Skip to content

La investigación teológica

25 septiembre, 2009

“El Espíritu vrs el estudio”

En una reciente publicación, apuntamos lo siguiente: “la investigación, tiene como meta el buscar nuevos conocimientos para analizar problemas de actualidad y poder sugerir soluciones a esos problemas”. Hoy quiero dejarles un escrito de, Juan Stam, quien con una exclamación clara nos dice: “¡La fe y la inteligencia no son enemigas!”, esto es muy cierto y es muy indispensable e imprescindible para todo estudioso de la palabra. Yo solo quiero apuntar lo siguiente: El estudio teológico no es exclusividad de los pastores o lideres, es una obligación de todo cristiano. Les dejo con el escrito de Juan Stam.

Una falsa antítesis: el Espíritu versus el estudio

¡La fe y la inteligencia no son enemigas!

Los debates exegéticos y teológicos son de fundamental importancia para la salud de la iglesia. Son como el sudor de la fe, en búsqueda constante de una fidelidad siempre mayor a la Palabra y al Señor. Por eso, prohibir o suprimir el debate es uno de los mayores daños que los líderes pueden hacer a la Iglesia,

Muchas veces las controversias, sanas en sí mismas, revelan enfermedades del Cuerpo de Cristo. Recientes debates en este mismo sitio web ofrecieron una radiografía de una seria patología en la condición espiritual de algunos sectores de la iglesia costarricense y latinoamericana. Más allá de un dogmatismo posiblemente legítimo, hay mucho fanatismo y procesos de fanatización (impulsadas por algunos líderes que parecen tener miedo de una sana crítica que podría amenazar su autoridad), de oscurantismo, y sobre todo de actitudes violentas, muy dispuestas a insultar, que no se distinguen mucho del odio.

Como base de este síndrome patológico aparece a menudo un concepto aparentemente saludable, y muy “espiritual”, pero en realidad errado y dañino. Ese concepto consiste en contraponer el Espíritu y el estudio. Si confiamos en el Espíritu Santo para revelarnos la verdad, ¿qué necesidad o qué valor tiene el estudio “intelectual” de la Biblia. ¿No nos dice el Proverbios, “no te apoyes en tu propia inteligencia”? Estudiar el texto para encontrar razones para una u otra interpretación del texto, se ve como intelectualismo y hasta soberbia. Los realmente espirituales confían en el Espíritu Santo para revelarse el significado del texto inspirado. Recuerdo que hace años realizamos un taller de interpretación bíblica en el norte de Costa Rica, pero una congregación entera canceló su participación porque decían, “nosotros no creemos en el estudio, sino confiamos en el Espíritu Santo”.

Estas actitudes se revelaron muy claramente en los comentarios que provocaron unos artículos recientes en este sitio web. Me permito reproducir textualmente algunas de esas respuestas:

Osorio: “Para mi opinión personal usted necesita tener revelación, tiene muy poca vivencia del evangelio completo. Me parece que tiene celos o está muy escaso de lo sobrenatural… Jesús dijo, ‘te alabo Padre porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos y lo revelaste a los niños'”.

Samuel: “Solo puedo decir que sin revelación de lo alto podrá siempre discutir si hay en este tiempo apóstoles…”

Pablo: “Creo que en el momento en que aparecen sabios que quieren darles diversas interpretaciones a las palabras bíblicas porque creen que en griego, ruso o francés dice otra cosa, la Biblia pierde su sentido como Palabra de Dios… Eso es un tema de revelación personal.”

Ramón: “Claramente la escritura dice que vayamos a predicar el evangelio, no a hacer teologías para averiguatas de vana palabrería…”

Es justo reconocer ciertos elementos de verdad en estas afirmaciones. Dios ha prometido darnos su Espíritu para guiarnos a toda verdad, y el Espíritu promete iluminar y guiar, pero no reemplazar, nuestro estudio de la Biblia. Es cierto que Dios da grandes dones de sabiduría a los humildes, y que por otro lado existe un peligro real de una soberbia carnal en el mucho conocimiento. El verdadero entendimiento da humildad, pues cuánto más sabe uno, más sabe que no sabe. Pero hay también un anti-intelectualismo malsano y que no es bíblico, y que también es soberbio, con el orgullo y la arrogancia de creer que sabe sin tener que examinar el texto ni escuchar a otras personas.

Hay un peligro serio de malentender la inspiración de las escrituras. El Espíritu Santo inspiró a los autores de nuestros libros canónicos, pero jamás prometió dirigir los procesos de copia de manuscritos (miles de ellos, a mano, durante unos quince siglos) ni de traducciones (es lingüísticamente imposible que una traducción reproduzca exactamente un texto en otro idioma). Dios ha querido que la transmisión y la traducción de su Palabra sean procesos humanos y naturales, no infalibles sino siempre mejorables. Aun la imprenta moderna, que produce un texto mucho más estable, se presta para variantes. Una de las primeras versiones impresas de la Biblia se llamó “la Biblia del adúltero”, porque omitió la palabra “no” en el séptimo mandamiento (Ex 20:14).

La interpretación inspirada de las escrituras no aparece entre los dones carismáticos de la iglesia. Dios ha dejado eso a nuestra responsabilidad, escudriñando la palabra con todo cuidado en oración y en la comunidad de fe. La exégesis bíblica tampoco es una función normal del don de profecía, como si ése fuera un sustituto del estudio y un pretexto para la pereza mental. Aun si una profecía ilumina un texto bíblico, siguen las exhortaciones bíblicas, precisamente con referencia a la profecía, “Examinadlo todo” (1 Tes 5:21) y “que los demás juzguen” (1 Cor 14:29). Los profetas que se creen infalibles están muy equivocados.

Para justificar esta oposición entre el Espíritu y el estudio a veces se apela a Lucas 12:11, “no os preocupéis por cómo o qué habéis de responder, o qué habréis de decir, porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir”. Sin embargo, del contexto queda claro que esto se refiere a interrogaciones por las autoridades hostiles al evangelio. Es un llamado a ser valientes y testificar, confiando para su defensa en el Espíritu Santo. Pero no es un llamado a la pereza y la irresponsabilidad, esperando que Dios haga lo que nosotros podemos hacer y debemos hacer. La promesa de Lucas 12:11 no justifica una falta de seriedad y esfuerzo en la preparación de sermones y estudios bíblicos, esperando que el Espíritu Santo de repente ponga las palabras en nuestra boca.

Más bien en esto rigen las palabras de 1 Pedro 3:15, “estad siempre preparados para presentar defensa (“apología”, una defensa bien preparada, como en los tribunales) ante todo aquel que demande razón (“lógos”, la lógica de nuestra fe) de la esperanza que hay en vosotros”. ¿Y cómo estar “siempre preparados”? Obviamente, por una vida de constante estudio cuidadoso y fiel de la Palabra, en oración y en la comunión de fe. Ahí es donde el Espíritu Santo iluminará nuestro entendimiento de las escrituras.

Algunos citan también las palabras de 2 Cor 3:6, “la letra mata, más el espíritu vivifica” (con minúscula en Reina Valera). Pero “la letra” no tiene nada que ver con “el estudio”, como opuesto al Espíritu Santo. La interpretación de este texto es muy discutida, pero es muy probable que se refiere a la ley, el legalismo de los enemigos de Pablo. Otros sugieren que se refiere a un literalismo excesivo, que pierde el mensaje (el “espíritu”) del pasaje.

En estos temas nos conviene seguir el ejemplo de Pablo: “Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto. ¿Qué pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento” (1 Corintios 14:14-15). Si eso se aplica al orar y al cantar — ¡qué exhortaciones más necesarias hoy! — se aplica obviamente a la interpretación y la enseñanza de la Palabra de Dios. Y lo mismo es cierto si entendemos la palabra “Espíritu” con mayúscula. El Espíritu Santo nos guía por medio del estudio fiel de las escrituras y el análisis comunitario de la fe. Cierto, para eso no se necesita un doctorado en hermenéutica, pero sí se necesita la disciplina de escudriñar el texto. El Espíritu Santo no es elitista, pero tampoco es anti-intelectual.

5 comentarios
  1. liandro permalink
    7 septiembre, 2014 12:04 am

    no tengo ni idea de quien rayos es osorio, samuel, pablo y ramon pero me queda claro su nivel disque de revelacion ya que su ignorancia habla por ellos. creen que la teologia es sabiduria humana, creen que Dios se le revela al chupacabras no an entendido que a los que verdaderamente estudian con devocion su palabra Dios les revela. que poco an leido las esccrituras amigos

  2. Alfonso permalink
    17 julio, 2010 1:06 pm

    Excelente artículo.

    Complemento con lo siguiente:
    Dios nos ha dado tres medios a través de los cuales se revela: La Biblia, la naturaleza y la razón.

  3. Antonio García López permalink
    28 marzo, 2010 11:21 pm

    Como investigador de la mente humana la mejor condición para alcanzar el poder visualizar mentalmente el bien y el mal bíbico, esta reside en un método para expansionar la mente humana.

  4. 27 septiembre, 2009 12:56 am

    Mis saludos para todos y reciban ENERGIA y LUZ para su largo camino.

    Mi respeto para los que interezan en saber si, existe DIOS? o no, y si es grande? cada uno de nosotros lo veremos de acuerdo a nuestro nivel de ENERGIA.
    A que me refiero con la ENERGIA? a que cada SER VIVO posee un cuerpo fisico y un ESPIRITUAL.
    El cuerpo fisico posee un esquema o trama llamado CHACKRAS que su funcion es alimentar a partes espesificas de funcion corporal, al alimentarlo con nuestras comidas diarias estos lo transforman en ENERGIA fisica.
    El cuerpo espiritual es la parte consiente.
    En el mundo ESPIRITUAL encontraremos una infinidad de SERES ESPIRITUALES uno de ellos somos nosotros y el mas complejo, poseemos todos, un bio cuerpo con todo lo mas sofisticado de proteccion y alimentacion , un ESPIRITU con una capacidad ilimitada de creacion y comprencion .
    Ahora la pregunta es, tenemos la ENERGIA suficiente para desarrollar nuestra capacidad de funcion? se han preguntado porque?.
    En la naturaleza coexisten dos mundos: El visible o materia, el invisible que es la VIDA energetica ESPIRITUAL o natural.
    En el mundo ESPIRITUAL encontraremos muchos niveles desde seres de LUZ hasta seres vestiales.
    Los seres naturales son los elementos vivos de la materia, se transportan, se alimentan y obedecen solamente a una ley química.
    La mayoria culpan a un SER supremo por todas las desgracias que sufre la HUMANIDAD o porque el SER supremo no evita los desastres, si tiene la capacidad de evitarlos.
    Los desastres naturales vienen con el movimiento universal.
    Por causas de nuestra debilidad ESPIRITUAL cometemos atropellos, usurpamos, explotamos a los necesitados, humillamos a los que no se defienden o no poseen poder ficicos o economicos .
    Nacemos crecemos sin tener oportunidad de desarrollarnos y sentir que es vivir.
    Por que DIOS no nos guía? si es grande y sabio, no puede porque nosotros nos hemos desconectados de nuestro mundo y no hay coneccion con él.
    Como nos conectamos con el mundo ESPIRITUAL? atraves de nuestra consiencia o sentimientos, si poseemos AMOR interior conectamos con seres de LUZ.
    Si en nuestro interior hay odio, emvidia y prepotencia conectaremos con el nivel bestias seres que sufren en la oscuridad.
    Nuestro guía sera el que esta conectado con nosotros.
    Quienes son los seres de LUZ? en un nivel de reino ESPIRITUAL de VIDA, AMOR y respeto por lo que queremos sin importar si es malo o bueno.
    Cuales son los del nivel bestias? los que no tubieron oportunidad de desarrollarse y lograr encontrar el camino a la VIDA, murieron debiles de ESPIRITU y se quedaron a poblar el mundo frio y sin alimento, desienden a las profundidades donde hay fuego que le proporciona el calor y su alimento son los aromas químicos de la tierra, aunque muchos salen a la superficie en busca de ENERGIA de VIDA y ahi estamos nosotros sin saber como y cuando nos roban ENERGIA y porque sufrimos.
    Como podemos defendernos? debemos desarrollar nuestro cuerpo ESPIRITUAL, con mucha gimnacia activaremos la trama o esquemas de los CHACKRAS por lo cual distribuye ENERGIA a todos los organos, para que nos alimentemos mejor debemos hacer una limpieza del sistema digestivo y nervioso con plantas medicinales tambien ellas poseen aromas que alimentan el cuerpo ESPIRITUAL.
    Cuando se ha llegado a un nivel de ENERGIA se debe activar la piramide corporal que sirve para expulsar los elementos y espirituales que llevamos dentro, cuales son estos? desde un virus o bacteria hasta una lombris posee cuerpo ESPIRUTUAL que se alimentan de nosotros.
    Desde ahi comienza el desarrollo de nuestro cuerpo ESPIRITUAL y sera como si nacieramos de verdad, encontraremos un mundo hermoso, nuestra alegria sera grande al descrubrir que vivimos nos movemos y alimentamos y el amor interior crecera por todo los que nos rodea nos dara la comprencion de qué y quien es DIOS.

  5. 27 septiembre, 2009 12:52 am

    COMO LLEGO JESUS A SER CRISTO?
    Mis saludos con mucho respeto y resiban ENERGIA y LUZ para su largo camino .
    En mi pequeño conosimiento sobre lo que somos y que capacidad tenemos .
    Existe un nasimiento y un renasimiento , nasemos con un cuerpo FICICO y una pequeña luz llamado ESPIRITU que devemos desarrollar al tamaño del cuerpo FISICO y abremos alcansado el renacimiento con ello resibimos energia de luz que nos da la facilidad de comprencion y completa la existencia y somos rejistrado en el reino de LUZ ESPIRITUAL y comiensa una preparacion que nos imparten mediantes sueños somos llebados a diferentes niveles y nos comprueban con pequeños detalles y depende de nuestras reacciones para continuar o regresar desde el comienso pero si comprendemos o asimilamos abansamos luego nos muestran el comportamiento de la NATURALEZA y sus abitantes que son el nuestro el canpo FISICO , el ESPIRITUAL y el NATURAL que obedese a una ley QUIMICA .
    Se dividen en BISIBLE e IMBISIBLE.
    Si demostramos equilibrio y respeto por los mundos continuamos se nos da los conosimientos de nuestro propio cuerpo FICICO y encontraremos que poseemos una capacidad ilimitada de creacion y proteccion, que nos lleva a difundir la bellesa de la existencia y que somos porque somos para que somos o cual es la finalidad .
    Porque digo creacion? al alcansar el desarrollo completo del cuerpo ESPIRITUAL nos combertimos en sanadores creamos la estabilidad salud vida es inconsiente la ENERGIA que nos rodea o creamos de acuerdo a la capacidad sanamos a todos los que se encuentren dentro del radio del espacio que ocupa.
    Y JESUS alcanso niveles muy altos de aprendisaje.

Los comentarios están cerrados.