Skip to content

Antecedentes de la contribución de Josefo al Nuevo Testamento

21 junio, 2013

Josefo nació en Jerusalén en 37/38 D.C. y se convirtió en historiador escribiendo principalmente acerca de la gente Judía hasta su muerte, cerca del 100 D.C. Aún existen manuscritos originales de cuatro de sus obras: 1) La Guerra de los Judíos; 2) Las Antigüedades de los Judíos; 3) Vita (vida) y 4) Contra Apión. Estas obras nos proporcionan un conocimiento sobre la era del Nuevo Testamento que de otra manera no tendríamos. En resumen, Josefo ha contribuido a nuestra comprensión de los antecedentes sociales, políticos, históricos (incluyendo datos cronológicos) y religiosos del Nuevo Testamento.

Ejemplos Específicos de las contribución de Josefo

1.  Los Asmoneos

Josefo habla acerca de la línea Asmonea, incluyendo personas tales como Judas ben Matatías; Judas el Macabeo; Juan Hircano I; Aristóbulo I; Alejandro Janeo; Salomé Alejandra; Hircano II; Aristóbulo II y, por supuesto, Mariamma; Herodes el Grande y varios otros.

Estas personas, a través del relato de Josefo de sus vidas, juegan un papel significativo en ayudarnos a comprender cómo el alto sacerdocio era visto en los años que antecedieron a la venida de Cristo, y su relación con las sectas emergentes en Israel, tales como los Fariseos, los Saduceos, etc., y nos iluminan aún más el clima político, espiritual en Israel en esos tiempos.

2.  Herodes el Grande y Su Familia

Josefo tiene mucho que decir acerca de los antecedentes de Herodes el Grande, al igual que de él y su familia después de él. Unos pocos elementos han sido seleccionados para discusión.

a.  Herodes era una persona competente, hábil en la cacería, en montar a caballo, disparar una flecha, ganar en combate, etc. De descripciones tales como ésta, podemos comprender cómo él pudo escapar de ser capturado por los Partianos, y luego, de conducir a las tropas romanas de regreso a Judea, derrotar a los Partianos y obtener el control de la tierra. Es bastante razonable comprender entonces cómo él fue rey de los Judíos como afirman los escritores del Evangelio (Mateo 2:1; Lucas 1:5). Es también interesante notar que, de acuerdo con Josefo, Herodes fue instituido como rey de Judea por decreto de César Augusto.

b.  El vínculo de Herodes con el reino de César nos ayuda también a datar los eventos del Nuevo Testamento descritos por los escritores del Evangelio. Por ejemplo, generalmente hablando, Herodes murió después de 33 años de servicio a Roma, en el 4 A.C. y Cristo nació justo alrededor de la misma época, un poco antes, quizá en el 4 o 5 A.C. (Mateo 2:1 y 2:16). Muchas otras fechas son aseguradas por Josefo con respecto a los gobernadores romanos.

c.  Fue un constructor incansable, como evidencia Josefo y fue de hecho responsable por la reconstrucción del templo Judío a costa de un nada despreciable costo personal. Debido a que fue hecho en el año quince de su reino sabemos ahora la edad del Templo del que se habla en los relatos del Evangelio (aproximadamente 48-50 años).

d.  Determinado a incrementar su poder y esfera de gobierno, hizo matar a Hircano y así eliminó cualquier amenaza al trono.

e.  Herodes se hizo cada vez más tirano cerca del final de su carrera. Esto puede haber preparado el marco para la masacre de los niños registrada en Mateo 2:16. Herodes ciertamente era, de acuerdo con Josefo, no únicamente capaz de tan horrible crimen, sino que era de hecho inclinado a tales actos infames. Nota: Parece que este terrible evento no aparece registrado en Josefo.

f.  Parece, según Josefo, que Arquelao, hijo de Herodes, quien asumió el liderazgo como etnarca de Judea, Samaria e Idumea en el 4 A.C. (después de la muerte de Herodes), era de carácter similar al de su padre. Josefo dice que “Arquelao tomo posesión de la etnarquía, y usó no solo a los Judíos, sino a los Samaritanos también, bárbaramente”, con el resultado de que los Judíos se quejaron ante César y Arquelao fue desterrado a Viena, a la ciudad de Gaul. Esta descripción de Arquelao podría explicar por qué José y María, a su regreso de Egipto y al escuchar que Arquelao reinaba en lugar de su padre, tuvieron temor y fueron directo a Nazaret en Galilea—fuera de los dominios de Arquelao (Mateo 2:22).

3.  Emperadores Romanos

Josefo registra hechos acerca de emperadores romanos que nos hacen posible conocer más acerca de ellos, sus vidas políticas y su relación con la nación Judía a través de los líderes designados por ellos. En esta forma, por ejemplo, cuando Lucas menciona a César Augusto (Lucas 2:1) o Tiberio César (Lucas 3:1), sabemos algo acerca de su carácter en general y, quizás, podemos comprender mejor cómo ellos pudieron haber influenciado los eventos ocurridos en el N.T.

a.  César Augusto:  Josefo habla acerca de Cesar Augusto en muchas ocasiones, incluyendo sus conexiones con herodes el Grande y su relación. Josefo explica cómo los dominios de Herodes fueron distribuidos entre sus hijos. Esto, a su vez, explica el estado político de los asuntos encontrados en el Evangelio después de la muerte de Herodes.

b.  Tiberio:  Tiberio César fue el emperador que nombró a Poncio Pilato como procurador sobre Judea. Pilato trató de erigir “Insignias” a César en Jerusalén y también gastó dinero del tesoro del Templo en la construcción de acueductos. Resulta interesante notar que los Judíos estaban indignados y grandemente airados con ésto; aún así, cuando se trató de crucificar a uno de los suyos, es decir, a Jesucristo, ellos no tenían otro rey sino César y, en consecuencia, su representante Pilato (Juan 19:15). Si Cristo murió en fecha tan tardía como el 33 D.C. y las impiedades de Pilato ocurrieron al comienzo de su régimen (26D.C), no habrían más que diez años entre los eventos, y quizás mucho menos tiempo. Parece que la gente Judía tenía una memoria muy conveniente.

c.  Cayo (Caius/Calígula):  Cayo reinó como emperador del 37-41 D.C. durante los años de persecución de la iglesia—una iglesia que estaba básicamente conformada por Judíos. Durante su reino, envió a Petronio a invadir Judea y erigir una estatua a César en el Templo. Si los Judíos no estaban dispuestos, Petronio debía conquistarlos por medio de la guerra y erigir entonces la estatua. Los Judíos dijeron que preferían morir antes de dar a César oportunidad de poner una estatua de sí mismo en su Templo. Su respuesta es noble y claramente demuestra que estaban aún aferrados al Templo y a sus tradiciones a pesar de la venida de Cristo y la abrogación de la Ley. Uno se pregunta cómo los Cristianos en Jerusalén, muchos de los cuales parecen haber permanecido vinculados al Templo por algún tiempo (Hechos 3 – Pedro y Juan yendo al Templo a orar), habrían respondido a ésto ante el hecho de tener muchos familiares no salvos. Habrían dado sus vidas por el Templo? Hubieran sido vistos como traidores si hubieran decidido no ayudar debido a sus nuevas convicciones teológicas? En cualquier caso, este incidente ilumina nuestra comprensión de las condiciones y problemas que enfrentaban los Judíos y la iglesia en estos primeros días. Como nota teológica, quizás Dios quería usar la situación para separar más aún la iglesia del Judaísmo impío. La destrucción del Templo por parte de Tito unos 30 años después, parece indicar que Dios había abandonado a la nación por un tiempo y había comenzado a trabajar a través de la iglesia (Romanos 9-11, escrito alrededor del 57/58 D.C.).

d.  Claudio:  Claudio reinó del 41-54 D.C. y es mencionado dos veces en el libro de los Hechos. Lucas registra la predicción del profeta Agabo de que vendría hambre sobre la tierra durante el reinado de Claudio (Hechos 11:28). El también dijo que un edicto fue publicado por Claudio expulsando a todos los Judíos de Roma (Hechos 18:2). Esto ocurrió en 49-50 D.C. debido a protestas surgidas entre la comunidad Judía acerca de un cierto Crestus, que puede haberse referido a Cristo o a otra persona.  Josefo discute sobre Claudio y sus relaciones con los Judíos. El menciona un pronunciamiento favorable sobre los Judíos durante una crisis que los involucró a ellos y a los Griegos en la ciudad de Alejandría. Este edicto, debido al hecho de que Herodes Agripa I vivía aún y era rey de Palestina, ocurrió alrededor del 41-44 D.C., por tanto unos 5 o 6 años antes de la expulsión. De nuevo, aprendemos valiosa información acerca del tipo de mundo en el que la iglesia primitiva crecía y se desarrollaba.

e.  Nerón:  Nerón reinó del 54-68 D. C., tiempo en el cual Pablo estaba llevando a cabo sus viajes misioneros y la iglesia estaba realmente comenzando a crecer y tomando un distintivo sabor gentil. De acuerdo con Josefo, Nerón fue un individuo bárbaro, de quien sabemos por otros historiadores que persiguió la iglesia en Roma más severamente (después del gran incendio) y fue responsable de la muerte de los apóstoles Pedro y Pablo. El reporte de Josefo agrega otro testigo a este período de tiempo en el cual Nerón reinó sobre el imperio e hizo impacto sobre la iglesia y las escrituras del N. T. (Romanos 13; 1 Pedro 2; el marco de Hebreos).

f.  Vespasiano/Tito:  Josefo trata en gran manera acerca de los eventos que condujeron a, e incluyeron, la caída de Jerusalén en el 70 D. C., y el papel desempeñado por Vespasiano y Tito en la guerra.

4.  Prefectos y Procuradores Romanos

a.  Poncio Pilato: Josefo describe muchos de los prefectos y procuradores romanos incluyendo Poncio Pilato, Antonio Félix y Porcio Festo. Poncio Pilato fue un prefecto romano que gobernó Judea y Samaria de 26-36 D.C. Josefo describe cómo él dio muerte a muchos judíos y de hecho sentenció a Cristo.

b.  Antonio Félix:  Félix fue un procurador romano que gobernó sobre Judea y Samaria de 53-60 D.C. De acuerdo con Josefo, Félix estaba tan lleno de pasión por Drusila, la esposa de Azizo, que llegó hasta el punto de enviar un nigromante a ella para convencerla de casarse con él.  Así fue que Drusila se divorció de su esposo y se casó con Félix, “transgrediendo las leyes de sus ancestros”. Lucas nos dice que Pablo discutió cosas tales como la rectitud y el autocontrol con Félix (y junto con su esposa) lo cual le ocasionó mucho temor (Hechos 24:25). No hay duda de que Félix estaba temeroso debido a su esposa y a los muchos otros viles crímenes que cometió contra los Judíos. En este caso, es probable que Josefo nos dé información contextual pertinente que ilumine nuestra comprensión de este texto particular del N.T.

c.  Porcio Festo:  Josefo también menciona el régimen de Festo después de Félix. El hecho de que Festo haya reemplazado a Félix, de acuerdo con Josefo, parece estar de acuerdo con Lucas en Hechos 24:27.

5. Otras Areas de Contribución

Josefo también proporciona detalles y antecedentes acerca de otras varias figuras o instituciones como se ven en el Nuevo Testamento. El habla acerca de las sectas religiosas Judías de los Fariseos, Saduceos y Esenios al igual que la institución del Sanedrín. Josefo también da algunos detalles acerca de la tetrarquía de Felipe y la institución del Alto Sacerdocio. Habla acerca de Jesucristo, Juan el Bautista y Santiago el hermano de Jesús.

Tomado de: Los Escritos de Josefo y Su Relación con el NT, Greg Herrick, Th.M.

2 comentarios
  1. CESAR MIGUEL GAYOSO permalink
    10 julio, 2013 5:52 pm

    HE TENIDO LA OPORTUNIDAD DE ESTUDIAR A JOSEFO, COMO HISTORIADOR Y COMO EXPOSITOR DE LOS CONTENIDOS BÍBLICOS MUY BIEN PLANTEADOS Y EXPUESTOS COMO UN CONTENIDO HISTÓRICO DEL ACONTECER CON EL PUEBLO JUDÍO.RECOMIENDO REVISAR LOS CUATRO LIBROS COMO AYUDA PARA CUALQUIER INVESTIGACIÓN.

  2. raquel cebello del permalink
    25 junio, 2013 9:06 pm

    por favor hno.mandeme un estudio del calvinismoes verdad q si se pierde la salvacion me urge,me urge muchas graciasss

    Date: Fri, 21 Jun 2013 17:01:25 +0000 To: r.c.a.de.v.3053@hotmail.com

Los comentarios están cerrados.