Skip to content

25 Bases Apologéticas

3 octubre, 2007
INTRODUCCION
Usted habrá escuchado a alguien alegando que la Biblia sólo debe ser utilizada como una fuente de aportación teológica, nunca como una fuente confiable para intentar explicar los procesos físico-químicos de la naturaleza. Estas personas alegan que las Escrituras son una rica fuente de información normativa, moral, teológica, religiosa, inspiracional, etc. Ellos no dan cabida a la posibilidad de que la Biblia, lo que los cristianos alegamos es la Palabra de Dios, pueda contener informaciones que puedan ni remotamente armonizar con la ciencia. Sin embargo, y en abierta oposición a muchos científicos que han alzado sus voces para aseverar estos alegatos, la Biblia misma alega ser toda “Inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia…” 2 Timoteo 3:16.
¡Si la Biblia es inspirada por Dios como se dice, pero por el otro lado contiene “errores” y “equivocaciones”, la misma quedaría invalidada como Palabra de Dios! Entonces, sin más preámbulos, sometamos la Biblia, las Sagradas Escrituras, a una prueba. Sea usted el jurado de si la Biblia es consistente con la ciencia. Si no lo es, si contiene algún error, alguna inconsistencia con la ciencia, entonces le concedo todo el derecho de no confiar en ella. Mas recuerde que por miles de años la Biblia contuvo las informaciones que más adelante presentaremos, sin embargo al “hombre de ciencia” le ha tomado miles de años para, por fin, darse cuenta de que lo que recién descubren ya ha sido patentado en un libro llamado la Biblia. “Destruiré la sabiduría de los sabios (científicos), y desecharé la inteligencia de los inteligentes. ¿Dónde está el inteligente? ¿Dónde está el científico? ¿No ha quedado enloquecida la sabiduría de ellos? 1 Corintios 1:19-21 (Nueva Versión Internacional)
1) Armonía en el hombre:
El libro de Génesis dice que el hombre fue lo último que Dios creó, y que además fue lo más asombroso de toda su creación. Pues la ciencia concuerda en un 100 % con esta declaración. La ciencia ha comprobado que el hombre es la criatura más perfecta de todas las especies. Los científicos han gastado millones de millones de dólares tratando de probar lo contrario a la declaración bíblica, nada más que para darse cuenta de que están equivocados. Existe una declaración bíblica que los científicos han intentado probar errónea desde antaño. “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo…” Génesis 2:7. Los científicos han invertido una fortuna en investigaciones y experimentos tratando de demostrar esta declaración como falsa. No obstante, hasta hoy no han sido capaces de encontrar ningún ingrediente en el cuerpo humano que no pueda ser encontrado en el polvo. La mayoría de las personas miran el polvo como algo fastidioso y sucio. Sin embargo, si el polvo no existiera la cantidad de agua que cae sobre la tierra sería drásticamente reducida. Tendríamos una gran cantidad de niebla dominando una gran parte del mundo la mayor parte del día. La vegetación se reduciría radicalmente debido a la falta de lluvia y sol causado por el dominio de la niebla. No tendríamos más cielos azules sino cielos negros. Las preciosas puestas de sol quedarían reducidas a cero y las salidas del sol fueran desconocidas. Los rayos del sol serían reducidos considerablemente y por tanto la vida animal y vegetal en el planeta sería mucho más difícil. En Génesis 2:7 leemos que Dios creó al hombre a partir del barro de la tierra: “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente.” Génesis 2:7 Expongamos lo que dice la ciencia más moderna sobre los elementos que componen el cuerpo de los seres humanos: “Los elementos que forman parte de los seres vivos reciben el nombre de bioelementos o elementos biogenésicos. Si analizamos la composición de los seres vivos se pueden apreciar a lo menos unos 70 bioelementos de los cuales unos 20 son imprescindibles para la vida. Los bioelementos se clasifican en: Bioelementos primarios: Son aquellos que se encuentran en proporción igual o superior al 1% del peso total del cuerpo. Pertenecen a este tipo: el carbono( C ) el oxígeno ( O ) , el Hidrógeno ( H ) , el Nitrógeno ( N ) , el Calcio ( Ca ) y el Fósforo ( P ). Bioelementos secundarios: Son aquellos cuya concentración en las células es entre 0.05 y 1 %, también reciben el nombre de microelementos. Entre ellos se encuentran: el sodio ( Na), el Potasio ( K ), el Cloro (Cl), el Magnesio ( Mg), y el Azufre (S). Oligoelementos: Son aquellos que se encuentran representados por átomos cuya concentración celular es menor que 0,05 %. Entre ellos se encuentran: el Fierro ( Fe), el Cobre (Cu), el Manganeso (Mn), el Fluor (F), el Zinc ( Zn), el Molibdeno ( Mb), el Boro (Bo), el Silicio (Si), el Cobalto (Co) el Yodo ( I ) y el Selenio ( Se). Estos elementos son llamados también elementos trazas por la baja concentración en que se encuentran. Todos estos elementos se encuentran o forman parte de la tierra en que vivimos y por lo tanto la frase bíblica, en su simplicidad, es científica y literalmente correcta: ¡Fuimos formados de la tierra!” “Toda carne perecerá juntamente, y el hombre volverá al polvo” Job 34:15
2) La lava
En el libro de Job la Biblia declara: “De la tierra nace el pan, y debajo de ella está como convertida en fuego.” Job 28:5. Esta declaración está contenida en un libro que fue escrito hace más de 3,800 años y sostiene que debajo de la tierra, o sea en su corazón, existe un fuego que la convierte. La ciencia ha descubierto que la corteza de la tierra tiene un grueso de 5 a 30 millas solamente. Debajo de esa corteza existen unas 7,000 millas de materia fundida, como un plástico que se colocara sobre el fuego. Eso es lo que usted ve que sale de los cráteres de los volcanes: o sea la tierra “debajo” “está convertida en fuego”, la lava o el magma no es nada nuevo pues Dios lo declaro en su palabra. Si pudieras viajar hasta el centro de la tierra, te darías cuenta de que se va haciendo más y más caliente a medida que te adentras. El calor se produce de manera natural, mediante la descomposición de elementos radioactivos. En el manto de la Tierra está lo suficientemente caliente como para derretir la mayoría de las rocas. A la roca derretida se le llama magma. El magma está tan caliente que brilla en color blanco, tanto que, ¡necesitarías anteojos oscuros para poder verla! Si fluye hacia un área subterránea que es menos caliente, se enfría y se hace amarillo, luego cambia a intensidades diversas de rojos. A medida que se enfría lentamente, los minerales se cristalizan para formar las rocas ígneas intrusivas, como el granito. Si el magma encuentra una grieta en la Tierra y asciende hasta la superficie, se le llama lava , la cual se enfría para formar a las rocas ígneas extrusivas, como el basalto.
3) Biología
“E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre al tierra según su especie.” Génesis 1:25.
Por cientos de años los científicos sostuvieron que una especie de animal de alguna forma se cruzaba con otras especies para formar nuevas especies. Sin embargo, ha sido demostrado que esta teoría es irrisoria, imposible e improbable. Cada especie tiene un número de cromosomas que se perpetúan por sí mismas y NO pueden ser entrecruzadas con otras especies.
4) Armonía en que “no toda carne es igual” (1 Corintios. 15:38-39)  
38 pero Dios le da el cuerpo como él quiso, y a cada semilla su propio cuerpo. 39 No toda carne es la misma carne, sino que una carne es la de los hombres, otra carne la de las bestias, otra la de los peces, y otra la de las aves.
El Apóstol Pablo declara que no toda carne es igual y nos menciona cuatro tipos diferentes de carnes: carnes de hombre, bestias, peces y aves. En la historia de la “ciencia”, los científicos siempre creyeron que toda carne en gran proporción era básicamente igual. Ellos concluían que todas las células eran idénticas. Con la invención del microscopio electrónico, la ciencia comenzó a investigar las células. Se dieron cuenta que las células difieren radicalmente en estructura, composición química, métodos de consumo, reproducción y propósito. Un pedazo de carne puede ser analizado hasta lo suficientemente como para brindar la especie del ser al que pertenece. Usted se sorprenderá de que ¡la ciencia moderna ha dividido la carne en 4 tipos! : Hombre, bestia, pez y aves.
5) “La vida está en la sangre” Levíticos 17:11-14
17:11 Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.
A través de la historia los “hombres inteligentes y de ciencia” creyeron que la sangre era la que cargaba las enfermedades en vez de la vida misma del cuerpo. El primer presidente de Estados Unidos, George Washington murió por la limitación de la ciencia ante el entendimiento de esta verdad declarada en la criticada y enjuiciada Biblia. Los “mejores científicos del mundo” de ese entonces no entendían esa verdad y a lo que recurrían era a sacar la sangre del enfermo para así deshacerse de la fuente de la enfermedad. Pues no hace sino 100 años cuando los científicos descubrieron que la vida depende de la nutrición del cuerpo, el cual a su vez es nutrido por la sangre. Recuerde, ¡Levíticos fue escrito hace más de 3,500 años! Una de las funciones de la sangre es proveer nutrientes (oxígeno, glucosa), elementos constituyentes del tejido y conducir productos de la actividad metabólica (como dióxido de carbono). La sangre también permite que células y distintas sustancias (aminoácidos, lípidos, hormonas) sean transportados entre tejidos y órganos.La fisiología de la sangre está relacionada con los elementos que la componen y por los vasos que la transportan, de tal manera que:Transporta el oxígeno desde los pulmones al resto del organismo, vehiculizado por la hemoglobina contenida en los glóbulos rojos. Transporta el anhídrido carbónico desde todas las células del cuerpo hasta los pulmones. Transporta los nutrientes contenidos en el plasma sanguíneo, como glucosa, aminoácidos, lípidos y sales minerales desde el hígado, procedentes del aparato digestivo a todas las células del cuerpo. Transporta mensajeros químicos, como las hormonas. Defiende el cuerpo de las infecciones, gracias a las células de defensa o glóbulo blanco. Responde a las lesiones que producen inflamación, por medio de tipos especiales de leucocitos y otras células. Coagulación de la sangre y hemostasia: Gracias a las plaquetas y a los factores de coagulación. Rechaza el trasplante de órganos ajenos y alergias, como respuesta del sistema inmunitario. Homeostasis en el transporte del líquido extracelular, es decir en el líquido intravascular.
6) Armonía e idoneidad de “la circuncisión”
“Circuncídense, pues, la carne de vuestro prepucio.” Génesis 17:11 y 12. Este mandamiento le fue dado al Pueblo de Dios por varias razones que para el pueblo eran desconocidas, pero no para Dios.La principal y la que más compete a nuestra presentación es la razón sanitaria o de limpieza. Una mujer está más propicia a desarrollar cáncer en la cerviz si su esposo no está circuncidado. El problema está en que bacterias escondidas debajo de la piel del hombre pueden ser transmitidas a la mujer durante las relaciones íntimas. Esto fue establecido recientemente observando a las mujeres judías cuyos maridos se encontraban circuncidados contra otras no judías cuyos maridos no lo estaban. Traducido del inglés: viernes, 23 de febrero, 2007Circuncidarse podría reducir el riesgo de los hombres de contraer VIH, según un estudio llevado a cabo en África.”Nuestro estudio muestra que los hombres circuncidados tenían 53 por ciento menos infecciones de VIH que los hombres no circuncidados”, afirmó en una declaración preparada el autor principal del estudio Robert Bailey, profesor de epidemiología de la Universidad de Illinois en Chicago (UIC).Para el estudio, que fue publicado en la edición del 24 de febrero de The Lancet, los investigadores dieron seguimiento a un grupo de 2,784 hombres no circuncidados VIH negativos de 18 a 24 años de edad durante dos años.Los hombres vivían en Kisumu, Kenya, donde se calcula que el 26 por ciento de los hombres no circuncidados están infectados de VIH para los 25. La mayoría de hombres eran Luo, un grupo que no practica la circuncisión tradicionalmente.Los investigadores asignaron a la mitad de los hombres a circuncisión voluntaria y la otra mitad no se practicó la circuncisión durante el estudio. Los participantes recibieron de forma gratuita evaluaciones y asesoría de VIH, atención médica, prueba y tratamientos para infecciones de transmisión sexual, condones y consejería conductual durante las evaluaciones periódicas del estudio. Cuarenta y siete de los 1,391 hombres no circuncidados contrajeron VIH durante el estudio de dos años, frente a 22 de los 1,393 hombres circuncidados.
7) Botánica – Clasificación de las plantas
La Biblia menciona más de 250 plantas, flores y arbustos sólo en el Antiguo Testamento. Históricamente hombres de gran renombre tales como Plutarco, Platón, y Aristóteles se encuentran entre los más prominentes botánicos, pero sus trabajos hoy no permanecen sino como curiosos trabajos de hombres de “Ciencia”, pero llenos de errores. Por cientos de años los botánicos clasificaron las plantas a través del sistema linear de las flores que producían. Sin embargo, este sistema fue descartado hace mucho tiempo y hoy día las plantas son clasificadas de acuerdo a sus semillas. Asombrosamente Moisés clasificó las plantas sujeto al mismo método que los “científicos” les tomó siglos para comenzar a implementar. Los botánicos consideran que la Biblia ¡NO CONTIENE UN SOLO ERROR EN EL ÁREA DE LA BOTÁNICA! Génesis 1:11 Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.Génesis 1:12 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno.Deuteronomio 22:9 No sembrarás tu viña con semillas diversas, no sea que se pierda todo, tanto la semilla que sembraste como el fruto de la viña.
8) La Biblia en el área de la salud y la bacteriología
Libro de LevíticosLas leyes médicas y sanitarias que Moisés implantó en el pueblo israelí eran súper avanzadas para su tiempo. Estas leyes debieron haber provenido de una fuente más avanzada que los israelitas de esos tiempos. Por ejemplo, si comparamos las costumbres y creencias de los antiguos egipcios y babilonios con las de los hebreos de los tiempos de Moisés, nos daremos cuenta del gran avance del ser que les proporcionó las leyes a los hebreos. El libro de Levíticos enumera una lista de animales, peces, aves e insectos que los israelitas no debían comer. No fue hasta hace unos 100 años cuando se descubrió que muchas enfermedades son causadas por gérmenes que se propagan por el contacto de una persona en contacto con la que ya está infectada. Ahora se sabe que los animales, etc. que Dios prohibió a su Pueblo están sujetos a infecciones parasitarias y solamente es seguro consumirlos si han sido alimentados apropiadamente y sin han sido bien cocinados antes de ingerirlos. ¡Y aún más!…El ciclo de tiempo digestivo de estos animales, a los cuales la Biblia llama “animales que no eran limpios”, es insuficiente para destruir las impurezas parasitarias antes de que la comida consumida se convierta en carne. Por otra parte, los animales que Dios permitió se consumieran son todos considerados por la ciencia moderna como los más seguros y médicamente recomendables. Los insectos que Dios permitió que se consumieran aún son consumidos en ciertas regiones de la tierra tanto como hoy consumimos res en el Oeste.
9) La Biblia y las medidas sanitarias
Moisés instauró leyes sanitarias tan modernas que son comparables con las de hoy. La historia del hombre está repleta de situaciones en las que una “plaga” diezmó la población. Estas plagas no eran más que el resultado de medidas sanitarias mal instauradas o no instauradas en lo absoluto. En una de estas plagas en Europa, después de intentarlo todo, los “científicos de la época” recurrieron a los métodos del Antiguo Testamento y ¡dentro de 5 meses la epidemia había sido controlada! En Deuteronomio 23:12-14 vemos instrucciones para el desecho de la materia fecal enterrándola. Otras fueron dadas para la higiene personal las cuales estaban y siguen estando por encima de las usadas en otros países contemporáneos. Esto lo vemos cuando se recomendaba el aislamiento o la segregación de los infectados mientras se daba tratamiento a la enfermedad de que padecían.
10) La Biblia y los códigos de leyes

Las leyes de Moisés forman las bases de los sistemas legales usados hoy día en todos los países libres. No obstante a que otras grandes civilizaciones tuvieron códigos de leyes similares al de Moisés, los mismos ni se acercaban en justicia y equidad a aquellas proporcionadas en el Pentateuco, los primeros 5 libros de la Biblia.
11) La Biblia y la agricultura
En el capítulo 25 del libro de Levíticos, se decretó que todas las tierras cultivadas por los israelitas debían descansar cada 7mo año. A primera vista pareciera que este decreto divino fuera inapropiado, especialmente tomando en consideración la gran necesidad de comida. Sin embargo, la agricultura moderna sabe que esta fue una medida más que apropiada. Después de 1 año de descanso la tierra estaba descansada y lista para producir en abundancia. Cuando no se toma la medida que Dios ordenó a su pueblo, la tierra llega a un punto tal que deja de producir. Esto es más evidente en las grandes plantaciones donde se ha talado el bosque y otro tipo de vegetación para plantar más.
12) La física – La Ley de la Termodinámica
En Génesis 2:1 y 2 leemos: “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos”. Por otra parte en Hebreos 4:3 leemos: “Las obras suyas (de Dios) estaban acabadas desde la fundación del mundo”. La frase “y todo el ejército de ellos” (en versiones más recientes “y todo lo que hay en ellos”) en Hebreo tiene el significado de “todo lo que había” o “todo lo que se encontraba”. Tanto el escritor de Génesis, como el escritor de Hebreos dan fe del hecho de que nada ha sido agregado al universo, ya que todo fue “terminado” en el momento mismo de su origen. Los registros históricos nos muestran que el concepto que el hombre tenía del universo nunca se consideró la última palabra, sin embargo se creía que había una creación continua de seres vivientes y la desaparición de otras cosas hacia la nada. En el siglo 19, un científico Judío, Albert Einstein, formuló las Leyes de la Termodinámica, y Einstein agregó que esas leyes eran “irrevocables” (Irrevocables significa que estas leyes no podían ser cambiadas o dejadas sin efecto. En otras palabras, estas leyes postulaban principios absolutos ¡y ahí terminaba el asunto!).
La PRIMER LEY DE LA TERMODINÁMICA se conoce también como la Ley de la Conservación de la Masa y la Energía. Esta ley es considerada como la más importante y básica de todas las leyes de la física. Esta ley establece que la “suma total de toda la energía del universo permanece constante; pero que una forma de energía puede ser convertida en otra forma de energía. La forma, el tamaño, etc. pueden ser cambiados, pero la suma total de la masa NO PUEDE ser cambiada” (Enciclopedia Británica. 1998.) En palabras sencillas esta ley dicta lo siguiente:
LA ENERGÍA NO PUEDE SER CREADA NI DESTRUIDA Esta ley enseña que no ha habido creación ni destrucción de materia o energía en ningún lugar del universo, y que el universo se encuentra funcionando con la misma materia y con el mismo poder o energía con el que comenzó. Recuerden que esta ley es la más básica e importante en toda la física. La Biblia, es un tratado científico y nos sirve para entender con precisión el mundo natural. ¡Desde hace miles de años, esta misma gran verdad ha existido! “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos”. “Las obras (incluyendo la materia y la energía) suyas (de Dios) estaban acabadas desde la fundación del mundo”. Génesis 2:1,2 y Hebreos 3:2. ¡Asombroso!
13) Física – La 2da Ley de la Termodinámica, la Ley de la Descomposición o de la Decadencia.
En Hebreos 1:10-11 leemos “Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, más tú permaneces; y todos ellos se envejecerán como una vestidura.” (Para notar consistencia entre diversos autores bíblicos, ver además Gen. 3, Isaías 51, Salmo 102:25-26 y Romanos 8:20-22. A lo que estos autores hacen referencia cuando dicen que la materia, las cosas tangibles, “envejecerán como una vestidura”, es a que la materia, las cosas físicas se descompondrán o sufrirán decadencia al pasar el tiempo. Estos escritores bíblicos presentan al universo en una situación de deterioro constante a partir de su situación inicial perfecta. La primera indicación que la ciencia tuvo de que el universo se estaba “poniendo viejo” y de que se estaba “gastando” (Ver Many infallible Proofs (Muchas pruebas infalibles), por los doctores Morris, 1995.), fue cuando esta 2da Ley de la Termodinámica fue formulada.
RECUERDEN QUE ESTAMOS USANDO LA BIBLIA COMO ¡FUENTE DE REFERENCIA CIENTIFICA! De hecho, estamos demostrando que “nada es nuevo bajo el sol”, que la ciencia moderna no está más que ¡descubriendo lo que la Biblia ha enseñado por miles de años! Esta Segunda Ley establece que la cantidad total de energía útil se está reduciendo a un grado tal que ya la energía se está convirtiendo en energía inservible, y lo más importante de todo, que esta “transformación” es ¡”irreversible o irrevocable”. Para entender mejor la importancia del concepto de esta ley, hay unos ejemplos sencillos: Esta ley es la responsable de que una máquina no pueda ser construida con una eficiencia de un 100 % y de que el movimiento perpetuo de la máquina sea algo imposible de obtener. Sin embargo, recuerden que la Biblia, repetidas veces, también habla de una intervención sobrenatural del Creador en la Creación. El destruirá la creación presente y creará una nueva. “Cielos nuevos y tierra nueva”. Estos continuarán y nunca se gastarán, quizás porque Dios reorganizará el proceso de reciclaje de la energía que explicamos existía antes del Diluvio de Noé. Apocalipsis 21:1, Isaías 65:17 y 66:22 y 2da de Pedro 3:13.
14) Física – La 3ra Ley: La Ley de la Causa y Efecto
En pocas palabras esta ley establece que la Causa siempre debe ser mayor que el Efecto. Si tú empujas una pared y eres capaz de derribarla, entonces tu fuerza (la Causa), debe ser mayor a la fuerza de resistencia que la pared te ofrece (el Efecto). En Génesis 1:1, la Biblia nos dice cómo Dios (la Causa) creó la Creación (el Efecto). Por tanto Dios es mayor que su creación. Si del “Big Bang” apareció la inteligencia, esta ley mantiene que la Causa del Big Bang debió ser más inteligente que su Efecto, nosotros! (Ups! – ¡Otro problemita para que los Evolucionistas resuelvan!). 2ª Crónicas 6:18, Nehemias 9:6Isaías 40:12 ¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados?40:13 ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?Isaías 40:14 ¿A quién pidió consejo para ser avisado? ¿Quién le enseñó el camino del juicio, o le enseñó ciencia, o le mostró la senda de la prudencia?Isaías 40:15 He aquí que las naciones le son como la gota de agua que cae del cubo, y como menudo polvo en las balanzas le son estimadas; he aquí que hace desaparecer las islas como polvo.Isaías 40:22 El está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar.
15) “El Universo fue creado a partir de cosas invisibles”
En Hebreos 11:3 leemos: “Por la fe entendemos que el universo fue fundado por la palabra de Dios, de modo que las cosas que se ven fueron hechas de las cosas que no se veían”. (Ver además Colosences 1:17 y Nehemías 9:6.) La palabra “cosas” es usada en el lenguaje griego para describir lo “más pequeño y diminuto” “lo más elemental” “las partes más básicas de algo”. Estos versos nos enseñan que “todas las cosas” se mantienen y se sostienen por el poder inherente puesto en ellas. “De modo que las cosas que se ven fueron hechas de las cosas que no se veían”. En otras palabras, el material del universo, en su estado más básico realmente no es físico, si no que está compuesto por “cosas invisibles” “cosas que no se pueden ver”, según otras versiones. Los hombres de “ciencia” del pasado han intentado razonar y pensaban que las cosas visibles habían sido hechas de otras cosas visibles y que estas cosas podían ser explicadas completa y fielmente en términos de leyes mecánicas y otros modelos. No obstante, en el Siglo 20 ha habido una explosión del conocimiento (Por favor, ver Daniel 12:4, y lea el versículo completo 2 ó 3 veces), y se ha descubierto, gracias a la física atómica, una pequeña galaxia de partículas girando alrededor de un núcleo. La distancia de estas partículas giratorias al núcleo es de !aproximadamente la misma distancia o radio de la tierra al sol! En otras palabras, el átomo en su mayoría está compuesto de espacio, y la materia está compuesta de átomos. Por tanto, el hombre en su mayoría está compuesto de espacio o ¡substancias no-físicas!.
¡LA MATERIA EXISTENTE EN UN CUERPO HUMANO EN REALIDAD ES MENOR QUE LA CABEZA DE UNA AGUJA! No es hasta recientemente cuando los científicos se han dado cuenta de que toda la materia se mantiene unida por atracción (fuerza de cohesión), y por energía. O sea por “cosas que no se ven”. La ciencia cada día descompone más y más el átomo y la tendencia luce presentar el dilema de que en realidad ¡nada es físico o tangible, si no energía! POR FAVOR CONSIDERE ESTA ESCRITURA BIBLICA: “Cristo es la imagen visible de Dios, que es invisible; es su Hijo primogénito, anterior a todo lo creado. En él (Cristo) Dios creó todo lo que hay en el cielo y en la tierra, tanto lo visible como lo invisible, así como los seres espirituales que tienen dominio, autoridad y poder. Todo fue creado por medio de él y para él. Cristo existe antes que todas las cosas, y por él se mantiene todo en orden”. Col. 1:16 Sólo esta declaración, al ser comparada con las primeras Leyes de la Termodinámica debería ser razón como para que si algún lector de estas letras no creía en Dios, ahora tenga más que razón suficiente para creer en El.
16) La Biblia y la Meteorología. El ciclo de evaporación del agua
En Job 36:27- 28 la Biblia nos dice: “Él (Dios) reduce las gotas de las aguas, al derramarse la lluvia según el vapor; las cuales destilan las nubes, goteando en abundancia sobre los hombres.” Versión Antigua Reina – Valera. El diccionario de la Real Academia Española define el verbo “destilar” como el “proceso de separar por medio del calor, en alambiques u otros vasos, una substancia volátil de otras más fijas, enfriando luego su vapor para reducirla nuevamente a líquido.” Este es el proceso usado para la destilación del ron usado en algunos países, tales como República Dominicana y Puerto Rico. Note lo asombroso de esta declaración. Lo que esto implica es que estos autores de la antigüedad ya conocían el principio básico del ciclo del vapor de agua. Ahora note otra asombrosa declaración en la Biblia – ¡el Libro que no contiene errores!: “Los ríos todos van a la mar, y la mar no se hinche (llena), al lugar de donde los ríos vinieron, allí tornan (regresan) regresan para correr de nuevo.” Eclesiastés 1:7. Versión Antigua Reina – Valera. Palabras en paréntesis mías. Lo que este pasaje bíblico declara es que el agua en la tierra sigue el proceso siguiente:
1) los ríos se vacían en el mar.
2) las gotas de agua subsecuentemente se convierten en vapor, siguiendo el proceso de “destilación” antes mencionado.
3) el agua una vez evaporada y colectada en las nubes tiende a precipitarse y regresa a los ríos “para correr de nuevo” el mismo ciclo.
Ustedes se sorprenderán de saber que esto fue escrito cientos de años antes de que la cultura griega apareciera. Sin embargo, la ciencia de hoy día acredita a Aristóteles con ser el primero en comprender el ciclo de evaporación/condensación del agua que produce la lluvia. Y lo que resulta aún más asombroso es que no fue hasta los años 1900s cuando se descubrió que lo que producía la formación de las nubes era el ciclo de expansión y enfriamiento del aire que se elevaba de los lagos, ríos y mares. ¡No fue hasta los años 1900s cuando este hecho científico, el cual la Biblia declaró desde hace casi 4,000 años, se ha convertido en un hecho ¡científicamente aceptado!
17) La Biblia y la Meteorología. La circulación del aire
Job 28:24-25: “Porque él (Dios) mira hasta los fines de la tierra, y ve debajo de todo el cielo. Al dar peso al viento, y pone las aguas por medida”. Job 37:9 dice: “Al (hacia el) sur viene el torbellino, y el frío (viene) de los vientos del norte.” Eclesiastés 1:6-7: “El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros torna el viento de nuevo.” Las tres citas tomadas de la Antigua Versión King James. La palabra “Sur” usada en el libro de Job tiene el mismo uso que la palabra “sur” usada por Salomón en Eclesiastés. “El viento tira hacia el sur, y rodea al norte”. Por otro lado, la palabra “peso” (Job 28:25) en Hebreo significa un peso que puede ser calculado. Ahora, poniendo estos conceptos claros, noten lo imponente de lo que escribieron estos hombres:
1. que el viento tiene peso; o sea, que el aire puede ser pesado. Pero hasta Galileo Galilei en el año 1630, ¡ningún científico sabía que el aire tuviera peso!
2. que el viento viene del norte.
3. finalmente, que el viento tiene un curso circular en su trayectoria.
Hace apenas 114 años que los científicos, descubrieron que existían corrientes de aire o de viento. Hoy día, a través del uso de globos que llegan a gran altitud, los científicos son capaces de observar que el aire tiene una trayectoria con un modelo específico. Es gracias a esta trayectoria, más o menos previsible, que hoy vemos a los meteorólogos predecir el tiempo atmosférico. La próxima vez que usted se encuentre observando pronósticos del tiempo en la televisión, fíjese que éste es el método usado por los científicos para saber donde ha de llover, dónde hará frío, etc. La ciencia moderna ha descubierto que el aire cálido se eleva en el Ecuador, entonces fluye hacia los polos, donde se enfría, y entonces cae a la superficie de la tierra, donde vuelve a fluir hacia el Ecuador, y continúa el mismo ciclo una vez más. ¡Pero aún hay más! El barómetro (instrumento que sirve para determinar la presión atmosférica) fue inventado en el siglo 17. No fue hasta entonces que se comenzó a pesar y a medir el aire (viento). Sin embargo, estos dos grandes héroes de la antigüedad, Job y Salomón, hace alrededor de 3,000 años establecieron principios que a los mismos científicos que hoy dicen no creer en la autenticidad e infalibilidad de la Biblia les ha tomado siglos para descubrir.
18) Armonía entre la Biblia y la Ornitología (zoología – aves) y la Aerodinámica
En Isaías 40:31 la Biblia declara: “Mas los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán las alas como águilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán.” Versión Antigua Reina – Valera. Este pasaje bíblico sirve de aliciente a los verdaderos cristianos. ¡Qué maravillosa promesa! Sin embargo, aquí hay una declaración que hizo a los “sabios de décadas pasadas burlarse de la fidelidad de la verdad contenida aquí. El pasaje declara que las águilas poseen la habilidad exclusiva de ¡volar con sus alas en una posición tal que no se cansan! En los túneles de viento de la universidad de Oklahoma se descubrió exactamente la misma verdad científica que declara Isaías 40:31. Mientras conducían investigaciones aerodinámicas durante la primavera del 1971, los investigadores de la Universidad de Oklahoma descubrieron que las águilas tienen seis plumas con unos espacios o ranuras en las puntas las cuales se curvan hacia arriba mientras planean o vuelan. Las medidas tomadas indicaban que estas ranuras en las plumas que se curvan hacia arriba reducen el tamaño del vórtice que emana de la punta de cada ala. Este fenómeno a su vez hace que la resistencia al avance se reduzca (fricción – resistencia de las alas contra el aire). Esto les permite a las águilas volar o planear distancias asombrosas aprovechando las corrientes de aire sin la necesidad de batir sus alas. 2,760 años después de que el profeta Isaías escribió esta asombrosa verdad, la “ciencia” ha tropezado ¡conque la Biblia tenía razón!
19) Meteorología Los Relámpagos
Los relámpagos causan la lluvia. En el libro de Job leemos: ¿Quién repartió conducto al turbión (aguacero) y camino a los relámpagos y truenos, haciendo llover sobre la tierra deshabitada, sobre el desierto, donde no hay hombre, para hartar la tierra desierta e inculta, y para hacer brotar la tierna hierba? Job 38:25-27 Les ruego encarecidamente a nuestros ávidos y sabios lectores que recuerden que estamos citando palabras que la Biblia atribuye a Dios mismo cuando se le apareció a Job en forma de un torbellino. Recuerden que si la Biblia se equivoca en algo de lo que Dios dijo a Job y sus amigos en estos últimos capítulos del libro de Job, entonces o la Biblia no es la Palabra de Dios, o el Dios de que habla la Biblia no es el Dios Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente en el cual creemos. En otras palabras, las implicaciones favorables a nuestra fe al encontrarnos con declaraciones científicamente imperfectas, hoy día, en el siglo 21, después de 3,500 años de investigaciones y descubrimientos, son inmensurables y pasmosas.Aquí se declara que los relámpagos son los que causan la caída de las lluvias hacia el suelo donde el hombre no vive. El texto también habla del “camino a los relámpagos” para hacer llover. No fue hasta el 1930 que se usaron cámaras de alta velocidad (100 millas por hora) para fotografiar los relámpagos. Cuando redujeron la velocidad de la película tomada, se descubrió que antes de que ocurriera la aparición de la luz del relámpago (destello), seguida por el estruendo del trueno, ocurría lo que los científicos llamaron, “el líder”, el cual precede al destello. Este fenómeno meteorológico llamado “líder” no es más que una especie de “sondeo” o “determinación” del camino o la trayectoria que el destello y el rayo han de seguir. ¡Este “líder” es una señal eléctrica débil enviada a la tierra antes de que el destello y el rayo procedan para abrir trilla a los mismos (Ahora vuelva a leer el texto en Job 38:25-27). Este “líder”, “sondeo” o “investigación” proporciona el camino o la trayectoria que la energía o descarga eléctrica han de seguir en su viaje hacia la tierra desde las nubes, a la vez que crea un balance entre las partículas positivas y negativas de las nubes. Fue a partir de este descubrimiento cuando los meteorólogos comenzaron a entender el porqué de las descargas eléctricas ocurridas antes del inicio de las lluvias. Recuerden que las nubes, las cuales están cargadas de gotitas de agua, no se forman hasta que no haya humedad en el aire. Por supuesto, estas gotitas de agua aún están muy lejos de ser gotas como las que usted y yo vemos caer del cielo cuando llueve. Se necesita casi un millón de esas gotitas para formar una gota de las caídas en la lluvia. Sin embargo, a través de investigaciones realizadas, los científicos se han dado cuenta de la causa por la que los relámpagos preceden a la lluvia. Los radares han sido la clave en este descubrimiento. Los radares no mostraban la existencia de gotas de agua grandes en las nubes antes de la ocurrencia del relampaguear.
No obstante, después de las descargas eléctricas, entonces los radares leían que las nubes de repente sí contenían gotas de agua grandes. Cuando usted se encuentre viendo el pronóstico del tiempo, fíjese en algunas imágenes del radar que muestran colores en las nubes. Estos colores muestran la densidad del agua contenida en las nubes. Los experimentos en los laboratorios demuestran que las gotitas de agua se combinan para formar gotas de lluvia cuando las descargas eléctricas pasan a través de ellas. Las descargas eléctricas dejan a las gotitas con una carga opuesta, lo cual hará que las mismas atraigan a otras gotitas no cargadas con la misma polaridad (negativa o positiva), por tanto, formando gotas de agua de un tamaño suficiente como para poder caer a la tierra. Esta es la razón por la que durante un gran aguacero existe una demostración majestuosa de actividad eléctrica, usualmente en la forma de relampagueado. Mientras más antiguo el libro que usted escoja poner a prueba, más perfecto es!, es una muestra contundente de que detrás de la autoría de esta colección de asombrosos libros existe una inteligencia sobrenatural. “No existe hoy día un sólo hallazgo arqueológico que muestre ni siquiera un leve error en al Biblia. Los arqueólogos han usado la Biblia como fuente para localizar sitios de excavación y han encontrado más de 25,000 de ellos. Todos gracias a la exactitud y precisión de los detalles bíblicos” More than a Carpenter. Dr. Josh McDowell. Living Books. 1971.
20) Profecía, La Biblia, y Jesús
Una de las mejores maneras de demostrar la inspiración es examinar las profecías. Hay muchos libros religiosos en el mundo que tienen muchas cosas buenas para decir. Pero solamente la Biblia ha cumplido profecías, y todavía quedan cosas profetizadas por cumplirse. La Biblia nunca se ha equivocado en el pasado, y no se equivocará en el futuro. Afirma ser inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16). Ya que Dios es el creador de todas las cosas (Isa 44:24), sin duda El es también el creador del tiempo. El tiempo está bajo su control. Solamente Dios, entonces, siempre tendrá la razón acerca de lo que hay en el futuro, nuestro futuro. Las profecías ya cumplidas son una fuerte evidencia de que Dios es el autor de la Biblia, porque cuando uno considera las probabilidades matemáticas de que las profecías se cumplan, es posible percibir prontamente detrás de la Biblia un diseño, un propósito, y una mano que guía los acontecimientos. Si solamente una profecía no se cumpliese, entonces sabríamos que Dios no es el Dios verdadero, porque el creador de todas las cosas, incluido el tiempo, no erraría al predecir el futuro. Deuteronomio 18:22 dice: “Si el profeta habla en nombre de Jehová, y no se cumple ni acontece lo que dijo, esa palabra no es de Jehová. Por presunción hablo el tal profeta; no tengas temor de él.”. Isaías 46:9-10 dice, “Acordaos de las cosas pasadas desde tiempos antiguos, porque yo soy Dios; y no hay otro Dios, ni nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo ‘Mi plan permanecerá y haré todo lo que quiero’.” Un enfoque adecuado cuando se trata con un no creyente es ir al Salmo 22 y leer los versículos 12-18. Aquí hay una descripción detallada de la crucifixión, escrita mil años antes de que Jesús naciese. Después de leer el pasaje, pregúntele de qué se trata. Él dirá: “De la crucifixión de Jesús”. Entonces respóndale con algo como: “Tiene razón. Se trata de la crucifixión, Pero esto fue escrito mil años antes de que Jesús naciera. Y como si eso fuera poco, la crucifixión como medio de ejecución ni siquiera se había inventado en esa época. ¿Cómo cree usted que pudo ocurrir una descripción como ésta?” Luego de un breve tratamiento, uno puede mostrarle algunas profecías más, como la que anunciaba el lugar de nacimiento de Jesús (Miqueas 5:2), que El nacería de una virgen (Isaías 7:14), o que su costado sería traspasado (Zacarías 12:10). He aquí una lista parcial de profecías cumplidas en Jesús.
Profecía Cumplimiento
1) Nacido de la simiente de la mujerGénesis 3:15 Mateo 1:20
2) Nacido de una virgenIsaías 7:14 Mateo 1:18-25
3) Hijo de DiosSalmo 2:7 Mateo 3:17
4) Descendiente de AbrahamGénesis 22:18 Mateo 1:1
5) Hijo de IsaacGénesis 21:12 Lucas 3:23-24
6) De la casa de DavidJeremías 23:5 Lucas 3:23-32
7) Nacido en BelénMiqueas 5:2 Mateo 2:1
8) Sería un profetaDeuteronomio 18:18 Mateo 21:11
9) Sería un sacerdoteSalmo 110:4 Hebreos 3:1
10) Sería un reySalmo 2:6 Mateo 27:37
11) Sería precedido por un mensajeroIsaías 40:3 Mateo 3:1-212) La crucifixiónSalmo 22:1,11-18 Lucas 23:33
Las probabilidades matemáticas de que Jesús cumpliese las profecías “Las siguientes probabilidades son tomadas de Peter Stoner en Science Speaks (Habla la Ciencia, Moody Press, 1963) para demostrar que una coincidencia como explicación del cumplimiento de las profecás por Jesús queda descartada por la ciencia de las probabilidades. Dice Stoner que, empleando el cálculo de probabilidades con referencia a ocho profecías, «Hallamos que la probabilidad de que cualquier hombre que hasta ahora haya vivido pudiese haber cumplido las ocho profecías es de 1 en 1017.” Esto corresponde a 1 dividido 100 000 000 000 000 000. Para ayudarnos a comprender lo abrumadoramente bajo de esta probabilidad, Stoner la ilustra suponiendo que “tomamos 1017 dólares de plata y los repartimos sobre el estado de Texas. Cubrirían todo el estado con una profundidad de 60 centímetros. Ahora marcamos una sola de las monedas y la mezclamos bien con las otras, en todo el estado. Cubrimos los ojos de un hombre y le decimos que puede viajar tan lejos como quiera, pero tiene una sola oportunidad para levantar una moneda y que sea la marcada. ¿Qué probabilidad tendría de acertar? Exactamente la misma probabilidad que hubiesen tenido los profetas de escribir estas ocho profecías y que todas ellas se cumpliesen por azar en un mismo hombre cualquiera. Stoner considera 48 profecías y dice: “Hallamos que la probabilidad de que cualquier hombre cumpliese las 48 profecías es de 1 en 10157.
21) ¿Existían los continentes antes del Diluvio?
La NASA presenta un programa computarizado donde se muestra a los continentes siendo unidos, y formando un solo continente. Esta es la razón por la que hoy día los paleontólogos entienden cómo es que fósiles de dinosaurios y diversos otros animales de la misma especie se encuentran en Europa, las Américas, África, y Asia, por ejemplo. Los dinosaurios no sabían nadar… pues de la única forma en la que pudieron haber cruzado de un continente a otro, es a través de la tierra. Pues antes de que una “inexplicable catástrofe” ocurriera, (las proposiciones evolucionistas varían mucho tratando de explicar cómo sucedió este rompimiento del Supercontinente) los dinosaurios simplemente poblaban todo el Supercontinente. Cuando la división ocurrió, unos quedaron en África, otros en las Américas, y otros en Europa… Existe una gráfica que muestra el Supercontinente que pudo existir antes del diluvio. La diferencia entre Creacionistas y Evolucionistas no está en si este supercontinente existió, sino en la razón por la que ocurrió su rompimiento. Con notarán existía mucho más superficie seca y el agua de los océanos era mucho menor a la que hoy observamos, ya que una gran cantidad de esa agua estaba rodeando el planeta. Ver más acerca de tales condiciones en Este Artículo. En tal Supercontinente, por ejemplo, se propone que las islas británicas estuvieran unidas al terreno continental europeo. Italia estaría unida con África y el suelo del Atlántico habría estado mucho más elevado, conectando así a Europa y a las Américas. Las costas de Irlanda, Groenlandia y Europa del norte, todavía hoy muestran evidencias de hundimientos recientes, mostrando que alguna vez en el pasado estuvieron unidas. La tierra de Canadá podría haber estado unida con el norte de Europa a través de lo que hoy forma a Groenlandia y a Islandia. Se propone que también había un puente de tierra que conectaba a Sudamérica y a Norteamérica a través del Caribe. Las islas del este de Asia, como Japón e Indonesia, todas formaría parte la tierra continental de Asia. Si ustedes pudieran ver el programa que muestra la animación computarizada, donde se unen todos estos terrones, quedarían asombrados de la asombrosa facilidad conque las bahías de un continente encajan como piezas de un rompecabezas en las ensenadas de otros continentes. ¿Existe evidencia adicional que muestre la existencia de un Supercontinente?Hoy los paleoantropólogos y geólogos han encontrado huesos fosilizados de Mamuts enterrados hasta a 600 pies en las profundidades de la plataforma del río Hudson y del río Chesapeake. Además se han efectuado estudios geológicos de la composición de las tierras que se suponen una vez estuvieron unidas, y la similitud es asombrosa. Se encuentran los mismos tipos de caliches, gravas, rocas, etc. Todo esto muestra, junto a otras evidencias, que es altamente posible que, sólo tomando en consideración los estudios seculares, haya existido, tal como lo sugiere la Biblia, un solo Supercontinente. Vista desde un satélite del Gran Cañón el cual sólo puede ser explicado desde el punto de vista de un cataclismo de la magnitud del Diluvio de Noé. ¿Cómo cambió el relieve después del Diluvio? La Biblia describe la ocurrencia del Diluvio como un fenómeno catastrófico de alcance mundial, con una fortaleza que debió haber estremecido los cimientes más íntimos del planeta: “El diluvio duró cuarenta días sobre la tierra. Las aguas crecieron y levantaron el arca, y se elevó sobre la tierra. Las aguas crecieron y se incrementaron tanto sobre la tierra que el arca flotaba sobre la superficie de las aguas. Las aguas subieron tanto sobre la tierra que las montañas más altas debajo de todos los cielos fueron cubiertas. Las montañas fueron cubiertas, y las aguas crecieron quince codos por encima. Y murió todo ser que se desplaza sobre la tierra, tanto las aves como el ganado, las fieras, los animales que se desplazan sobre la tierra y todos los hombres. Murió todo cuanto tenía aliento de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra seca. Así fue arrasado de la faz de la tierra todo ser viviente. Fueron arrasados de la tierra desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo. Sólo quedaron Noé y los que estaban con él en el arca. Y las aguas prevalecieron sobre la tierra durante 150 días.” Génesis 17:24Hace unos dos años conocí a un PhD en geología cubano. Mientras le hablaba sobre el diluvio, intentando buscar algo que le resultara interesante sobre la Biblia, para así presentarle el Evangelio, este señor me interrumpió y me dijo: “De la ocurrencia del diluvio no tienes que convencerme… todo geólogo que no ve evidencias de catastrofismo universal es porque no quiere verlo. Todos los geólogos lo saben, pero eso no estaría de acuerdo con muchas teorías evolucionistas. Es por eso que muchos se empecinan en no admitirlo… háblame de otra cosa.
El diluvio es un hecho.” Cuando me dijo tales palabras quedé atónito. En realidad no supe cómo continuar. La sinceridad de este escolástico me dejó anonadado porque pensé que siendo él fruto de la educación comunista, nunca admitiría tales nociones. Cuando el escenario que describe la Biblia ocurrió, debieron haberse activado grandes movimientos sísmicos, causando que un brote potente y asombrosamente gigantesco de lava reconfigurara el relieve interno de la corteza terrestre. El movimiento de las capas tectónicas debió haber sido feroz y la reconfiguración de la geografía del mundo debió haber cambiado drásticamente. La existencia de gigantescos cañones en el suelo del Atlántico muestran un rompimiento de las capas tectónicas alguna vez en el pasado distante. La evidencia muestra que los océanos han aumentado de tamaño. Mucha de la tierra seca que antes existía se hundió, y mucho del piso de los océanos debió haberse elevado. Es en ese momento cuando la Edad de Hielo o Época Glaciar comenzó, cuando grandes cantidades de agua quedaron atrapadas en las regiones polares, congelándose y convirtiéndose en el hielo que hoy observamos en ellas. El Canapé que antes existía colapsó y toda esa agua que antes rodeaba el planeta condensó sobre las regiones polares. A partir de ese momento, y por varios siglos, las condiciones atmosféricas resultaron en temperaturas mucho más bajas en casi toda la superficie de la tierra. Con respecto a la separación de este Supercontinente, la Biblia nos dice: “Tú con tu poder dividiste el mar…” Salmo 74:13 “Con su conocimiento fueron divididos los océanos….” Proverbio 3:20″A Heber le nacieron dos hijos: El nombre del primero fue Peleg, porque en sus días fue dividida la tierra.” 1 de Crónicas 1:19Es obvio que todos estos escritores estaban consientes de que alguna vez en el pasado Dios había dividido los “mares” y “la tierra”. Esto último ocurrió en los días subsecuentes al diluvio, en los días cuando nació Peleg, el hijo de Heber. Los científicos acuerdan en la ocurrencia de subsecuentes catástrofes, nosotros creemos que después del Diluvio, y ellos creen que a través de millones de años, que debieron o fueron responsables por la reconfiguración de la tierra que hoy día vemos a nuestro alrededor.
22 ¿Existe Dios?
¿No le gustaría que por una sola vez alguien le mostrara en forma sencilla la evidencia de la existencia de Dios? Sin torcerle el brazo, sin presionarlo. Sin expresiones del tipo de, “Usted simplemente tiene que creer.” ¿Sólo las razones sencillas y sin vueltas que lo llevarían a uno a concluir que hay un Dios? Este artículo es una oportunidad para que usted le dé una mirada honesta a la posibilidad de un Dios. Intentará contestar la pregunta, “¿Hay un Dios que es poderoso, personal y amante? ¿Existe tal Dios?” Tal vez sea algo sorprendente, pero mucha gente cree en Dios no por desesperación o para concretar sus deseos, sino como una respuesta honesta a los hechos convincentes que están frente a ellos. Sin embargo, antes que usted vea los siguientes hechos considere esto. Si una persona se opone a la posibilidad de que exista Dios, entonces cualquier evidencia puede ser racionalizada o explicada de otra forma. De la misma forma en que si alguien está completamente opuesto a la idea de que hubo gente que caminó sobre la luna, no habrá ninguna cantidad de evidencia que haga que cambie su pensamiento. Las imágenes satelitales de los astronautas caminando sobre la luna, las rocas lunares de una composición extraña, el testimonio de los astronautas, los informes escritos de su misión. . . toda la evidencia no tiene ningún valor, porque la persona ya ha llegado a la conclusión de que la gente no puede ir a la luna. Cuando se trata de la posibilidad de la existencia de Dios, la Biblia dice que hay personas que han visto suficiente evidencia pero han suprimido la verdad acerca de Dios. Por otro lado, para aquellos que quieren conocer a Dios si Él está allí, Él dice, “Me buscarán y me encontrarán, porque me buscarán de todo corazón. Sí, yo dejaré que ustedes me encuentren. . . ” Así que antes que considere los hechos para probar la existencia de Dios, es válido que se pregunte, “Si Dios existe, ¿quisiera conocerlo a Él?”
He aquí, pues, algunas razones que apoyan la existencia de Dios:
1. A lo largo de la historia, en todas las culturas del mundo, la gente ha estado convencida de que hay un Dios. ¿Podría uno decir, con algún grado de confianza, que todas esas personas han estado equivocadas? Miles de millones de personas, que representan distintas conformaciones sociológicas, intelectuales, emocionales y educacionales. . . todas llegaron a la misma conclusión de que hay un Creador, un Dios que debe ser adorado. “La investigación antropológica ha indicado que hoy, entre la gente primitiva más lejana y remota, hay una creencia universal en Dios. Y en las historias y leyendas más tempranas de las personas alrededor del mundo, el concepto original era de un Dios, quien era el Creador. Un alto Dios original parece haber estado en su conciencia aun en aquellas sociedades que hoy son politeístas.”
2. La complejidad de nuestro universo, nuestro sistema solar y nuestro planeta Tierra apuntan todos a un Diseñador conocedor y deliberado quien no sólo creó nuestro universo sino que lo sostiene en el día de hoy. Se podrían dar aquí páginas y páginas de ejemplos que muestran el diseño de Dios, tal vez sin terminar nunca. Pero aquí van algunos: La Tierra. . . su tamaño es perfecto. El tamaño de la Tierra y la gravedad correspondiente sostiene una delgada capa de gases de nitrógeno y oxígeno, básicamente, sobre la superficie de la tierra. Extendiéndose sólo unos 80 kilómetros sobre la superficie de la Tierra, nuestra atmósfera contiene la mezcla correcta de gases para sustentar la vida. Si la Tierra fuera más pequeña, una atmósfera sería imposible, como el planeta Mercurio. Si la Tierra fuera más grande, su atmósfera contendría hidrógeno libre, como Júpiter. La Tierra es el único planeta conocido que está equipado con una atmósfera adecuada para la vida de las plantas, los animales y los humanos. La Tierra está localizada a la distancia exacta del sol. Considere las oscilaciones de temperatura que enfrentamos, aproximadamente entre 0 grados y 30 grados. Si la Tierra estuviera más lejos del sol, todos nos congelaríamos. Si estuviera más cerca, nos quemaríamos. Sólo una variación mínima en la posición de la tierra respecto del sol y la vida en la Tierra sería imposible. La Tierra permanece a su distancia perfecta del sol mientras gira alrededor del sol a una velocidad aproximada de 100.000 km/h. Y la rotación de la Tierra alrededor de su eje permite que toda la superficie de la tierra sea calentada y enfriada adecuadamente cada día. Nuestra luna es del tamaño correcto y está a la distancia correcta de la Tierra. La luna crea importantes mareas oceánicas y movimientos para que el agua de los océanos no se estanque, y sin embargo impide que nuestros gigantescos océanos rebalsen sobre los continentes. El agua. . . incolora, inodora e insípida, y sin embargo ninguna cosa viva puede sobrevivir sin ella. El agua no ha sido encontrada en ningún otro planeta, pero cubre el 70 por ciento de la superficie de la tierra. Las plantas, los animales y los seres humanos consisten en su mayor parte de agua. . . unos dos tercios del cuerpo humano es agua. Las características del agua están adaptadas en forma única a la vida: Tiene el punto de ebullición y de congelamiento inusualmente altos, permitiéndonos vivir en un medio de cambios constantes de temperatura, manteniendo nuestros cuerpos a unos 37,6 grados constantes. El agua es un solvente universal. Tome un vaso lleno de agua, agregue una taza de azúcar y no se derrama nada por los costados; el agua simplemente absorbe el azúcar. Esta propiedad del agua le permite llevar miles de elementos químicos, minerales y nutrientes por nuestros cuerpos y hasta los conductos sanguíneos más pequeños.
El agua es también químicamente inerte, ya que no afecta la constitución de las sustancias que acarrea. El alimento, los remedios y los minerales son todos absorbidos y utilizados por el cuerpo, mientras el agua se mantiene como un agente transportador neutro. El agua tiene una tensión superficial única. Esto, combinado con otra propiedad del agua, le permite al agua en las plantas fluir hacia arriba en contra de la gravedad, llevando el agua y los nutrientes portadores de vida hasta la copa de los árboles más altos. El agua se congela de arriba abajo y flota, permitiéndoles a los peces que vivan en el invierno. El noventa y siete por ciento del agua de la Tierra está en los océanos. Pero en nuestra Tierra hay un sistema diseñado para quitar la sal del agua y para distribuir luego el agua por todo el globo. La evaporación toma el agua de los océanos, dejando la sal, y formando nubes que son movidas fácilmente por el viento para dispersar el agua sobre la tierra, para la vegetación, los animales y las personas. Es un sistema de purificación y provisión que ha sustentado la vida en este planeta, un sistema de agua reciclada y reutilizada. El cerebro humano. . . procesa en forma simultánea una cantidad asombrosa de información. Su cerebro toma todos los colores y objetos que usted ve, la temperatura alrededor suyo, la presión de sus pies contra el piso, los sonidos a su alrededor, la sequedad de su boca y hasta la textura de este artículo en su mano. Además de toda la información sensorial, su cerebro reconoce respuestas emocionales, ideas y recuerdos. Su cerebro también hace un seguimiento de las funciones corrientes de su cuerpo, como su patrón respiratorio, el movimiento de los párpados, el hambre y el movimiento de los músculos de sus manos. El cerebro humano procesa más de un millón de mensajes por segundo. Afortunadamente, su cerebro evalúa la importancia de todos estos datos, filtrando los que son relativamente de poca importancia. Esta función de filtrado del cerebro es lo que le permite enfocar y operar en forma selectiva en su mundo. Un cerebro que trata con más de un millón de piezas de información cada segundo, mientras que evalúa su importancia y le permite actuar sobre la información más pertinente. . . ¿podemos decir que el simple azar construyó un órgano tan fantástico? Cuando la NASA lanza una misión del transbordador espacial, se supone que un mono no escribió el plan, sino mentes inteligentes y con conocimiento. ¿Cómo explica uno la existencia de la mente humana? Sólo una mente más inteligente y con mayor conocimiento que la humanidad podría crear un cerebro humano.
3. La improbabilidad de que el simple “azar” sea la explicación de las características de la vida. ¿Podría uno mirar a Mount Rushmore donde están esculpidos los rostros de Washington, Jefferson, Lincoln y Theodore Roosevelt y creer de alguna forma que surgieron de la casualidad? Dado un tiempo infinito, el viento, la lluvia y el azar, todavía es difícil de creer que algo así, vinculado con la historia, fue formado en forma aleatoria en el costado de la montaña. El sentido común nos lleva a concluir que hubo gente que planeó y esculpió esas figuras. Este artículo sólo toca algunas de las pocas complejidades necesarias de nuestro mundo: la posición de la Tierra relativa al sol, algunas propiedades del agua, un órgano en el cuerpo humano. ¿Podría alguno de estos haber surgidos por casualidad? El distinguido astrónomo Sir Frederick Hoyle mostró como aun el hecho de los aminoácidos juntándose aleatoriamente en una célula humana es matemáticamente absurdo. Con relación a nuestras vidas, Sir Hoyle ilustró la debilidad del “azar” con la siguiente analogía. “¿Cuáles son las probabilidades de que un tornado pueda atravesar un depósito de chatarra que contenga todas las partes de un 747 y los ensamblara accidentalmente formando un avión y dejándolo listo para despegar? Las posibilidades son tan pequeñas como para ser despreciables ¡aun si el tornado atravesara una cantidad de depósitos de chatarra suficiente como para llenar el universo!” En toda la vida observamos una razonable ley de causa y efecto. Cada efecto tiene una causa. Cuando uno considera las complejidades de nuestra vida y nuestro universo, es razonable pensar que un Creador inteligente y amante proveyó todo lo que necesitamos para la vida. La Biblia describe a Dios como el autor y sustentador de la vida.
4. El sentido inherente del bien y el mal de la humanidad no puede ser explicado biológicamente. Hasta un ladrón se pone mal y se siente agraviado cuando alguien le roba a él. Surge en todos nosotros, de cualquier cultura, sentimientos universales del bien y del mal. Si alguien toma a un niño violentamente de una familia y viola al niño, hay una ira y repulsión y una furia para confrontar al acto como malo, no importa la cultura. ¿Cómo adquirimos este sentido de lo que está mal? Y, yendo a áreas como el coraje, el morir por una causa, el amor, la dignidad, el deber y la compasión, ¿de dónde vinieron éstos? Si las personas son simplemente producto de la evolución física, sustancias materiales y biológicas, ¿por qué tenemos un sentido de lo que está bien? ¿Cómo explicamos una ley universal en la conciencia de todas las personas que dice que asesinar por placer esta mal? ¿Acaso no tienen todas las personas un sentido de que un espíritu humilde y el concentrarse en cubrir las necesidades de otros son cualidades admirables? La mejor forma de explicar nuestra conciencia es por medio de un Creador amante que se preocupa por nuestras decisiones y la armonía de la humanidad.
5. Dios no sólo se reveló en lo que puede ser observado en el universo, en la naturaleza y en la vida humana, sino que Él se ha mostrado todavía más específicamente en la Biblia. Los pensamientos de Dios, su personalidad, y sus actitudes sólo pueden ser conocidos si Dios escoge revelarlos. Cualquier otra cosa sería especulación humana. Estamos perdidos si Dios no quiere ser conocido. Pero Dios quiere que lo conozcamos y nos ha dicho en la Biblia todo lo que necesitamos saber de Su carácter y cómo relacionarnos con Él. Esto hace que la confiabilidad de la Biblia sea una consideración importante. Los hallazgos arqueológicos siguen confirmando la exactitud de la Biblia, más que refutarla. Por ejemplo, un hallazgo arqueológico en el norte de Israel en agosto de 1993 confirmó la existencia del Rey David, el autor de muchos de los Salmos en la Biblia. Los Rollos del Mar Muerto y otros descubrimientos arqueológicos siguen respaldando la exactitud histórica de la Biblia. La Biblia fue escrita en un lapso de 1500 años, por 40 autores diferentes, en diferentes localidades y en continentes separados, en tres idiomas diferentes, cubriendo diversos temas en distintos puntos de la historia. Y, sin embargo, hay una consistencia asombrosa en su mensaje. A lo largo de toda la Biblia el mismo mensaje aparece: Dios creó el mundo en que vivimos, y nos creó específicamente para que tengamos una relación con Él Él nos ama profundamente Él es santo y por tanto no puede tener una relación con gente pecadora Pero Dios proveyó una forma para que nuestros pecados sean perdonados Él nos pide que recibamos Su perdón y que tengamos una relación con Él que durará por la eternidad Junto con este guión central, la Biblia nos revela específicamente el carácter de Dios a nosotros. El Salmo 145 es un resumen típico de la personalidad de Dios, sus pensamientos y sus sentimientos hacia nosotros. Si quiere conocer a Dios, aquí está Él.
6. A diferencia de cualquier otra revelación de Dios, Jesucristo es el retrato más claro y específico de Dios. ¿Por qué Jesús? Observe todas las principales religiones del mundo y encontrará que Buda, Mahoma, Confucio y Moisés se identificaron todos como maestros o profetas. Ninguno de ellos jamás alegó ser igual a Dios. Sorprendentemente, Jesús lo hizo. Eso es lo que lo pone a Jesús aparte de todos los demás. Él dijo que Dios existe y que ustedes lo están mirando. Aunque habló de Su padre en el cielo, no era desde una posición de separación, sino de una unión muy próxima, única a toda la humanidad. Jesús dijo que cualquiera que lo había visto a Él lo había visto al Padre; cualquiera que creía en Él, creía en el Padre. Él dijo, “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.” Él afirmó tener atributos que pertenecen sólo a Dios: poder perdonar a las personas sus pecados, liberarlos de hábitos pecaminosos, darles un vida más abundante y darles la vida eterna en el cielo. Y aquí está lo llamativo. A diferencia de otros maestros que hacían que la gente se concentrara en sus palabras, Jesús les señaló a la gente a Él mismo. Él no dijo, “sigan mis palabras y encontrarán la verdad.” Él dijo, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” ¿Qué prueba dio Jesús para afirmar ser divino? Hizo lo que otras personas no pueden hacer. Jesús realizó milagros. Sanó a la gente: ciegos, cojos, sordos, y hasta resucitó un par de personas de la muerte. Tenía poder sobre los objetos: en al menos dos ocasiones creó alimento de la nada, suficiente para alimentar multitudes de varios miles de personas. Realizó milagros sobre la naturaleza: caminó sobre un lago, detuvo en forma instantánea una tempestad furiosa para algunos amigos. La gente de todas partes lo seguía a Jesús porque Él cubría sus necesidades constantemente, haciendo lo milagroso. Él dijo que si usted no quiere creer lo que le estoy diciendo, debería creer al menos en mí basado en los milagros que está viendo. ¿Qué reveló Jesús acerca de la personalidad de Dios? ¿Qué de los pensamientos de Dios, sus expectativas y sentimientos hacia la humanidad? Jesucristo mostró que Dios era gentil, amante, consciente de que estamos centrados en nosotros mismos y de nuestras falencias, y sin embargo deseaba profundamente una relación con nosotros. Jesús reveló que, a pesar de que Dios nos ve como pecadores, dignos de su castigo, Su amor por nosotros estaba por encima y Dios produjo un plan diferente. Dios haría que Su Hijo recibiera el castigo por nuestro pecado. Y Jesús acepto voluntariamente este plan. Jesús fue torturado con un látigo de nueve puntas filosas y duras. Una “corona” de espinas de cinco centímetros fue apretada contra su cabeza. Luego lo sujetaron a una cruz martillando clavos a través de sus manos y pies contra la madera. Tomando en cuenta Sus otros milagros, esos clavos no lo mantuvieron sobre la cruz. Su amor por nosotros lo hizo. Jesús murió en nuestro lugar para que nosotros pudiéramos ser perdonados. De todas las religiones conocidas por la humanidad, sólo a través de Jesús usted podrá ver a Dios extendiéndose hacia la humanidad, proveyendo un camino para que tengamos una relación con Él. Jesús demuestra un corazón divino de amor, cubriendo nuestras necesidades, acercándonos hacia Él. Por la muerte de Jesús nosotros podemos ser perdonados, aceptados plenamente por Dios y amados genuinamente por Dios. Dios dice, “Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.” Este es Dios, en acción. La prueba más concluyente de que Jesús es igual a Dios fue el milagro de Jesús que ha sido más examinado a fondo – Su propia resurrección de los muertos. Jesús dijo que tres días después de Su entierro volvería de nuevo a la vida. Al tercer día después de Su resurrección, la piedra de casi dos toneladas enfrente de Su tumba fue catapultada cuesta arriba de una pendiente. La guardia de soldados romanos bien entrenados vio una luz enceguecedora y un ángel. Aparte de la ropa para el entierro que había envuelto el cuerpo de Jesús, la tumba estaba vacía. A través de los años, se han aplicado análisis legales, históricos y lógicos a la resurrección de Jesús y la conclusión más razonable es que Jesús se levantó de los muertos. Si quiere saber si Dios existe, investigue a Jesucristo. Se nos dice que “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
23) La confusión de las lenguas
En 1968, el profesor S. N. Kramer publicó descubrimientos adicionales de fragmentos de tablillas que contienen la historia de una época dichosa en tiempos prehistóricos.Estas nuevas tablillas, excavadas en Kish durante los años 1923-1932, habían llegado al Museo Ashmolean, en Oxford, Inglaterra, en donde Kramer las estudió y presentó un primer informe sobre las mismas en 1968. El nuevo texto continua la historia citada en “La dichosa condición del primer hombre”.Muestra que la humanidad, según los antiguos sumerios, había hablado originalmente una sola lengua, y que por un acto divino de Enki, el principal de los dioses, el habla de los hombres había sido confundida. “Enki, el señor de la abundancia, (cuyos) mandatos son fidedignos, el señor de la sabiduría, que entiende la tierra, el lider de los dioses, dotado de sabiduría, el señor de Eridu, cambió el habla en su boca, [¿trajo?] Contención en el habla del hombre que (hasta entonces) había sido una”. * Este nuevo texto recuerda a los estudiantes de la Biblia la historia presentada en Génesis 11:1-9, en donde se narra cómo Dios confundió las lenguas de los hombres cuando intentaban construir una torre cuya cúspide llegara hasta el cielo.
El resultado fue que la gente, que hasta ese momento había hablado una sola lengua, fue esparcida “desde allí sobre la faz de toda la tierra”. Los que se entendían, evidentemente se trasladaron a los mismos lugares en donde pudieron vivir juntos.
24) La Arqueología hace asombrosas revelaciones sobre los Reyes Magos
En ocasiones algunos escépticos han usado la mención de los Magos de Oriente para mofarse de la Biblia y el recuento bíblico del nacimiento de Jesús alegando que los Magos no existieron y que sólo fueron fruto de la imaginación vívida de los escritores de los libros bíblicos en los que se mencionan. Pero… Los Magos de Oriente no son personajes creados por siglos de tradición cristiana. Su existencia, además de quedar bien testimoniada en el Evangelio, ahora es documentada por los descubrimientos arqueológicos. Esta curiosa y extraordinaria revelación se encuentra contenida en una tablilla, en la que se han acuñado caracteres cuneiformes. Se trata de un auténtico documento astronómico y astrológico (entonces las dos disciplinas eran hermanas gemelas) que revela la existencia de una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis en el año 7 antes de Cristo. Los Evangelios enmarcan el nacimiento de Jesús en tiempos del censo del imperio ordenado por César Augusto, cuando Quirino era gobernador de Siria, y en los últimos años del rey Herodes, quien falleció el mes de marzo del año 4 a.C. Para los historiadores, Jesús nació unos siete años antes del año «0». El evangelista Mateo (2, 2) pone en relación el evento de Belén con la aparición de una estrella particularmente luminosa en el cielo de Palestina. Y es precisamente en este momento en el que la tablilla de arcilla ofrece un testimonio particular. Existen muchas hipótesis sobre la estrella que vieron los magos (“magoi” en griego era la palabra con que se denominaba a la casta de sacerdotes persas y babilonios que se dedicaban al estudio de la astronomía y de la astrología) y que les llevó a afrontar un viaje de unos mil kilómetros con el objetivo de rendir homenaje a un recién nacido. El 17 de diciembre de 1603, Johannes Kepler, astrónomo y matemático de la corte del emperador Rodolfo II de Habsburgo, al observar con un modesto telescopio desde el castillo de Praga el acercamiento de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis, se preguntó por primera vez si el Evangelio no se refería precisamente a ese mismo fenómeno. Hizo concienzudos cálculos hasta descubrir que una conjunción de este tipo tuvo lugar en el año 7 a.C. Recordó también que el famoso rabino y escritor Isaac Abravanel (1437-1508) había hablado de un influjo extraordinario atribuido por los astrólogos hebreos a aquel fenómeno: el Mesías tenía que aparecer durante una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis. Kepler habló en sus libros de su descubrimiento, pero la hipótesis cayó en el olvido perdida entre su inmenso legado astronómico. Faltaba una demostración científica clara. Llegó en 1925, cuando el erudito alemán P. Schnabel descifró anotaciones neobabilonias de escritura cuneiforme acuñadas en una tabla encontrada entre las ruinas de un antiguo templo del sol, en la escuela de astrología de Sippar, antigua ciudad que se encontraba en la confluencia del Tigris y el Éufrates, a unos cien kilómetros al norte de Babilonia. La tablilla se encuentra ahora en el Museo estatal de Berlín. Entre los numerosos datos de observación astronómica sobre los dos planetas, Schnabel encuentra en la tabla un dato sorprendente: la conjunción entre Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis tiene lugar en el año 7 a.C., en tres ocasiones, durante pocos meses: del 29 de mayo al 8 de junio; del 26 de septiembre al 6 de octubre; del 5 al 15 de diciembre. Además, según los cálculos matemáticos, esta triple conjunción se vio con gran claridad en la región del Mediterráneo. Si este descubrimiento se identifica con la estrella de Navidad de la que habla el Evangelio de Mateo, el significado astrológico de las tres conjunciones hace sumamente verosímil la decisión de los Magos de emprender un largo viaje hasta Jerusalén para buscar al Mesías recién nacido. Según explica el prestigioso catedrático de fenomenología de la religión de la Pontificia Universidad Gregoriana, Giovanni Magnani, autor del libro «Jesús, constructor y maestro» («Gesú costruttore e maestro, Cittadella, Asís, 1997), «en la antigua astrología, Júpiter era considerado como la estrella del Príncipe del mundo y la constelación de Piscis como el signo del final de los tiempos. El planeta Saturno era considerado en Oriente como la estrella de Palestina. Cuando Júpiter se encuentra con Saturno en la constelación de Piscis, significa que el Señor del final de los tiempos se aparecerá este año en Palestina. Con esta expectativa llegan los Magos a Jerusalén, según el Evangelio de Mateo 2,2». «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle» preguntan los magos a los habitantes de Jerusalén y después a Herodes. La triple conjunción de los dos planetas en la constelación de Piscis explica también la aparición y la desaparición de la estrella, dato confirmado por el Evangelio. La tercera conjunción de Júpiter y Saturno, unidos como si se tratara de un gran astro, tuvo lugar del 5 al 15 de diciembre. En el crepúsculo, la intensa luz podía verse al mirar hacia el Sur, de modo que los Magos de Oriente, al caminar de Jerusalén a Belén, la tenían en frente. La estrella parecía moverse, como explica el Evangelio, «delante de ellos» (Mateo 2, 9). Sobre este estudio falta mucho por investigar porque hay que realizar comparaciones con otros calendarios así como el análisis exhaustivo de muchos otros manuscritos para no dejar por sentado o afirmado que el nacimiento de Jesús fue en el mes de diciembre y mucho menos la fecha del 24 de este mismo mes, hacemos referencia sobre los descubrimientos arqueológicos sobre manuscritos que dan fe de el estudio de 3 sabios que siguieron un fenómeno como el escrito en el evangelio de Mateo. Pero no se esta afirmando fecha para no dejar firmeza en el presente texto.
25 El alfabeto
En 1911, Alfred Jeremías escribió que hubiera sido más fácil para los eruditos de nuestro siglo XX – familiarizados con la historia de Oriente por medio de las excavaciones arqueológicas de las últimas décadas – escribir las historias de los patriarcas, que para un hombre que vivió en los tiempos de Ezequías, porque este hombre no había tenido acceso a los documentos primitivos de los tiempos patriarcales. Este mismo erudito señaló que el trasfondo de las historias de los patriarcas concuerda en todos los detalles con la antigua civilización de Oriente de ese periodo, como queda atestiguado por los monumentos, y dice: “Si Abrahán vivió, pudo haber sido únicamente en el ambiente y bajo las condiciones descritos en la Biblia”.*
Este era el estado del conocimiento histórico de la época patriarcal que existía cuando estalló la Primera Guerra Mundial. Durante esa gran conflagración, el gran egiptólogo Alan H. Gardiner descifró las inscripciones en piedra, descubiertas cerca del monte Sinaí diez años antes. Gardiner halló que estas inscripciones, producidas en los primeros años del segundo milenio a. C. habían sido escritas por semitas, y constituían el más antiguo texto alfabético en existencia.
Este descubrimiento – que marcó época – mostraba sin duda que la invención del alfabeto escrito había tenido lugar muchos siglos antes de lo que se había creído. Además, estas inscripciones revelaron que no habían sido los antiguos fenicios los inventores del alfabeto, sino los cananeos del sur de Palestina, quienes trabajaban como mineros para los egipcios en las minas de cobre y turquesa de la península de Sinaí.
Desde este primer descubrimiento de documentos alfabéticos, han sido descubiertos muchos más textos en la misma escritura en el Sinaí y en la parte sur y central de Palestina, probándose así que la Escritura alfabética era ampliamente usada, por lo menos, desde el siglo XVI a. C. en adelante.**
Bibliografía
1) The Holy Bible, Old and New Testaments. King James Versión. 1569
2) Santa Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento, Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera. 1602.
3) La Biblia. Versión Dios Habla Hoy. Sociedades Bíblicas Unidas. 1996.
4) Hurlbut´s Story of the Bible. Rev. Jesse Lyman Hurlbut, DD. 1966.
5) Many Infallible Proofs. Doctores Henry M. Morris y Henry M. Morris II. Master Books, Inc. 1996.
6) More than a Carpenter. Dr. Josh McDowell. Living Books. 1971.
7) Report on Creation Science Research, California. 1981.
8) Diccionario de la Real Academia Española. 1996.
9) ¿Creación o Evolución? Lic. Dawlin A. Urena. Grand Rapids, Michigan.
10) Don´t know much about Geography. Kenneth C. Davis. 199
11) Science and The Biblie. Dr. Henry M. Morris. Moody Press. 1986.
12) Lic. Dawlin A. Ureña miembro de la Asociación Científica CRS – Creation Research Society
* Alfred Jeremias, The Old Testament in the Light of the Ancient East, (Nueva York, 1911), vol. 2, p. 45.
** W. F. Albright, The Proto-Sinaitic Inscriptions and Their Decipherment (Cambridge, Mass., EE.UU., 1966), pp. 1-9.
* Kramer, Journal of the American Society, vol. 88 (1968), p. 111.E. A. Speiser, Ancient Near Eastern Text Relating to the Old Testament (3ª edic., Princeton, 1969), pp. 93-95.

 

“En Cristo están escondidos todos los misterios de la sabiduría y de la ciencia” Colosenses 2:3.
2 comentarios
  1. angelmoises78 permalink
    1 enero, 2011 8:58 am

    Evidentemente que a cualquier perdido que pretendas presentarle la verdad de la existencia humana no comprenderá si no posee la guía del Espíritu. Vuestro artículo es muy claro para quienes comprendemos la verdad del evangelio y la omnipotencia de Dios.
    Negar la creación en 7 días (no 7 milenios), el diluvio, la crucifixión y muerte de Jesús (en una cruz romana “+”), su resurrección corporal, ascensión y futura segunda venida, es lo mismo que decir que Dios depende del tiempo, la física, la matemática, del clima, del suelo y hasta del estado de ánimo con que el último asesino se despertó hoy. No, jamás Dios depende de nada ni de nadie, su omnipotencia y soberanía simplemente no lo permiten.
    De allí a creer o no en su existencia depende de cada uno. La única misión de los creyentes es presentar el Evangelio a toda criatura y en todos los rincones del mundo que esté a nuestro alcance. Y si a alguno le molesta estas verdades en que creemos nosotros simplemente salga de la página, cambie de canal, emisora, queme biblias, revistas y periódicos que hablan de Dios y su amor hacia nosotros en Cristo Jesús, rebúsquese en el mundo de los pecados, placeres, sexo, drogas, pornografía, sodomismo y cuantas fantasías complazcan su deseo. Dios juzgará después.

  2. Phosphoros permalink
    7 octubre, 2008 4:55 pm

    PROBLEMAS QUE LOS CREACIONISTAS NUNCA VAN A PODER SOLUCIONAR: BREVE GUÍA PARA PERPLEJOS.
    Los Creacionistas sin importar su tipo (Judíos, Cristianos, Musulmanes, Védicos, etc..) insisten, una y otra vez, que el Creacionismo es una Ciencia y la Teoría Evolutiva es una Religión, ya que según ellos “se necesita mucha Fe para creer en la Evolución”. Más allá de lo profundamente IGNORANTE y DESHONESTO de tal aseveración, es digno de recalcar que los Creacionistas se dedican casi exclusivamente en querer refutar la Evolución (cosa en la que han fracasado miserablemente), pero nunca brindad evidencias de la Creación. ¿a que se deberá esto?… Se podrían analizar muchos acontecimientos del supuesto “Registro Bíblico” o “Coránico” para poder ver que el Relato del Génesis o del Corán no concuerda con la realidad de la naturaleza, pero sólo vamos a analizar algunos versículos superficialmente.

    Fundamentos del Creacionismo y su relación con las Ciencias: La Teoría Evolutiva tiene sus bases en las siguientes Ciencias: Geología, la Paleontología, la Bioquímica, las Citología, Histología, Embriología y Anatomía Comparadas, la Genética, la Biogeografía y la Dinámica de Poblaciones. Teniendo, además, la siguiente Evidencia que la respalda: los Fósiles Transicionales, la Anatomía Comparada (Órganos Homólogos, Análogos y Vestigiales), la Embriología Comparada, la Biogeografía (Centros de Origen, Áreas Endémicas, Áreas Relictuales, etc…), la Bioquímica y Biología Molecular Comparadas y la Universalidad del Código Genético. Por lo tanto la pregunta más lógica sería: ¿En donde están las bases científicas del Creacionismo y que Ciencias Auxiliares la respaldan?, ¿en donde están las Evidencias de la Creación en la Naturaleza?, ¿son las especies especialmente creadas, inmutables, funcionales y perfectas?, ¿existe diseño en la naturaleza?, etc…. Además, la Biología Evolutiva tiene todas las Características del Conocimiento Científico, es: Abierta, Analítica, Clara, Comunicable, Especializada, Explicativa, Fáctica, Fundamentada, General, Metódica, Legal, Objetiva, Precisa, Predictiva, Provisoria, Sistemática, Verificable, y Útil. El Creacionismo y el Diseño Inteligente, ¿comparten estás características?. A pesar de su pomposo nombre, el creacionismo ´´científico´´ NO tiene absolutamente nada de ciencia, ya que nos podríamos preguntar: ¿cuales son los métodos científicos del Creacionismo ´´científico´´?, ¿cómo se describen, comparan y evalúan los mecanismos propuestos para la creación?, ¿cómo puede un creacionista determinar cuál de entre todas las historias de la creación es la correcta sin recurrir a los textos ´´sagrados´´?,etc…
    Por lo tanto, para saber sí el o los Creacionismos, tienen una base científica, o no, tenemos que verificar sí sus libros Sagrados, en los que ellos sustentan sus aseveraciones ya que los consideran inerrantes en materia de Ciencias, tienen errores de tipo científico. Al encontrar esos errores podemos descartar, sin lugar a dudas, a estos libros como material de estudios para las Ciencias Naturales, en particular, y para el resto de las Ciencias, en general.

    1. Matemáticas: Los fundamentalistas se la pasan diciendo que la Biblia es Matemáticamente Exacta, que no fue escrita por hombres y que esconde “códigos secretos” pero sí ni siquiera tiene el valor de Pi = 3,1415926535 8979323846…, etc…sino Pi = 3 (1 Reyes 7, 23 ss; II Crónicas 4, 2), con un error de 45070 ppm (partes por millón) entonces, ¿en donde está la exactitud matemática de la Biblia?.

    2. Las Leyes de la Física: Veamos como la Creación Divina ignora y/o Viola algunas Leyes de la Física:
    Termodinámica: Los Creacionistas insisten en que la Teoría de la Evolución viola la Segunda ley de la Termodinámica, ya que la misma desde organismos más “simples” a más “complejos”, incrementando el orden, es una violación de ésta ley, por lo que según éstos debe haber un código o programa, y por lo tanto un “programador”, para dirigir el proceso de ordenamiento, y debe tener presente algún tipo de mecanismo para convertir la energía ambiental para producir la organización superior del sistema. Pero ésta ley, en la Termodinámica Clásica (Carnot, 1824; Rankine, 1859 & Clausius, 1864), con sus modelos Macroscópico, Microscópico o de Sustancia, sólo es aplicable estrictamente a SISTEMAS CERRADOS, NO a los Seres Vivos que somos SISTEMAS ABIERTOS A LA MATERIA Y LA ENERGÍA, por lo que este “argumento” ideado por Morris (1972, 1974), NO tiene NINGUNA validez científica. Es más, sí la pudiésemos aplicarla del modo deshonesto que ellos lo hacen, a la Creación y a los “hechos” Bíblicos, éstos tendrían muchos más problemas que la Teoría Evolutiva (que en realidad NO los tiene). Veamos: la Creación Súbita -de La Tierra (Gén 1,1; Corán, 6:101), él Sol, la Luna, las Estrellas (Gén 1, 14-19)- y los Seres vivos (Corán, 21:30)–las plantas (Gén 1,11-13), los animales acuáticos y las aves (Gén 1,20-23) y los animales terrestres (Gén 1,24-25)-, la multiplicación de los panes y los peces (Jn 6, 1-15), etc…violan flagrantemente la Primera Ley de la Termodinámica o Principio de la Conservación de la Energía (von Helmholtz, 1847); la Creación del Hombre a partir del Polvo de la tierra (Gén 2,7; Ecl 12:7), la “organización hidráulica” de los fósiles (Withcomb & Morris, 1961; Morris, 1974), la resurrección de Lázaro (Jn 11, 1-45), la Resurrección de Cristo (Mt 28, Mc 16, Lc 28, Hch 10,40; 1Co 15, 14; 17; 20), etc…violan la Segunda Ley de la Termodinámica, Principio de la Degradación de la Energía o del Crecimiento de la Entropía (Clausius, 1850). Es más, sí él Dios Monoteísta es eterno, o sea que no sufriría decaimiento de la Energía (aumento de la Entropía), al aplicar la Tercera Ley de la Termodinámica (Nerst, 1906) podríamos concluir que es un Cristal Perfecto, sin defectos reticulares, a -273,15 °C (0 °K) de temperatura. Sin embargo, según Nasif Nahle Sabag (1999), Dorion Sagan (2006) y otros, desde el punto de vista de la física, la principal característica de la Vida es que no está en equilibrio termodinámico, por lo que para definirla se aplicaría la Termodinámica del No Equilibrio, de los Procesos Irreversibles o de la Evolución (Onsager, 1931), ya que no es como la materia inerte (Sistemas Termodinámicos Inertes), es el mismo tipo de materia pero con un cierto movimiento interno, que aprovecha energía del medio y que genera unos desechos: captando energía y alimentos, a través de la respiración y la alimentación, al tiempo que se libera de desechos, para poder mantenerse en un estado fuera del equilibrio termodinámico, al que llamamos la vida. Por lo tanto, la vida es un estado de energía, cuántico-transitorio patente en un arreglo específico de la materia, que experimentan algunos sistemas termodinámicos cuasi-estables, que permite que esta capture y manipule energía del medio ambiente para adquirir un estado de mínimo equilibrio térmico, para bloquear temporalmente la Segunda Ley de la Termodinámica, y así mantener una estabilidad relativa en el número de microestados disponibles, para ayudarles a Crecer, Autorreplicarse y Evolucionar, incrementando o aumentando el número de microestados posibles y la entropía global para el Universo. Lo que les permite a éstos establecer en forma no espontánea y transitoria una serie de intervalos periódicos que demoran la dispersión o difusión espontánea de la energía a más microestados. Sí, bien la segunda ley dice (desde el punto de vista de la Termodinámica Clásica), simplificando mucho, que todo en la naturaleza tiende al desorden y a la desorganización, mientras que la vida es aparentemente tan compleja y organizada En una primera impresión sí parece que haya una contradicción, pero en realidad esta NO existe, la vida también es un fenómeno energético y sigue las mismas leyes. La característica fundamental de la vida es que está basada en un sistema de información genética, que permite a las propiedades termodinámicas de la vida existir durante mucho más tiempo de lo que debería si no tuviera la propiedad de copiar las moléculas y reproducir su forma en las siguientes generaciones. La conservación de la Organización Específica que caracteriza a la vida, representa un trabajo, que consume energía, por ejemplo cuando se ingieren alimentos, cuando se respira y se bebe, se está manteniendo el sistema termodinámico alejado del equilibrio. La vida, pues, es un proceso ligado a la capacidad de acumular reservas energéticas suficientes para el mantenimiento del orden estructural. En el mismo momento en que cesa el aporte de energía, se extingue la vida activa y el orden empieza a desmoronarse.
    Óptica: Según el Génesis, Yahwéh creó la luz el día primero (Gén 1, 3) y las plantas el día tercero (Gén 1,11-13), pero creó el Sol, la Luna y las Estrellas en el día cuarto (Gén 1, 14-19), y no solo eso creó el Arco Iris como señal de Pacto con Noé después del Diluvio Universal (Gén 9, 9-17). Con lo que la pretensión de la “Ciencia” Creacionista de que la “Tierra Primitiva” era una Pangea con una Selva Tropical o con una “parcelación ecológica” (Withcomb, 1972; Morris, 1974; VI Congreso Creacionista Europeo, 1995; etc…), NO tiene el más mínimo sentido. Ya que entre la creación de la luz y la aparición del Arco iris, que es producto de la descomposición de la misma (de acuerdo a la Ley de Snell, 1621) cuándo pasa a través de un prisma, pasaron aproximadamente 1656 años -hace 4.300 años atrás, en el 2304 a EC, aunque para los Creacionistas Musulmanes el Diluvio ocurrió hace 3000-2900 años atrás-. Es lógico preguntarse, sí había luz blanca tendría que haber Arco iris, pero sí este no existía entonces no había luz blanca, por lo que cabria preguntarse: ¿cómo hacían las Plantas Fotosíntesis?, ¿cómo era posible tener una selva tropical o una “parcelación ecológica” sin luz?. Esto se vuelve peor aún si consideramos la hipótesis del “firmamento de vapor” (Génesis 1:6-8, 7:11, 8:2, II Pedro 3:5-7), de Whitcomb y Morris (1961) & Morris (1974), para explicar de donde vino el agua del Diluvio, ya que más allá de no poder sostenerse por las Corrientes Convectivas Atmosféricas, la terrible Presión Atmosférica que implicaría (900 atm) y el calor generado por la condensación de semejante cantidad de agua (3500 °C), sería un impedimento enorme para que la Luz Solar atraviese la Atmósfera Terrestre.

    3. Astronomía:. Los Creacionistas se la pasan buscando “razones” por las cuales el Big-Bang es imposible, pero se contradicen entre sí con los “días de la creación”, la Biblia con 6 días (Gén 1:31) y el Corán con 8 días en Sura 41:9-12 y 6 días en los Suras 7:51; 10:3. Aunque para algunos Musulmanes el Corán predice el Big-Bang (Suras 41:11; 21:30; 51:47) su concepción del Universo es casi Aristotélico-Ptolemaica (Siglos III a de EC y II de EC), con 7 cielos uno arriba del otro (Corán 71:15-16). Sin embargo, visto y considerando que la Biblia es inerrante, entonces, debemos creer que el Sol gira alrededor de la Tierra, y este con la Luna pueden detenerse (Josué 10: 12-13) –idea muy similar se encuentra en Corán, 21:33; 36:40 -, ignorando completamente la Revolución Copernicana (1543), las Leyes de Kepler (1609), las observaciones de que la Tierra se mueve por parte de Galileo (1632), y la Ley de Gravitación Universal de Newton (1687). Según Russel Humphreys (1999) las supuestas evidencias de un Universo Joven son que: Las Galaxias giran demasiado rápido, los cometas se desintegran con excesiva rapidez, no hay suficiente lodo en el Suelo Oceánico, no hay suficiente Sodio en el Mar, el Campo Magnético Terrestre se descompone demasiado rápido, muchos estratos están demasiado pegados, la arenisca inyectada señala eras geológicas más cortas, según la Radioactividad de los Fósiles las eras geológicas duraron pocos años, el Helio en lugares equivocados, no hay suficientes esqueletos en la Edad de Piedra, la Agricultura es muy reciente y la Historia es demasiado breve. Más allá que si estas trasnochadas aseveraciones son reales o no, con una sola observación nos basta para refutar estos argumentos, por ejemplo: el Telescopio Espacial Hubble (2008) y el Telescopio Espacial Spitzer descubrieron la Galaxia con más corrimiento al rojo (superior a ~7.6), denominada A1689-zD que está a 13 mil millones de años luz de distancia, lo echa por tierra cualquier pretensión de que el Universo tiene 6.000-10.000 años de antigüedad.

    4. Geología: Ahora podemos ver sí los Libros Sagrados nos son útiles desde el punto de vista de la Geología actual.
    Forma de la Tierra: Sí bien los Creacionistas insisten que la Biblia habla de la Tierra como una “esfera” (Gén 1, 1-18; Is 40:22; Job 1:7), la palabra hebrea utilizada en la misma es “chuwg” que significa “círculo”, y NO esfera. Es más creían que el cielo era una bóveda sólida (Job 37:18), a la que se podía alcanzar (Gén 11:4-6), que contenía a las aguas más allá del cielo (Gén 7:11; Sal 148:4 ; Sal 104:1 y 3), la Tierra era plana (Sal 135:7; Dan 4:11; Mt 4:5-9) tenía basamentos (Sal 18:15 (16); Sal 104:5), cuatro esquinas (Núm 15:38; Ez 7:2; Is 11:12; Job 37:3; 38:13; Apoc 7:1)y había agua más allá de los abismos (Éx 20:4 ; Sal 136:6 ; Sal 24:2; también en el Corán 54:11-13). Para el Corán la Tierra tenía forma de “huevo de avestruz” (Corán 79:30), del árabe “dahaha” y con las montañas como estacas (Corán, 78:6-7; 16:15).
    Diluvio Universal: Para la Biblia la lluvia duró 40 días / noches, el tiempo de flotación del Arca fue de 150 días, por lo que la duración total del Diluvio fue de 370 días (Gén 7:12, 24; 8:4, 14). En cambio el Corán No menciona ningún periodo de tiempo para el mismo. Para los Creacionistas (Whitcomb & Morris, 1961; Roth, 2007) las Evidencias del Diluvio son: la distribución de los Sedimentos Marinos, la abundancia en los Continentes de Depósitos Terrestres singulares (sedimentos marinos en los continentes), Menor Limitación Territorial en el Registro de los Fósiles (los cuáles se encontrarían así distribuidos por la selectividad hidrodinámica, los hábitats ecológicos, la movilidad diferencial y la fortaleza de las diversas criaturas), Sistemas Ecológicos Incompletos, las Turbiditas y la escasez de características de Erosión en las Discordancias. Según Lenny Flank & Hernán Toro (1995) y Ken Harding & Ferney Yesyd Rodríguez (1999), sí el Diluvio Universal hubiese ocurrido NO observaríamos las siguientes estructuras geológicas: ordenamiento de los sedimentos por tipo y tamaño, ninguna segregación de fósiles, ningún tipo diferente de Rocas Ígneas (Plutónicas y Volcánicas) y ausencia de capas volcánicas entre los estratos, no existirían las Rocas Metamórficas (por ej: Esquistos Azules) , ningún depósito de acreción acumulada periódicamente (Varves, Núcleos de Hielo, Anillos de Árboles, Arrecifes de Coral, etc…), ningún Fósil de estructura delicada (Nidos, Hormigueros, Icnitas, etc…), ninguna Evaporita (Halita, Silvita, Yeso, etc…), no se encontrarían ni hardgrounds que mostraran litificación, ni terrenos kársticos enterrados, ni Paleosuelos, etc…Sí el Diluvio Universal realmente hubiese ocurrido esperaríamos observar un manto mundialmente uniforme, de cantos rodados dispuestos al azar, guijarros, cieno y arena reposando sobre una capa de arcilla (Rocas Psefíticas: Conglomerados y Brechas) con todos los Fósiles de todas las edades mezclados entre sí, que debería estar sobre cualquier registro geológico pre-existente (Estrato Prediluvial) que en su superficie visible mostraría enormes señales de erosión, la superficie del suelo actual mostraría por todas partes el redondeo de las superficies de la tierra en la dirección en la cual fluyó el agua (Megaondulaciones), si hubieran existido rocas ígneas volcánicas tendrían todas la forma de lavas almohadilladas, esperaríamos encontrar aragonita metaestable (madreperla), vidrio volcánico y ópalo en rocas de todas “las edades”, todos los isótopos radiactivos que no se habrían desintegrado completamente después de unos 6.000-10.000 años existirían aún en la naturaleza, debiendo haber isótopos con una vida media inferior a 80 millones de años, y existiría una única era desde la cima al fondo de la columna geológica (Estrato Diluvial). Además, todas las cordilleras mostrarían una cantidad igual o similar de erosión, las estructuras de coral deberían ser muy recientes, los casquetes polares de hielo no deberían tener más de 5000 capas anuales y deberían de tener una gran evidencia de fusión e intrusión de agua salada en ese período geológico.
    Otro argumento muy trillado para justificar la CREENCIA en el Diluvio Universal es el hecho de que muchas Culturas presentan su propia versión de un Diluvio, pero lo que se olvidan de mencionar es que todas estas versiones ocurren en tiempos y lugares distintos, y para nada son evidencia de un único Diluvio. Además, siguiendo ese razonamiento, podríamos creer en los VAMPIROS ya que casi todas las culturas presentan alguna forma que succiona la Sangre o la Energía Vital.

    5. Biología: Más allá de los claros errores biológicos de la Biblia, como que el
    murciélago es un pájaro (Lev. 11:13, 19), las liebres rumian (Lev. 11:5-6), y que algunas aves (Lev. 11:20-21) e insectos (Lev. 11:20-23ss) tienen cuatro patas, etc…podemos encontrar muchos más, y también en el Corán:
    Abiogénesis: Los Creacionistas se la pasan denostando los experimentos sobre la Abiogénesis, como por ejemplo el de Miller-Urey (1953), realizando todo tipo de truquito de feria con las probabilidades, pero si aplicáramos el mismo razonamiento para la Biblia, nos quedan los siguientes interrogantes: ¿cómo o por qué tuvo lugar la creación súbita y divina de las diferentes especies a partir de la nada? (acá NO hacen su famoso jueguito con las Probabilidades, ni de Tornados sobre basureros, y menos aún lanzando moneditas al aire), ¿qué modelo científico explica la transformación a partir del polvo de la tierra en células, tejidos, órganos, aparatos y sistemas de un hombre completo? (Gén 2,7). En cambio, para el Islam todos los seres vivos provenimos a partir del agua (Suras 21:30; 24:45; 25:54), pero ésta es una idea que no es original y proviene de Tales de Mileto (639 ó 624 -547/6 a EC).
    Embriología: Nos podríamos preguntar, ¿cómo formar una mujer completa a partir de la costilla de un hombre? (Gén 2,21), ¿los embriones son cómo sanguijuelas hechas de arcilla (Corán 23:12-14), formados de la quintaesencia del agua a partir del barro (Corán 32:8) o como un coágulo de sangre adherido al útero (Corán 35:11; 75:36-37; 96:1-3).?, ¿para interpretar esta Sura 39: 6 como la pared abdominal anterior materna, la pared uterina y los Anexos Embrionarios hay que tener mucha imaginación?, ¿Sí creemos que el (Sal 139:13-16) es verdad, entonces, cómo se explican las Enfermedades Congénitas?, etc.
    Anatomía: ¿cómo podemos explicar desde la anatomía del aparato de fonación una Burra que habla (Núm 22: 28-30)?, ¿las Serpientes antes de la caída hablaban, tenían patas, y no se arrastraban (Gén 3,14) –y ahora comen polvo-?.
    Ecología: Para la Biblia Los hombres y animales fueron creados vegetarianos (Gén 1:29–30), NO habiendo muerte ni sufrimiento en la creación original, por lo que nos podríamos preguntar, ¿cómo puede subsistir un Ecosistema sólo de Herbívoros?, ¿las Plantas no mueren?, ¿cómo los Animales “Creados Herbívoros” se transformaron en Carnívoros con la entrada del Pecado en el mundo (Gén 3,17-21; Rom 5,12-1; Cor 15,21-22)?, ¿existe algún experimento para corroborarlo?, ¿es más pecador un León que una Oveja?, etc… En cambio para el Corán los Animales Carnívoros integraban a la vida en la Tierra creada desde el principio. El Corán nos dice, además, (Suras 6:142, 16:5, 40:79) que el ganado fue creado para que hombre se lo comiera. En la Biblia Yahwéh dio el permiso concedido al hombre para comer carne después del Diluvio (Gén 9:3) y en el Corán el hombre comía carne en la Tierra desde el principio (6:142, 16:5, 40:79). Por otro lado, sí los Seres Vivos fuimos “Inteligentemente Diseñados”, ¿por qué los Rumiantes no tienen la Enzima Celulasa para digerir la Celulosa y requieren de Protozoos simbiontes, que a su vez poseen Bacterias simbiontes?. Otro gran interrogantes es, ¿cómo hacían Noé y su familia para alimentar a los Animales de Arca?, etc…
    Genética: ¿cómo podemos explicar las ovejas rayadas de Gén 30, 37-39 con la Genética Mendeliana, no Mendeliana o la Molecular, o simplemente se trata de Magia Simpática?.
    Biogeografía: sí el relato del Génesis fuese cierto encontraríamos un primer Centro de Origen para todos los organismos de la Tierra entre los Ríos Pisón, Guijón, Tigris y Eufrates (Gén 2, 13-14) y un segundo centro de dispersión, sólo para los animales, en el Monte Ararat (Gén 8,4) o en el Monte Chudi, en Arabia, para el Corán (Sura 11:44). Cosa que NO se observa en el registro fósil. Sin olvidarnos de, ¿cómo sobrevivieron la pareja de Animales la Travesía?, ¿de que se alimentaban los animales herbívoros sí las plantas estaban tapadas por el barro?, ¿de que se alimentaron los Carnívoros hasta que las parejas de Baramines se reprodujeron?, etc…

    6. La Paleontología: Los Creacionistas se la pasan gritando a los cuatro vientos que no hay formas de transición, que los “Fósiles Vivientes “ (Organismos Pancrónicos) niegan la Evolución y que el Registro Fósil es una evidencia de una “Catástrofe Global”. Todo esto basado en los “tipos creados” o “Baramines” (Gén 1:11,12; 1:20,21 y 1:24,25; Lev 11:13-23) mantenidos “fijos” desde la “creación” (Whitcomb & Morris, 1961; Morris, 1974-1977; Clarke, 1977; Gish, 1978; Wysong, 1982; Siegler, 1983; Conway & Siegelman, 1984; Menton 1994). Más allá que nunca se pongan de acuerdo sí cuándo hablan de los “tipos creados”, sí se trata de Variedades, Subespecies, Especies, Familias u Órdenes, la definición implica otro gran problema para los Creacionistas. ¿Cuál es ese problema?, justamente el mismo que ellos le adjudican a la Teoría Evolutiva, las famosas y nuca bien ponderadas Formas de Transición, ya que si bien encontramos muchas en el registro fósil como evidencia de la Macroevolución, NO encontramos ninguno de los “intertipos” o “interbaramines”, como por ejemplo una Geep o Coveja como la que hay en el Museo de la Creación de Cincinnati, EEUU.

    7. La Antropología: La ubicación Sistemática de los Seres Humanos en la Naturaleza es muy clara, somos Eucariotas, Animales, Bilaterios, Triplobásticos, Deuterostomados, Cordados, Vertebrados, Mamíferos, Primates y Homínidos, no importa cuántas mentiras digan para negarlo. Para la Biblia El hombre fue creado en la Tierra, en el Jardín del Edén (Gén 2:8) y para el Corán El hombre fue creado en el Paraíso (‘janna’), no en la Tierra (la primera pareja después fue desterrada a la Tierra, Corán 2:36). Los Creacionistas se la pasan diciendo que los Fósiles de Homínidos son fraudes (recurriendo siempre al Hombre de Piltdown 1912-1953), pero ellos NO tienen ningún fósil de los famosos Gigantes de la Biblia (Gén 6,4; Núm 13,33; Dt 9,2; Jos 12,4; Sab 14,6; Bar 3,26ss) y además se olvidan siempre de mencionar a todas las FALSIFICACIONES BÍBLICAS: las Reliquias de la Edad Media (más de 40 Sudarios, 35 Clavos de la Pasión, 3 Santos Prepucios, Cordones Umbilicales del Niño Jesús, Plumas del Arcángel San Gabriel, el Suspiro de San José, la Leche de la Virgen María, un Pañal del Niño Jesús, y numerosos huesos de los Santos), el Gigante de Cardiff (1869), la Granada del Templo de Salomón (1981), la Tabla de Jehoash (2003), el Osario de Santiago (2002)–aún en discusión-, etc… Es más, insisten con “la aparición súbita del hombre”, olvidándose de todas las Industrias Líticas (Olduvayense, Achelense, Musteriense, Chatelperroniense, Auriñaciense, Gravetiense, Solutrense, Magdaleniense, etc…), y a su vez no tienen ninguna evidencia de la Civilización Prediluvial. Por último, otra gran MENTIRA CREACIONISTA, es cuándo afirman descaradamente que de acuerdo a los resultados recientes indicarían que la “Eva mitocondrial” vivió hace 6500 años, ya que, basándose en la técnica de Reloj molecular, los investigadores creen que esta “Eva” (nombre no muy feliz) vivió aproximadamente hace 150.000 años o como máximo 200.000 años. Todo esto más allá de las discusiones al respecto.
    Conclusión: Por lo tanto, podemos concluir que sí el Universo tuviese entre 6000 y 10.000 años, como insisten los Creacionistas de la Tierra Joven, los Telescopios sólo verían hasta 6000-10.000 Años Luz de distancia, La Tierra sólo tendría dos Estratos el Prediluvial y el Postdiluvial, TODOS los métodos de Datación Geocronológica le darían esa edad a la Tierra (y NO otra), NO encontraríamos fósiles de organismos extinguidos, etc…Sí la Creación Especial fuese cierta, NO existirían Homologías, ni Órganos Vestigiales, y menos aún un Código Genético común, ya que los organismos serían completamente distintos entre sí, y NO tendrían Relaciones Evolutivas entre ellos. ¿Observamos esto en la Naturaleza?, por supuesto que NO……Por lo que podemos ver, por más que insistan, NO hay NINGUNA evidencia de un Dios que creó todo (Col. 1:16, Efe. 3:9, Apoc 4:11, Jn 1:3) ni de un Universo Sabiamente Planificado (Corán 6:101; 51:47; 25:2; 2:164; 7:54; 55:5; 79:27-28; 30:25; 35:41; 23:71; 36: 40; 38:27; 3:190-191; etc..). Desde mi punto de vista el ERROR fundamental que cometen estos Fanáticos Religiosos es querer tomar desde una forma totalmente literalista libros que fueron escritos con un alto Sentido Simbólico, para la Refección Religiosa, y NO como Textos Científicos.

Los comentarios están cerrados.