Skip to content

Pastor vrs prosperidad

24 abril, 2013

69024_573222856044895_1961244980_n

La imagen que aquí publicamos fue motivo de discusión en nuestro muro de Facebook. La imagen termino siendo un tema de discusión que hizo despertar el sentimiento de fanatismo en muchos de nuestros visitantes y que se hacen llamar pastores o lideres de congregaciones. Lastimosamente no tuvieron el valor de hacer sus comentarios públicamente y solo a través de mensajes directos nos hicieron ver su inconformidad. Les dejamos nuestra publicación haciendo referencia a la publicación hecha hoy en nuestro muro.

Antes de realizar la publicación, la analizamos a sabiendas de que la misma iba a generar polémica. Lastimosamente nos han tildado de manera poco prudente que no vale la pena describir.

Con esta publicación No generalizamos señalando a todos los pastores.  El cuerpo de Cristo tiene pastores serios y honestos que se dedican con entereza y sinceridad a este trabajo confiado por el Señor.

La palabra pastor en su sentido natural, dice de uno que cuida manadas o rebaños, y no meramente uno que los alimenta. La palabra Pastor viene del verbo raah, que significa «pastar, pacer; pastorear, apacentar». Pero esta palabra se apega más a la palabra roeh, que significa Pastor. Este concepto se le da a Dios, quien se le considera como el gran Pastor de Israel. Los pastores que se mencionan en la Biblia pueden ser literales o metafóricos: los que cuidan ovejas; y los pastores, divinos o mortales, que se ocupan de los hombres. El término hebreo para pastor es el participio roµ>eh, en griego se usa poimeµn; que da a entender sobre el cuidado hacia el prójimo, el mismo puede ser político o espiritual.

El trabajo del pastor es una gran responsabilidad desde todos los aspectos. En el Nuevo Testamento encontramos que una de las tareas de Jesús, es ser el pastor de su rebaño; a Él se le ha llamado el Pastor de pastores, El Príncipe de los pastores.

En los tiempos bíblicos los pastores no gozaban de buena reputación y, al igual que los publicanos, estaban privados de los derechos de un ciudadano. La enseñanza de Jesús era, una enseñanza aislada que rompía el esquema mental tradicional. En las iglesias protestantes es usual el llamar“pastor” a los ministros que presiden una congregación.

Dios ha proporcionado a su pueblo hombres con los dones necesarios para apacentar el rebaño de sus hijos, según la promesa de Jeremías 3:15: “Os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia”.En el Nuevo Testamento la palabra pastor se usa una sola vez (Efesios 4.11), para señalar al ministro de una congregación, pero la palabra “apacentar”comunica el mismo concepto, pues es sinónimo de “pastorear” (Juan 21:15, Hechos20:28; 1 Pedro 5:2- 4).

Recordemos que el ministerio Pastoral fue establecido por Jesucristo: Efesios 4:11 – 12 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. Siendo Dios mismo quien los constituyo, era y es necesario que el trabajo de un pastor sea exclusivamente predicar, instruir, edificar, exhortar, enseñar la palabra de Dios (la Biblia) para realizar esta tarea se necesita que sea a tiempo completo.

El Apóstol Pablo reconociendo este trabajo escribe a los corintios: “Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿será mucho pedir que cosechemos de vosotros lo material? Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Sin embargo (dijo Pablo), no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.(1 Corintios 9:11 – 14)

Note como Pablo dice: ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que lo que sirven al altar, del altar participan?, Pablo es claro al decir que coman del evangelio, que vivan del evangelio, pero que se dediquen a trabajar exclusivamente para el evangelio. ¿Cuál era la base de Pablo para enseñar esto? La respuesta la había obtenido de las palabras de Jesús: Mateo 10:7-10 Y yendo, predicad, diciendo: “El reino de los cielos se ha acercado”. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos,echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

Pablo dando instrucciones a Timoteo le escribe: 1 Timoteo 5:17-18 Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar, pues la Escritura dice: “No pondrás bozal al buey que trilla” y “Digno es el obrero de su salario”

Es correcto y es necesario que un hombre de Dios a quien El llamo para su servicio, viva entregado a Él. Lamentablemente en nuestros días, muchos han cuestionado el trabajo pastoral. A muchos les doy la razón, ya que se han levantado ministerios o pseudo ministerios, que se aprovechan de la grey, se han enriquecido a cuestas del evangelio de Jesucristo, y su único fin es enriquecerse ellos mismos por medio de ganancias deshonestas, sin importarles en nada la formación de los fieles en la santificación y enseñanza da la palabra.

Hoy día muchos pastores predican con autoridad, un evangelio de prosperidad y beneficios terrenales, errados en la doctrina, impulsados por sus propios deseos de enriquecimiento y auto-engañándose, creen y hacen creer a los fieles que Dios les llamo, predican un evangelio manipulador, como si no tuvieran que dar cuentas ante Dios de sí mismos y de la grey.

Es importante que el pastor se instruya, en la palabra y en lo secular. Que sepa distinguir bien el llamado de Dios, en cuanto al servicio de su obra. Nosotros conocemos del trabajo pastoral, y no lo criticamos más bien lo honramos y respetamos, hemos estado muy de cerca de gente que sirve a Dios con entereza y corazón humilde.

Pero también conocemos a líderes que se han enriquecido a costillas de la grey de Dios. Gente que ha hecho de sus congregaciones, verdaderas empresas de enriquecimiento. No estamos en contra de la prosperidad, el hecho de que alguien sea pastor no quiere decir que sea un miserable sin derecho a comer, o que tenga que vivir de manera paupérrima digno de lastima.

Recordemos las palabras de Ezequiel capítulo 34:1-4 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza, y di a los pastores: Así ha dicho Jehová el Señor: ¡Ay delos pastores de Israel, que se apacientan a sí mismos! ¿No apacientan los pastores a los rebaños? Coméis la grosura, y os vestís de la lana; la engordada degolláis, mas no apacentáis a las ovejas. No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma; no vendasteis la perniquebrada, no volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os habéis enseñoreado de ellas con dureza y con violencia. Y andan errantes por falta de pastor, y son presa de todas las fieras del campo, y se han dispersado.

La biblia señala también el pecado de los hijos de Eli: Los hijos de Elí eran hombres impíos, que no tenían conocimiento de Jehovah. El pecado de los jóvenes era muy grande delante de Jehovah, porque los hombres trataban con irreverencia las ofrendas de Jehovah.

Dejamos claro que no estamos en contra de las riquezas y la prosperidad material. Puntualizamos como indigno enriquecerse a costas del evangelio y la explotación de la iglesia como tal.

“Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1Timoteo 6.6–10).

Perdón a los verdaderos siervos de Dios que predican el evangelio de Jesucristo y se sintieron ofendidos por la publicación. Perdón a aquellos lideres que trabajan en los campos, las montañas y rincones olvidados de muchas regiones de América Latina. A aquellos misioneros que sufren persecución y viven en condiciones precarias en los países musulmanes y sufren toda clase de vejámenes. Cuan hermosos son los pies de aquellos que anuncian el evangelio de la paz y buenas nuevas de salvación.

Bendiciones a todos y gracias por seguirnos a través de este medio.

La imagen y los comentarios en Facebook puedes encontrarlos en el siguiente enlace de Teología e Historia

 

18 comentarios
  1. Alberto de J. Sánchez Chanona permalink
    17 octubre, 2013 8:01 pm

    El comentario que te solicito es para que me ayudes a entender por que no se menciona la palabra diezmo, primicia y ofrenda como dinero en el Nuevo Testamento, y en base a que en algunas iglesias evangelicas, los pastores no reciben diezmos, primicias y ofrendas por que es algo establecido unicamente para el pueblo de Israel, no para los gentiles según el Libro de los Hechos de los Apóstoles, especialmente Hechos 15:1–32. El pastor tiene que trabajar en algo o depender de lo que Dios le provea a través de la Iglesia según: Mateo 6:31–34; Juan 12:26; Lucas 12:15–34. Por que la palabra de Dios aplica para los pastores también; únicamente recolectan dinero para pagar los servicios de agua potable, y energía eléctrica, telefono, mantenimiento del inmueble (Templo), o para ayudar a alguien necesitado.

    • 18 octubre, 2013 9:24 am

      Alberto; gracias por el comentario y con gusto ayudaremos. Solo pedimos un poco de tiempo porque tenemos mucho trabajo y atendemos las solicitudes en orden para trabajar ordenadamente. Queremos presentar un fragmento de nuestra publicación pastor vrs prosperidad la cual dejamos acá esperando ayude un poco con la duda planteada, quizá esto nos pueda ir ayudando de manera anticipada. Saludos,,

      Recordemos que el ministerio Pastoral fue establecido por Jesucristo: Efesios 4:11 – 12 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. Siendo Dios mismo quien los constituyo, era y es necesario que el trabajo de un pastor sea exclusivamente predicar, instruir, edificar, exhortar, enseñar la palabra de Dios (la Biblia) para realizar esta tarea se necesita que sea a tiempo completo.

      El Apóstol Pablo reconociendo este trabajo escribe a los corintios: “Si nosotros sembramos entre vosotros lo espiritual, ¿será mucho pedir que cosechemos de vosotros lo material? Si otros participan de este derecho sobre vosotros, ¿cuánto más nosotros? Sin embargo (dijo Pablo), no hemos usado de este derecho, sino que lo soportamos todo por no poner ningún obstáculo al evangelio de Cristo. ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio.(1 Corintios 9:11 – 14)

      Note como Pablo dice: ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que lo que sirven al altar, del altar participan?, Pablo es claro al decir que coman del evangelio, que vivan del evangelio, pero que se dediquen a trabajar exclusivamente para el evangelio. ¿Cuál era la base de Pablo para enseñar esto? La respuesta la había obtenido de las palabras de Jesús: Mateo 10:7-10 Y yendo, predicad, diciendo: “El reino de los cielos se ha acercado”. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos,echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

  2. Alberto de J. Sánchez Chanona permalink
    17 octubre, 2013 7:20 pm

    Si eres tan amable, de comentar algo sobre el diezmo, la primicia y la ofrenda que en muchas de las denominaciones evangelicas en el mundo, dan los congregantes directamentamente al pastor o a una tesorería de la iglesia, incluso algunas iglsias sugieren a los congregantes donar diezmos, primicias y ofrendas; te ruego que lo hagas en base al Libro de los Hechos de los Apóstoles. Dios te siga bendiciendo.

  3. CESAR MIGUEL GAYOSO RODRIGUEZ permalink
    17 agosto, 2013 7:24 am

    LA VERDAD ES LA VERDAD AUNQUE NOS DUELA, GRACIAS A DIOS QUE EL HA RESERVADO A SUS ESCOGIDOS QUE NO DOBLAN RODILLA PARA LOS BIENES MATERIAÑES

  4. 10 junio, 2013 10:23 am

    Reblogueó esto en Misceláneo…..Revistay comentado:
    Interesante nota que compartimos con ustedes

Los comentarios están cerrados.