Skip to content

El divorcio de Álvaro Colom y Sandra Torres

24 marzo, 2011

Quiero dejar plasmada mi opinión con un tema candente de actualidad política en nuestro país; el divorcio del actual presidente de Guatemala Ingeniero Álvaro Colom y su esposa Sandra Torres de Colom. No siendo jurista y tampoco un versado en leyes-puesto que no es esto lo que me ocupa-quiero expresar mi opinión sobre lo antes mencionado.

El matrimonio y el divorcio, forman un paralelismo en la historia de la humanidad. Hablar del matrimonio es tan extenso como hablar del divorcio. Al hablar de matrimonio tenemos que hacer una separación entre iglesia y estado. Ya que para los cristianos, el matrimonio es obra exclusiva de Dios. El relato bíblico de Génesis nos revela a un Dios Creador en relación al matrimonio; “no es bueno que el hombre este solo, le hare ayuda idónea para él (hablando Dios de Adán). Jesucristo vino a confirmar lo que el Padre había establecido al principio. Ubicando el matrimonio dentro del proyecto original de Dios. “No habéis leído que el Creador desde el principio los hizo varón y hembra, y que dijo: Por esto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne. De tal manera que ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre’. La teología cristiana ve en el matrimonio una imagen de la unión de Cristo con la Iglesia, una relación indisoluble y eterna. Mediante el matrimonio, Dios impide que la humanidad venga a ser una confusa multitud de individuos dispersos.Estudios sociológicos y antropológico-culturales nos dan la confirmación de la legalización del matrimonio como una constante a través de las distintas épocas, culturas y religiones. Esto con el fin de proteger a la pareja ante la fragilidad y ambigüedad de sus sentimientos amorosos, y porque el afecto conyugal se convierte en un fenómeno público del que se derivan múltiples y variadas consecuencias que afectan a la sociedad. En la edad moderna se comienzan a crear las condiciones que llevan a los Estados a reivindicar su propia competencia sobre el matrimonio, hasta llegar a la institución del matrimonio civil, regulando y normando el mismo dentro de sus propias legislaturas para darle formalidad y legalidad a la unión de hombre y mujer en el vínculo del matrimonio.

El matrimonio: Es una institución social por la que un hombre y una mujer se unen legalmente, con ánimo de permanencia y con el fin de vivir juntos, procrear, alimentar y educar a sus hijos y auxiliarse entre sí.

El matrimonio es un acto lícito y voluntario. Cuando hablamos de voluntad, hacemos referencia a la espontaneidad de ambas partes y no por obligación o deber que se tenga que cumplir. Pero la voluntad, también surge en el individuo como consecuencia de la conveniencia del momento. Esa conveniencia puede motivar a una persona a tomar decisiones espontaneas sin medir las consecuencias futuras. La conveniencia puede romper todo compromiso adquirido cuando se vean afectados los intereses personales. Pero la voluntad también puede obrar por capricho. Quiere decir que un matrimonio se puede fundamentar en el capricho e interés de una o ambas partes dependiendo el caso, y no en la esencia misma del matrimonio como tal.

Ahora bien; en contraposición al matrimonio está el divorcio

Se entiende por divorcio a la separación y disolución de un matrimonio válidamente instituido. Desde nuestro punto de vista, debemos observar las palabras de Jesús; al advertir, que el hombre no puede separar lo que Dios ha unido… ‘Moisés os permitió separaros de vuestras mujeres por la dureza de vuestro corazón, pero al principio NO era así; afirmo Jesús. Como cristiano rechazo enérgicamente el divorcio antojadizo de quienes solo desean satisfacer su ego. El divorcio es la última instancia a seguir. Casos excepcionales, bajo el agotamiento de toda vía y que ponga en riesgo a la familia, deben considerarse y son la excepción.

El matrimonio civil y el divorcio se introdujeron definitivamente y de modo estable con la legislación revolucionaria francesa y con el código napoleónico (1803), que sustancialmente fueron en esta materia el arquetipo de las legislaciones de los Estados modernos. La mayoría de estados aprueban el divorcio como tal. Y las legislaciones de los estados ven el divorcio como una institución jurídica que permite o autoriza la separación de los cónyuges y sus bienes, dándole termino a la vida común de ambos por decreto o sentencia de autoridad judicial competente, disolviendo así el matrimonio.

Según las legislaciones, la separación o divorcio de una pareja, se pueden dar por diferentes causas, entre ellas las siguientes: adulterio, violencia intrafamiliar, infidelidad, falta de afectividad sexual, orientación sexual distinta a la manifestada al momento de casarse, alcoholismo de uno de los cónyuges, inestabilidad emocional, apatía mutua o por motivos económicos, falta de acuerdo en los roles dentro del matrimonio, pérdida del respeto mutuo. Es causa de divorcio el mutuo disenso; la bigamia, la enfermedad física o mental que ponga en riesgo la vida del otro cónyuge; la violación de los deberes inherentes al matrimonio; abandono malicioso; falta de higiene personal, adicciones, distracciones, política, deportes y hobbies. (Wikipedia)

La legislación guatemalteca, apunta similares causas a las mencionadas anteriormente, en el artículo 155 del código civil. Y hace referencia al considerar que si la pareja se ve afectada por los causales mencionados en este artículo, puede presentar su demanda en un juzgado de familia para dar trámite a su divorcio.

Según la legislación guatemalteca las demandas de divorcio se pueden dar por decisión unilateral, por mutuo acuerdo y por decisión judicial.

Si el divorcio cada vez más, va cobrando aceptación en nuestra sociedad. ¿Qué es lo que me motiva a escribir sobre el mismo?

Esta semana se dio a conocer oficialmente, por diferentes medios de comunicación, el trámite de divorcio que de común acuerdo, solicitaron los esposos Colom Torres a un juzgado de familia; desde el pasado once de marzo del presente año.

Lo que conmociona e indigna a la sociedad guatemalteca. Es la decisión del presidente y su esposa, de disolver por la vía legal su matrimonio y así dar salida a un impedimento enmarcado en el artículo 186 de la constitución de nuestro país. El divorcio en este caso, viene siendo una salida técnica a un impedimento legal.

La noticia ha causado revuelo, no solo a nivel nacional sino también en el plano internacional al conocerse oficialmente del divorcio de la pareja presidencial. Lo que llama la atención del caso, es el motivo que impulso a los Colom Torres a solicitar la disolución de su matrimonio. En labios de la propia esposa del presidente; ella indica que la decisión que toma obedece a un clamor de la sociedad guatemalteca. El presidente por su parte ha afirmado que los intereses de Guatemala son superiores a su matrimonio. Hace un año aproximadamente, el divorcio no cabía en la mente del mandatario, calificando el divorcio como algo inmoral. Pero uno es dueño de su silencio y esclavo de sus propias palabras. Ya que hoy afirma que su caso no debe juzgarse como algo inmoral, incluso acusa a la sociedad a no moralizar sobre este tema.

Pero ¿Que es la moral?

La moral es un conjunto de reglas que sirven para guiar nuestra conducta. La moral no son impedimentos arbitrarios. La moral nos sirve para valorar acciones. Y las acciones tomadas por el presidente se califican de inmoral, porque su divorcio no tiene causas justificadas que den un valor real a su divorcio.

A todas luces el divorcio del mandatario se enfoca en un deseo de poder, abriendo el camino a una dictadura al estilo de otros gobiernos de nuestro continente. Lamentablemente gente cercana al gobierno han afirmado que la moral en la política hay que apartarla. El propio gobernante lo ha expresado en declaraciones recientes. Pero Raúl Alfonsín dijo lo siguiente: “La política sin moral es pura basura”. En lo que estoy totalmente de acuerdo.

El divorcio del mandatario es un fraude de ley. Este divorcio no cumple con los causales enunciados en el código civil. El divorcio se fundamenta en una ambición de poder. Y como si fuera poco, el caso se está ventilando de manera acelerada no cumpliendo esta demanda con el debido proceso. Algunos consideran que la demanda de divorcio llena los requisitos para acusar al presidente de falsedad ideológica, falsedad material y violación a la Constitución y Consideran que la demanda de divorcio es inconstitucional.

La ética y la moral no son parte de los valores de nuestro actual gobernante. La mentira y el engaño les han acompañado en estos cuatro años de gobierno.

“El país se enfrenta a una asonada contra el Estado de Derecho, ante los ojos de todos los guatemaltecos y del mundo entero. El cinismo, el descaro, la deshonra a las instituciones, el mal ejemplo a la sociedad y la invitación a entronizar para siempre el irrespeto, pero sobre todo la burla a la ley, son aliados de los políticos mentirosos. Nadie puede tomar en serio a un país donde pueden suceder de manera impune. Y, pese a lo expresado por un viejo refrán, los guatemaltecos no merecemos este tipo de gobernantes” (Mario Antonio Sandoval)

“Una persona que tiene a su responsabilidad la administración de una entidad pública, sujeta al servicio social, debe tener la mayor integridad espiritual que sea posible y un profundo disentimiento para entender el sentido de la existencia humana, porque sus funciones están limitadas pura y simplemente a su investidura ya que todas las actitudes pragmáticas constituyen la voluntad, no de una persona común, si no, de un funcionario que tiene a su vez en sus manos decidir sobre el destino de los demás ciudadanos, y las mismas serán en provecho o perjuicios de todos, de modo, que cuando se tiene el poder la situación puede ser grave si no se actúa con verdadera prudencia y con verdaderos criterios lógicos. Educar.org

Señor presidente, su actuar deja mucho que desear. Es condenable su divorcio desde todos los puntos de vista. El divorcio es pecado, pecado es transgresión de la ley y usted está transgrediendo la ley divina y las leyes humanas.

16 comentarios
  1. tete permalink
    26 julio, 2011 7:07 pm

    alas personas comunes nos es permitido lo que la ley no prohibe de igual forma a los empleados publicos dice que la ley les ordenas que deben hacer, que bonito lo del divorcio para poder burlarse de las leyes de nuyestro pais, si se burlan asi de la constitucion de que otra cosa no se pueden burlar.
    ya que el articulo 86 prohibe podemos esperar que dentro de 4 años mas haya una ley que se puedan divorciar los hijos de los padres asi los hijos de la doña pueden optar por el cargo de servidor publico como presidente que su trabajo es de representar a los guatemaltecos no de dominarlos o manejar sus fondos a sabor y antojo.
    es vergonzoso que se quieran llamar de la clase politica a una testaferra del estado llevandose todo el dinero que dice que le da a la gente pobre y cada tres meses les da unos miseros 150 quetzales por niño en que ayudan y de donde va a salir mas para darle.
    perdon por tanto ignorante que anda apoyhando este tipo de personas que no sirven a ls sociedad y dicen una empresaria exitosa les pregunto cuantas maquilas con buena paga tiene en melchor donde no hay casi trabajo honrado o por si fuera poco que salga y desmienta que ella estubo en la orpa. cobardes que se escondieron entre la gente de las dos erres y no puedieron dar sus nombres para que no asesinaran a tanta gente inocente.
    o al millon de dolares que le dio colom a un productor mexicano para que saliera su hijo en telehits dias despues de su toma de poder. GUATEMALA, GUATEBUENA despierta ya de tanto atropello y de tanta gente inepta que apolla a gente mas inepta que ellos.

  2. SEBAS permalink
    25 mayo, 2011 2:41 pm

    LO QUE HIZO EL PRESIDENTE NO ES CORRECTO, PORQUE LO HICIERON POR QUERER GANAR MUCHOS DINEROS AL MISMO TIEMPO, QUIEREN SER GENTES HONORADOS.
    PERO SEGÚN COMO DICE UN DICHO; EL QUE ENALTECE SERÁ HUMILLADO Y EL QUE HUMILLA SERÁ ENALTECIDO. MEJOR LA GRANDEZA Y TODAS LAS COSAS QUE PENSAMOS Y HACEMOS MEJOR LO DEJAMOS EN LAS MANNNOS DEL SEÑOR.

  3. Osberto Moisés Orozco permalink
    23 abril, 2011 8:06 pm

    Señor Marlon Higueros: gracias por compartir su pensamiento con el mío, quien no participa no aprende, nuestro deseo es lograr que los guatemaltecos podamos participar en política, para ser socios de nuestra propia sociedad, y esto se fomenta con el estudio de la constitución a efecto de utilizarse, para que la población pueda participar en la institucionalidad del País,(de acuerdo al Preámbulo de la Constitución o sus lineamientos generales), y luego coadministrar las políticas públicas para satisfacer sus necesidades personales y de clase, por supuesto que la lacha tiene que darse, es una lucha diaria, en las propias comunidades, que busque satisfacer nuestras necesidades, (veámos a Habraám Maslow) y luego entendamos la doctrina de nuestro Maestro de Galilea en el Sermón de la Montaña, y en el Padre Nuestro, no se su tendencia ideológica, pero sea cual sea cabe dentro del contexto Constitucional, la Constitución es superior a cualquier ideología, así como la Biblia superior a cualuier religión, Si tomamos la Constitución Políticas buscaremos el Diálogo (conciliación de os Lógicas o dos versiones de la vidad), si tomamos la Biblia buscaremos la Piedad (pedir y da), en ambos casos en obligación tener criterio definido, en nuestro caso, se ha perdido la razón y la conciencia por procesos de deformación histórica causados por los relaciones de producción y consumo existentes una sociedad clasista como la nuestra, y que este tipo de embrutecimiento impide tener criterio político, de tal forma que no se puede tener valores propios de clase, y se utilizan e identifican valores desviados, que la clase explotadora impulsa con el apoyo de psudo dirigentes populares, que son premiados con dádivas, para mantener divida a la población explotada, no es necesario tejer fino, para comprender que el tipo de moral que se utiliza para juzgar un divorcio, sea el de una moral fariséica, que busca mantener el sub desarrollo sostenible.

Trackbacks

  1. El divorcio de Álvaro Colom y Sandra Torres | Es para todo público

Los comentarios están cerrados.