahora intercede en el cielo como Dios-Hombre en favor de los que le hemos aceptado como nuestro único y suficiente Salvador (Heb 4:14-16; 7:25). Que todos los creyentes recordemos tan actual y gloriosa verdad divina, para que al enfrentar al enemigo, seamos en Cristo mas que vencedores.

    Me gusta

  3. Carlos Chumbes Rojas
    4 enero, 2009 en 11:58 pm

    Valioso documento en el cual se puede notar con mucha claridad la concepción correcta respecto al Padre y al Hijo. Es digno de destacar que en una época en que el oscurantismo campeaba había personas con mentes lúcidas para recibir la luz del Padre mediante su Escritura y su Santo Espíritud. Según esta declaración, Jesús es Hijo de Dios engendardo desde la eternidad, y que mantiene las dos naturalezas, las cuales no han sufrido alteración alguna cuando puso en ejecución el plan de salvación. Cristo nos salvó como Dios, y vivió como hombre. Ahora intercede el cielo como Dios-Hombre en favor de los que le hemos aceptado como nuestro único y suficiente Salvador (Heb 7:25). Que todos los creyentes recordemos tan actua y gloriosa verdad divina.

    Me gusta

  1. 6 julio, 2010 en 9:56 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.786 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: