Skip to content

Beijing 2008

8 agosto, 2008

clip_image002¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado. 1 Corintios 12: 24 – 27

Hoy dieron inicio los juegos olímpicos de Beijing. Hablar de Beijing, es hablar de historia, cultura y también hablar de lo difícil que ha sido para los representantes del evangelio en aquella región. Hoy quiero llamarle a una reflexión, para que se tome 5 minutos de su tiempo, y pueda orar por los misioneros en China. Hay mucha gente que necesita recibir el mensaje de salvación. Hay miles de seres humanos al otro lado del mundo, que están esperando por usted, como misionero, pastor, consejero, maestro. Quizá usted se diga que eso es difícil, pero quizá pueda orar. Creo que nuestras oraciones son la base para quienes ya están en aquel lugar predicando el mensaje de Salvación.

Disfrutemos de los juegos, pero también reflexionemos que de toda lengua, linaje o nación. Dios sigue llamando al pecador para ser salvo.

One Comment
  1. roberto lopez permalink
    27 agosto, 2010 10:17 pm

    Dios los bendiga por su ministerio, son de gran ayuda para aquellos que deseamos aprender sobre teologia, les pido el favor enviarme informacion sobre los evangelios sinopticos

Los comentarios están cerrados.