Skip to content

Dificultades de Moises

26 octubre, 2007
En la Biblia encontramos a uno de los lideres mas sobresalientes, admirado y humilde.
Tuvo que sobrellevar una serie de circunstancias que lo confrontaron consigo mismo, con el pueblo y aún con Dios. A continuación les presento un listado con algunas de las dificultades a las que se enfrento.
Introducción:
Moisés pertenecía a la tribu de Leví, al clan de Coat, y a la casa o familia de Amram debido a las circunstancias adversas desde su nacimiento tuvo que enfrentarse a una gran cantidad de
dificultades.
Como conductor de su pueblo, Moisés estaba preparado intelectualmente en razón de su educación y formación egipcia. Fue un líder supremo por el hecho de ser fiel seguidor de Dios dada la fe que tenia en El. Repetidamente Israel dejó de tener fe en Dios en diversas circunstancias, quebrantó los mandamientos y rechazó el liderazgo de Dios al rebelarse contra Moisés (a veces Moisés y Aarón), a través del cual se manifestaba dicho liderazgo. La propia familia de Moisés le falló, grande fue la paciencia de Moisés; estaba constantemente intercediendo ante Dios por Israel y rogándole a Israel que fuese fiel a su Dios libertador. Solo el hecho de que era hombre de fe firme y celoso por el nombre de Dios, explica el éxito de su liderazgo.
Dificultades:
LA OPOSICIÓN DEL FARAÓN
Éxodo 5:2
Y Faraón respondió: ¿Quién es Jehová, para que yo oiga su voz y deje ir a Israel? Yo no conozco a Jehová, ni tampoco dejaré ir a Israel.
EL TRABAJO DEL PUEBLO ES AUMENTADO
Éxodo 5:19-23
Los capataces de los hijos de Israel se sintieron afligidos cuando les dijeron: “No se disminuirá nada de vuestro ladrillo, de la tarea de cada día”. Cuando salían de la presencia del faraón, se encontraron con Moisés y Aarón, que los estaban esperando, y les dijeron: –Que Jehová os examine y os juzgue, pues nos habéis hecho odiosos ante el faraón y sus siervos, y les habéis puesto la espada en la mano para que nos maten. Entonces Moisés se volvió a Jehová y preguntó: –Señor, ¿por qué afliges a este pueblo? ¿Para qué me enviaste?, porque desde que yo fui al faraón para hablarle en tu nombre, ha afligido a este pueblo, y tú no has librado a tu pueblo.
LA SALIDA DE EGIPTO
Éxodo 12:29-33
Aconteció que a la medianoche Jehová hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito del faraón que se sentaba sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que estaba en la cárcel, y todo primogénito de los animales. Se levantó aquella noche el faraón, todos sus siervos y todos los egipcios, y hubo un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiera un muerto. E hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y les dijo: –Salid de en medio de mi pueblo vosotros y los hijos de Israel, e id a servir a Jehová, como habéis dicho. Tomad también vuestras ovejas y vuestras vacas, como habéis dicho, e idos; y bendecidme también a mí. Los egipcios apremiaban al pueblo, dándose prisa a echarlos de la tierra, porque decían: “Todos moriremos”.
LA PERSECUCIÓN
Éxodo 14:1-9
Siguiéndolos, pues, los egipcios, con toda la caballería y carros de Faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército, los alcanzaron acampados junto al mar, al lado de Pi-hahirot, delante de Baal-zefón.
LAS AGUAS AMARGAS (MARA)
Éxodo 15:23 – 24
Llegaron a Mara, pero no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara. El pueblo se puso a murmurar contra Moisés, diciendo:”¿Qué hemos de beber?”
EL PUEBLO MURMURA POR LA COMIDA
Éxodo 16:2-3
En el desierto, toda la congregación de los hijos de Israel murmuró contra Moisés y Aarón. Los hijos de Israel les decían: — Ojala hubiéramos muerto a manos de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos ante las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos, pues nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud.
EL PUEBLO NO SIGUE INSTRUCCIONES
Éxodo 16:19-20
Luego les dijo Moisés: –Ninguno deje nada de ello para mañana. Pero ellos no obedecieron a Moisés, sino que algunos dejaron algo para el otro día; pero crió gusanos, y apestaba. Y se enojó con ellos Moisés.
EL PUEBLO MURMURA POR FALTA DE AGUA
Éxodo 17:2-3
Y disputó el pueblo con Moisés, diciéndole: –Danos agua para que bebamos. –¿Por qué disputáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová? –les respondió Moisés. Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés: –¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?
LA TAREA DE JUZGAR AL PUEBLO SOLO MOISES
Éxodo 18:13-15
Aconteció que al día siguiente se sentó Moisés a juzgar al pueblo; y el pueblo estuvo delante de Moisés desde la mañana hasta la tarde. Al ver el suegro de Moisés todo lo que él hacía por el pueblo, le preguntó: –¿Qué es esto que haces tú con el pueblo? ¿Por qué te sientas tú solo, mientras todo el pueblo permanece delante de ti desde la mañana hasta la tarde? Moisés respondió a su suegro: –Porque el pueblo viene a mí para consultar a Dios.
EL BECERRO DE ORO
Éxodo 32:1-6
Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido. Y al día siguiente madrugaron, y ofrecieron holocaustos, y presentaron ofrendas de paz; y se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a regocijarse.
EL DESEO DE LA COMIDA EGIPCIA
Números 11:4-6
Y la gente extranjera que se mezcló con ellos tuvo un vivo deseo, y los hijos de Israel también volvieron a llorar y dijeron: ¡Quién nos diera de comer carne!
MOISÉS SE DESANIMA
Números 11:10-15
Y oyó Moisés al pueblo, que lloraba por sus familias, cada uno a la puerta de su tienda; y la ira de Jehová se encendió en gran manera; también le pareció mal a Moisés.
LA AMBICIÓN DE AARÓN Y MARÍA
Números 12:1-15
María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado; porque él había tomado mujer cusita.
EL INFORME DE LOS ESPÍAS
Números 13:25-33
Y hablaron mal entre los hijos de Israel de la tierra que habían reconocido, diciendo: –La tierra que recorrimos y exploramos es tierra que se traga a sus habitantes. Todo el pueblo que vimos en medio de ella es gente de gran estatura.
LOS REBELDES DE ISRAEL
Números 14:1-10
Entonces toda la congregación grito, y dio voces; y el pueblo lloro aquella noche.Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!
ISRAEL ES DERROTADO POR AMALEC
Números 14:40-45
Y se levantaron por la mañana y subieron a la cumbre del monte, diciendo: Henos aquí para subir al lugar del cual ha hablado Jehová; porque hemos pecado.Y dijo Moisés: ¿Porqué quebrantáis el mandamiento de Jehová? Esto tampoco os saldrá bien.Y descendieron el amalecita y el cananeo que habitaban en aquel monte, y los hirieron y los derrotaron, persiguiéndolos hasta Horma.
LA REBELIÓN DE CORÉ, DATÁN Y ABIRAM
Números 16:1-40
Coré hijo de Izar, hijo de Coat, hijo de Leví, y Datán y Abiram hijos de Eliab, y On hijo de Pelet, de los hijos de Rubén, tomaron gente.Cuando oyó esto Moisés, se postró sobre su rostro; y hablo a Coré y a todo su séquito, diciendo: mañana mostrara Jehová quién es suyo, y quién es santo, y hará que se acerque a él; al que él escogiere, él lo acercara así.En recuerdo para los hijos de Israel, de que ningún extraño que no sea de la descendencia de Aarón se acerque para ofrecer incienso delante de Jehová para que no sea como Coré y como su sequito; según se lo dijo Jehová por medio de Moisés.
LA REBELIÓN DEL PUEBLO
Números 16:41-42
Al día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel murmuro contra Moisés y Aarón, diciendo: vosotros habéis dado muerte al pueblo de Jehová.Y aconteció que cuando se juntó la congregación contra Moisés y Aarón, miraron hacia el tabernáculo de reunión, y he aquí la nube lo había cubierto, y apareció la gloria de Jehová.
LA MUERTE DE MARÍA
Números 20:1
Llegaron los hijos de Israel, toda la congregación, al desierto de Zin, en el mes primero, y acampo el pueblo en Cades; y allí murió María, y allí fue sepultada.
LA MUERTE DE AARÓN
Números 20:23-29
Y Jehová habló a Moisés y a Aarón en el Monte de Hor, en la frontera de la tierra de Edom, diciendo: Aarón será reunido a su pueblo, pues no entrara en la tierra que yo di a los hijos de Israel, por cuanto fuiste rebeldes a mí mandamiento en las aguas de la rencilla.Y viendo toda la congregación que Aarón había muerto, le hicieron duelo por 30 días todas las familias de Israel.
LA FALTA DE HOSPITALIDAD DE EDOM
Números 20:14-22
Edom le respondió: –No pasarás por mi país; de otra manera, saldré contra ti armado. No quiso, pues, Edom dejar pasar a Israel por su territorio. Entonces Israel se desvió de él.
EL PUEBLO SE DESANIMA DE CAMINAR EN EL DESIERTO
Números 21:4-5
Después partieron del monte Hor, camino del Mar Rojo, para rodear la tierra de Edom. Pero se desanimó el pueblo por el camino y comenzó a hablar contra Dios y contra Moisés: “¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para que muramos en este desierto? Pues no hay pan ni agua, y estamos cansados de este pan tan liviano”.
LAS SERPIENTES VENENOSAS
Números: 21:7
Entonces el pueblo acudió a Moisés y le dijo: “Hemos pecado por haber hablado contra Jehová y contra ti; ruega a Jehová para que aleje de nosotros estas serpientes”. Moisés oró por el pueblo.
EL PUEBLO PECA EN SITIM
Números 25
Israel estaba en Sitim cuando el pueblo empezó a prostituirse con las hijas de Moab, las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; el pueblo comió y se inclinó a sus dioses. Así acudió el pueblo a Baal-peor, y el furor de Jehová se encendió contra Israel. Jehová dijo a Moisés: “Toma a todos los príncipes del pueblo y ahórcalos ante Jehová a plena luz del día, para que el ardor de la ira de Jehová se aparte de Israel”. Moisés dijo a los jueces de Israel: “Matad cada uno a aquellos de los vuestros que se han juntado con Baal-peor”.
4 comentarios
  1. 1 marzo, 2012 4:18 pm

    jjjjjj qe lindooo ese comentario

  2. 28 enero, 2009 6:56 pm

    Estimados hnos me llena de gozo leer toda la información y enseñanzas que tienen en vuestra página, deseo felicitarlos!! me apasiona siempre la historia de Moises y siempre encuentro algo nuevo que me permite reflexionar y aprender, estudiar la palabra de Dios es facsinante!!!! Soy de Argentina,
    Dios les bendiga, saluda atte
    SUSANA

    • 28 enero, 2009 9:26 pm

      Hermana Susana:
      Agradecemos su comentario y nos satisface que el material aquí publicado le sea de utilidad.
      Aprovechamos para saludar a nuestros hermanos de Argentina y desearles bendiciones.

  3. Julian Ascencio Anhuaman permalink
    1 julio, 2008 6:23 am

    Un buen análisis de la vida de Moises y las circunstancias que tuvo que enfrentar pero quizas hubiera sido bueno también resaltar la consecuencia por haber “desconfiado” de Dios en Números 20:1-13 y su resultado en Deuteronomio 3; gracias por este material que es de mucha bendición para los cristianos.
    Dios les bendiga.

Los comentarios están cerrados.