Himno del Ecumenismo Romano

El ecumenismo se refiere a toda iniciativa que apunte a una mayor unidad o cooperación religiosa. En su sentido más amplio, esta unidad o cooperación puede referirse a una unidad mundial religiosa. (Wikipedia)

Catolic Net: Se entiende por ecumenismo al movimiento surgido, por la gracia del Espíritu Santo, para restablecer la unidad de todos los cristianos. Participan en él los que invocan al Dios Uno y Trino y confiesan que Jesús es el Señor y Salvador. El Movimiento Ecuménico comenzó oficialmente con el Congreso Misionero de Edimburgo (Escocia) en 1910. Surgió en un ambiente protestante y en un contexto misionero, por la necesidad de presentar un frente unido en los países paganos.

La Iglesia Católica considera la separación de los ortodoxos y los protestantes como una herida profunda infligida a la Iglesia de Cristo. Por lo que al mismo tiempo que las iglesias protestantes, inicia un movimiento a favor de la unidad de los cristianos.

Ecumenismo católico

Preocupada por la división de los cristianos, la Iglesia Católica continúa el movimiento ecuménico, a través de distintas acciones:

  • En 1925 se organizaron encuentros llamados “Diálogos de Malinas”, entre el cardenal Mercier, arzobispo de Malinas y primado de Bélgica, y los anglicanos.
  • En 1930, el padre José Metzger fundó la asociación “Una Sancta”, con el objetivo de fomentar el ecumenismo.
  • El Padre Watson, un protestante convertido al catolicismo, fundó el “Octavario por la Unión de los Cristianos”. Consiste en dedicar cada año ocho días de oraciones y estudio a favor de la unión de los cristianos, del 18 al 25 de enero. Este octavario actualmente ha adquirido dimensiones mundiales.
  • En 1960, el Papa Juan XXIII, funda el “Secretariado para la Unión de los Cristianos”. Fue puesto bajo la presidencia del Cardenal Agustín Bea, es el organismo católico por excelencia para promover la unión de los cristianos.
  • El “Decreto Conciliar sobre el Ecumenismo” (Unitatis Redintegratio), presenta las bases doctrinales y las líneas de acción práctica del ecumenismo católico. Fue promulgado por el papa Paulo VI el 21 de noviembre de 1964, durante la celebración del Concilio Ecuménico Vaticano II.
  • La Asociación “Ut Unum Sint”, palabras tomadas de Jn 17, 21, que significan “Que sean una sola cosa”, fue fundada por la Congregación del Concilio y tiene como finalidad promover la unidad de todos los cristianos en la única Iglesia de Cristo.

Estamos en un período de transición, estamos viviendo tiempos peligrosos, estamos llegando a un punto en el que, el Rapto de la iglesia de Jesucristo; sea una realidad.Y Pablo escribió sobre esto a Timoteo lo siguiente: “Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, mediante la hipocresía de mentirosos que tienen cauterizada la conciencia”

El ecumenismo es una trampa mortal. Los católicos tienden hoy por doquier, a sentir la fe y a vivirla de manera cada vez más parecida a la de los protestantes. Tengamos cuidado de oir y aprender de la sana doctrina.

Himno del Ecumenismo

Por: Ramón Mayola

1 Que feliz voy a ser el fausto día
En que todos los hombres de la tierra
Entonemos la misma melodía
Porque aprendimos a vivir sin guerra
2 Cuando todos los pueblos y naciones
Nos confundamos en fraterno lazo
Contemplando en las varias religiones
Al Dios Uno, tendiéndonos los brazos
3 Y el budista, el judío y el cristiano
El hindú, el musulmán y el taoísta
Nos demos todos con amor la mano
Y bendigamos todo cuanto exista.
4 Y la unión integremos como hermanos
Respetando de todos las creencias
Porque en todas encierra el Gran Arcano
Como nos muestra con verdad la ciencia.
5 Cuando muera por siempre el fanatismo
Que a raudales la sangre ha derramado
Un gran triunfo tendrá el Ecumenismo
Como Cristo Jesús tanto ha anhelado.
Medítalo

Apocalipsis 17:4-6 Y 18:1-4

Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito, un misterio: Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.

Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.

Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.
Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;