El Bautismo de niños

Imagen relacionada¿Por qué bautizan bebés algunas Iglesias Evangélicas? Lejos de lo que creen muchos dentro del pueblo cristiano que no están muy relacionados con esta práctica, los evangélicos no bautizan niños basados en las mismas razones, ni la misma teología que la Iglesia Católica. Los Católicos Romanos creen que cuando los niños son bautizados el pecado original es removido y el alma de los niños viene a ser blanco, puro y libre de pecado. Esto es conocido como la ‘regeneración bautismal’. Los luteranos, también creen en la “regeneración bautismal” y la remoción del pecado original por medio del bautismo; sin embargo, existe una gran diferencia entre las bases para el bautismo de niños católico y el protestante (Reformado, Presbiteriano, Metodista, Anglicano/ Episcopal, etc.)

Algunos han dicho que el bautismo de infantes tiene su origen en la Iglesia Católica Romana y que tal práctica es una tradición católica adoptada sin fundamento bíblico alguno por las iglesias protestantes después de la Reforma. Sin embargo, desde un estudio del tema en la Biblia y la historia, tal parece que la posición que defiende el bautismo de niños debió ser parte de la costumbre de la Iglesia primitiva y de hecho está documentando históricamente que la práctica parece haber sido común entre los cristianos mucho antes de que la Iglesia de Roma apareciera. Se dice de Policarpo quien nació en la era apostólica (tiempo de los Apóstoles) de la Iglesia y fue bautizado siendo niño.

Policarpo (69-155), un discípulo del Apóstol Juan, fue bautizado de bebé (infante)…. Justino Mártir (100-166) de la próxima generación, declara cerca del año 150 DC, “Muchos, tanto hombres como mujeres, quienes han sido discípulos de Cristo desde su niñez, se mantienen puros a la edad de sesenta y setenta años “(Apología 1:15), Además, en su Dialogo con Trifo el judío, Justino Mártir declara que el bautismo es la circuncisión del Nuevo Testamento

El ser hechos discípulos desde la niñez es considerado que tales fueron primeramente bautizados y luego en su crecimiento fueron instruidos en la fe cristiana siguiendo el orden del mandamiento dado por Jesús en Mateo 28:19-20 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”. La orden de “haced discípulos” es vista en dos etapas (1) Primero “bautizándolos” – comenzando por ser bautizados en agua (2) y segundo “enseñándoles” – el discipulado por medio de la enseñanza.

¿Qué es el bautismo?

El bautismo es un acto (ordenanza o sacramento) hecho en obediencia a Dios y que sirve como señal de limpieza de pecados o pureza ceremonial de la persona se ha identificado con Cristo y su mensaje. Los que ‘confiesan’ fe en Cristo son cualificados para recibir el bautismo en agua lo cual les identifica con la iglesia de Cristo. Se espera que todos los que reciben el bautismo sean verdaderos creyentes, pero eso no es posible ser determinado y existen casos en la Biblia donde los mismos apóstoles bautizaron personas que luego dieron señal de NO SER verdaderos creyentes, aunque pertenecían a la iglesia de forma externa.

Unos dicen que ‘No’

Los cristianos de trasfondo Bautista, los adventistas y algunas otras denominaciones no practican el bautismo de niños. Ellos entienden que el bautismo en agua debe ser administrado basado solamente en la confesión de verdadera fe en Cristo, y es lo que se denomina “bautismo de creyentes”.

Marcos 16:16 El que creyere y fuere bautizado será salvo…

La lógica sigue así: El ‘prerrequisito para el bautismo es la fe’ y como los niños no se pueden arrepentir y creer, no pueden ser bautizados. Pero los adultos (y niños mayores) pueden creer y por eso son bautizados. Además, la Biblia en ninguna parte da ejemplos explícitos de niños siendo bautizados. Casi todos los bautismos registrados en el sagrado texto parecen ser como consecuencia a un acto de fe parte de adultos conscientes y capaces de reconocer su pecado y obedecer la orden de ser bautizados. Por lo tanto, los hijos de los cristianos no deben ser bautizados sino hasta que estos alcancen una edad en la que puedan escoger por si mismos el ser bautizados en agua después de haber hecho pública su confesión de fe en Cristo.

En estas iglesias, en vez de ser bautizados, los niños de los creyentes son ‘presentados’ ante Dios en una ceremonia donde el padre y la madre (o guardián) se comprometen frente a los testigos, a discipular la criatura en el camino de la fe, pero serán bautizados cuando al crecer lleguen a una edad de responsabilidad cuando puedan discernir entre el bien y el mal y decidan por sí mismos tomar el bautismo en agua como confesión de fe personal.

Otros dicen que ‘Sí’

Las bases para esta creencia están puestas en el principio ‘pactante’ de Dios con su pueblo. Israel en el Antiguo Pacto y la Iglesia en el Nuevo Pacto. Por lo tanto, los niños son considerados parte de la iglesia (congregación / pueblo) visible de Dios, y por eso pueden recibir el bautismo juntamente con (o después de) sus padres creyentes. Ahora, veremos las bases para esta interpretación.

La práctica del bautismo de niños en las Iglesias Protestantes tiene como base que la práctica del bautismo del Nuevo Testamento es correspondiente a la práctica de la circuncisión del Antiguo Testamento. Aunque no existen versos que ‘literalmente’ digan que los niños no pueden ser bautizados o que estos fueron bautizados (objeción principal de los que se oponen a esta práctica), según la visión Reformada y protestante, la información Bíblica es suficiente para deducir que sí fueron y pueden ser correctamente bautizados los niños de los creyentes.

La Confesión de Fe de Westminster dice lo siguiente respecto al bautismo de infantes:

IV)…No solo deben ser bautizados los que profesan personalmente fe en Cristo y sumisión a él, (Marc. 6:15, 16; Hech. 7:37), sino también los niños cuyos padres son creyentes o a lo menos uno de ellos lo es, (Gen. 17:9; comp. Gal. 3:9, 14; Rom. 4:11, 12; Hech. 2:38, 39; 16:14, 15, 33; Cols. 2:11, 12; I Cor. 7:14; Mat. 28:19; Marc. 10:13-16; Luc. 18:15).

El determinar si los niños deben o no deben ser bautizados presenta dificultad para ambas partes ya que la Biblia no es ‘explicita’ al respecto ni a favor ni en contra. Por lo tanto, se debe llegar a una conclusión haciendo varias deducciones de la Escritura. Considero que el peso de la razón queda del lado de los que favorecen el bautismo de menores. Existe la visión dispensacionalista y anabaptista que corta tajantemente con la administración anterior y desconoce las prácticas y cultura religiosa en la que se levantó la iglesia. Esta forma de interpretación favorece el bautismo de adultos y no de niños. Para ellos la iglesia no tiene conexión alguna con la fe de sus padres y es un sistema religioso que nace totalmente sin precedente alguno como algo netamente nuevo. Por otro lado, tenemos la posición de la iglesia que toma en cuenta el contexto cultura, religioso e histórico de la iglesia primitiva la cual sale de un ambiente y pensamiento altamente Judaico el cual ve el núcleo familiar como una unidad que tiene promesa de salvación en conjunto. De ahí que tanto Jesús, como Pedro y Pablo hablen de salvación para “toda la casa” a Zaqueo, que la promesa es “para vosotros y vuestros hijos” en el Sermón de Pentecostés, y que la salvación sea “para ti y tu casa” al carcelero de Filipos respectivamente.

El uso de la frase “toda su casa” podría indicar que, de haber niños menores en la casa, ellos también fueron incluidos. Por lo tanto, tales hijos menores deben ser necesariamente y obligatoriamente incluidos en ese bautismo familiar. Queda entonces demostrar que en todas las casas donde se bautizaron “toda la casa”, no había niños menores de edad y esa tarea es muy difícil sino imposible de hacer. La fe del padre (o madre) de familia era suficiente para asegurar la salvación a “toda su casa” como vemos en el caso del carcelero. La ausencia de mandamientos a los padres que bauticen sus hijos cuando cumplan con ciertos requisitos, favorece también a los que bautizan menores, aunque es justo mencionar que tampoco hay mandamiento para que los padres bauticen a los bebés que nazcan después de su conversión, pero esto también favorece a los paido-bautistas. Si la administración del bautismo solo a adultos (o hijos con capacidad) es algo nuevo en la historia, se esperaría que tales instrucciones fuesen incluidas; pero si lo que se sigue es el patrón establecido en el Antiguo Testamento, que el ‘sello’ o ‘símbolo’ de la justicia de la fe es administrado a los hijos que nacen a posteridad, tal aclaración o mandamiento no serían necesarios y por lo tanto no se hallan en la instrucción apostólica.

Tampoco hay ejemplos bíblicos en el Nuevo Testamento de iglesias que ‘presentaran’ hijos pequeños en las iglesias o congregaciones de los apóstoles. Al contrario, la Escritura nos indica que la presentación Bíblica ‘es’ el bautismo (o la circuncisión en el Antiguo Testamento). La iglesia neotestamentaria tiene sus raíces en el judaísmo y cuando había conversiones de gentiles a ésta religión (prosélitos), toda la familia era bautizada. El ejemplo de Cristo tocando la cabeza de los niños pequeños y bendiciendolos no indica que esto diera comienzo a una nueva práctica por la iglesia en que los líderes debían recibir bebés recién nacidos para orar por ellos y bendecirlos hasta que llegaran a obtener edad de conocimiento para luego ser bautizados. La Biblia no nos da indicación de que esta costumbre o práctica (aunque no tiene nada de malo) fuera incorporada al culto cristiano de la iglesia primitiva.

En fin, como hemos visto existe suficiente base bíblica para no condenar ni acusar injustamente de copiar o seguir las tradiciones de la Iglesia Católica a los evangélicos que practican el bautismo de los niños. Existe una diferencia muy grande entre la base Teológica Católico Romana y la Teología Protestante Reformada para sostener tal práctica. Si usted no considera correcta tal costumbre eso debe respetarse, pero no se debe rechazar a los otros como anti-bíblicos ya que es muy probable que tengan más razón y fundamento que los que no practican el bautismo de infantes. De igual manera debo decir que no existe razón para ‘repudiar’ a aquellos que no creen que el bautismo de niños este respaldado bíblicamente. El caso del silencio sobre el tema puede ser utilizado tanto a favor como en contra de ambas posiciones.

Para cerrar diré que creo que los Cristianos Evangélicos no debieran estar separados sobre este asunto ya que estamos de acuerdo que el bautismo en agua ‘no salva’ y es sólo un acto simbólico de haber sido purificados de pecado e inmundicia y de pertenencia al cuerpo ‘visible’ de Cristo que es la iglesia (1 Cor. 7:14); Y eso no afecta si es un niño de un mes, uno, dos, once o doce años o si es un adulto quien lo recibe. Sigue en pie el requerimiento que cada uno sea regenerado y ‘bautizado por el Espíritu Santo’ y siendo así unido al cuerpo místico de Cristo para plena seguridad de la esperanza.

Lea el artículo completo  ¿Deben ser Bautizados  los Hijos Pequeños de los Creyentes?

Fuente: vida eterna.org

 

Anuncios

4 comentarios en “El Bautismo de niños

  1. LO QUE DICE LA BÍBLIA SOBRE EL BAUTISMO

    Mateo 3:11. -Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.- (ver: Mateo 3:5-6; Lucas 3:7)

    JESUCRISTO NOS DEJÓ EJEMPLO (Juan 13:15). Se bautizó siendo hombre (no niño)

    Mateo 3:13-17. -Entonces Jesús vino de galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él, mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por tí, ¿y tú vienes a mí?. Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó. Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aqui los cielos le fueron abiertos, y vió al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia.-

    EL BAUTISMO ES PARA CREYENTES, NO PARA NIÑOS, NI RECIÉN NACIDOS

    Hechos 8:12. -Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.-

    ORAR Y BENDECIR A LOS NIÑOS EN CRISTO JESÚS, PERO NO PARA BAUTIZARLOS

    Lucas 18:15-17. Mateo 19:13-15. Marcos 10:13-16. -Y les presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.-

    EL ARREPENTIMIENTO Y BAUTISMO ES PARA PERSONAS CREYENTES

    Juan 3:3-5. -Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿como puede un hombre nacer siendo viejo? ¿puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.-

    Romanos 6:3-4. -¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?. Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fín de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.-

    Hechos 2:38.-Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.-

    Hechos 8:36-39. -Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿que impide que yo sea bautizado?. Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios…Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vió más, y siguió gozoso su camino.- (Otra prueba, de que es para creyentes, está en Hechos 18:8)

    Marcos 16:15,16. -Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.-

    Mateo 3:7. -Al ver él que muchos de los fariseos y de los saduceos venían a su bautismo, les decía: ¡Generación de víboras! ¿quién os enseñó a huír de la ira venidera?.-

    Hechos 10:47-48. Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?. Y mandó bautizarles en el nombre del Señor.-

    Hechos 16:32,33. -Y le hablaron la palabra del Señor a él, y a todos los que estaban en su casa. Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos

    Hechos 18:8. -Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados.

    Mateo 3:5,6. -Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.-

    Mateo 3:1,2. -En aquellos días vino Juan el Bautista, predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.-

    Hechos 26:15-21. -Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a tí, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquella en que me apareceré a tí, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanas a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados. Por lo cual, oh rey Agripa, no fuí revelde a la visión celestial, sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento. Por causa de esto los Judíos, prendiéndome en el templo, intentaron matarme.-

    Hechos 19:1-7. -Pablo, despues de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hayando a ciertos discipulos, les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creisteis? Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oido si hay Espíritu Santo. Entonces dijo: ¿En qué, pues , fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas y profetizaban. Eran por todos unos doce hombres.-

    Lucas 24:45-53. -Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que séais investidos de poder desde lo alto. Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue alzado arriba al cielo. Ellos, despues de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amen.

    Mateo 28:18-20. -Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced “discípulos” a todas las naciones, bautizándolos, en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.-

    Hechos 22:16. -¿Porque te detienes? levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre,- El que creyere y fuere bautizado será salvo, mas, el que no creyere será condenado (Marcos 15:16)

    JESÚS DIJO: “SI NO SE ARREPIENTEN TODOS SE PERDERÁN” (Lucas 13:5)

    UN NIÑO RECIEN NACIDO no tiene ni conciencia, ni entendimiento de sus actos, de ¿QUÉ? se va arrepentír, y mucho menos en ¿QUÉ? va a creer.

    TODO EL QUE LEE este comentario (que es totalmente bíblico)
    ARREPIÉNTASE si no lo ha hecho, y BAUTÍCESE nuevamente como manda la palabra de Dios (conciente de lo que está haciendo);

    Porque el bautismo para recién nacidos jamás ha sido bíblico…..

    ¡¡¡ A DIOS SEA SIEMPRE TODA LA GLORIA !!!

  2. El Bautismo es un acto de obediencia a la Palabra de Dios, establecido por Dios , y toda persona en Cristo que ha sido evangelizada debe ser bautizada en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo tal como lo mando Cristo, “La Gran Comisión,” y el Bautismo del Evangelio de Mateo, y el bautizo de Bebes y niños, de acuerdo a la tradición Cristiana deben ser presentados ante el Altar de Dios.

  3. El bautismo es un acto en el cual un cristiano es sumergido en agua para simbolizar el fin de un modo de vida, y el comienzo de uno nuevo. Una persona que ha hecho un compromiso de dar su vida para seguir a Jesús, ser obediente a la Palabra de Dios y vivir una vida nueva es un candidato para ser bautizado. El bautismo es un acto externo en el cual afirmamos nuestro deseo de seguir a Jesús en este camino interior. Esta breve introducción nos sirve para poder despejar la duda o bien la inquietud de quien envió esta interesante pregunta: Bautizar solo en el nombre de Jesús (Jesucristo) o bien en el nombre del Padre, Del Hijo y del Espíritu Santo. Vamos a lo que dice la biblia…Mateo 28:19: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo”. El mandamiento es muy claro debe ser en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…y esta fueron palabras de Jesús. Es él quien ordena hacerlo de esta manera. Para algunos parece contradictorio cuando leemos Hechos 2:37-38 37 Las palabras de Pedro traspasaron el corazón de ellos, quienes le dijeron a él y a los demás apóstoles: —Hermanos, ¿qué debemos hacer? Pedro contestó: —Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo. El siguiente comentario nos parece interesante…”Cuando Pedro dijo “Arrepiéntanse y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados” en Hechos 2:38 él se refiere a que la persona sea bautizada “bajo la autoridad que hay en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados”. Lo que Pedro estaba dejando enfatizado aquí era que la persona era bautizada dando efecto a la Gran Comisión en la cual Jesús, en Su Autoridad (o con la autoridad que posee su nombre), autorizaba a los discípulos a que bautizaran. Además Jesús con esto les instruyó cómo hacerlo” Otro interesante comentario dice lo siguiente: “¿por qué no dice Pedro los tres nombres y nada mas menciona a Jesús? Bueno lo que pasa es que Pedro no estaba diciendo a los Judíos que dejaran de creer en Jehová o en el Espíritu Santo, no los quería dividir si no les estaba enseñando que si quieren creer en el Padre y el Espíritu Santo deben creer en Jesucristo, pues él es Dios y es el único camino para llegar al padre. En otras palabras, para los protagonistas del libro de Hechos, basándose en la autoridad del Nombre de Jesucristo, bautizaban “bajo la autoridad” de Jesucristo tanto en la alabanza como en el servicio del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. La historia de la Iglesia confirma que el bautismo siempre se hizo en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Para enfatizar en nombre de quien debe hacerse; la respuesta esta en Mateo 28:19, puesto que éstas son las palabras de Jesús, no podemos estar equivocados cuando bautizamos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, siendo esta la forma correcta. Esperamos el haber aclarado la inquietud de quien nos dejo interesante comentario…Bendiciones

  4. quiero saber si como cristianos deberiamos de bautizarnos solo en el nombre de JESUSCRISTO y no como los catolicos en el nombre de la trinidad 😕 padre hijo y espiritu santo . espero su respuesta. gracias.

Los comentarios están cerrados.