Inicio > Historia, Libros de la Biblia, Origenes Biblicos, Respuestas, Teología > La importancia de la Septuaginta

La importancia de la Septuaginta

14 diciembre, 2008 Deja un comentario Go to comments

La Septuaginta tuvo su origen en Alejandría, Egipto y fue traducida entre el 300 y el 200 AC. Usada ampliamente por los judíos helenísticos, esta traducción griega se produjo debido a que muchos judíos dispersados por el imperio comenzaron a perder su idioma hebreo.El proceso de traducción del hebreo al griego le permitió a muchas personas no judías echar una ojeada al judaísmo. De acuerdo a un documento antiguo llamado La Carta de Aristeas, se cree que entre 70 y 72 estudiosos judíos fueron comisionados durante el reino de Ptolomeo Philadelphus para llevar a cabo esta traducción. El término “Septuaginta” significa setenta en latín, y se le llamó así al texto para darle crédito a estos 70 estudiosos.

Muchos cristianos primitivos hablaban y escribían griego, por tanto se dejaban llevar por la Septuaginta para la mayor parte de su entendimiento del Antiguo Testamento. El Nuevo Testamento también fue influenciado por la Septuaginta ya que la mayor parte de las citas del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento son citas directas de la Septuaginta (también hay citas de los textos hebreos. Los padres griegos de la iglesia cristiana también son conocidos por citar la Septuaginta. Hoy día, la Iglesia Ortodoxa Oriental también basa sus enseñanzas del Antiguo Testamento en la Septuaginta. Algunas traducciones modernas de la Biblia también usan la Septuaginta junto a textos hebreos como su recurso.

Septuaginta ¿Qué contiene?

La Septuaginta contiene los 39 libros del canón del Antiguo Testamento así como algunos libros apócrifos. El término “Apócrifa” fue acuñado por el estudioso de la Biblia del siglo quinto, Jerome, y generalmente se refiere a un grupo de antiguas escrituras judías escritas durante el período del último libro de las Escrituras Judías, Malaquías, y la llegada de Jesús Cristo. Los libros apócrifos incluyen a Judith, Tobit, Baruc, Sirac (o Eclesiástico), la Sabiduría de Salomón, 1 y 2 de Macabeos, los dos libros de Esdras, anejos al libro de Ester, anejos al libro de Daniel, y la Oración de Manases.
Los libros apócrifos fueron incluidos en la septuaginta por motivos históricos y culturales pero no han sido reconocidos como canónicos (inspirados por Dios) por los judíos ortodoxos o los cristianos protestantes. Muchos maestros de la reforma hacen notar que los escritores del Nuevo Testamento nunca citan los libros Apócrifos y que la Apócrifa nunca fue considerada parte de la escritura canónica judía. Sin embargo, los Católicos Romanos y las iglesias Ortodoxas incluyen la Apócrifa en su Biblia (con la excepción de los libros de Esdras y la Oración de Manases)

Bibliografía:

Septuaginta y Confiabilidad

About these ads
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.347 seguidores

%d personas les gusta esto: