Teología Negativa

Siguiendo al neoplatónico Proclo, el Pseudo-Dionisio Areopagita distingue una teología afirmativa y otra negativa. Mientras la teología afirmativa parte de los efectos de Dios en la creación, le da nombres basados en ellos y le considera como «Omninominado», la teología negativa asciende por el camino de la negación hacia el Infinito e «Innominado» que se eleva sobre todo determinante positivo y negativo. Llegada al término de este ascenso, se une con Él en la obscuridad inefable de la experiencia mística. — La doctrina de la teología negativa influyó grandemente en la teología y en la mística de la Edad Media. Así, santo Tomás de Aquino reconoce también que acerca de Dios sabemos mejor lo que no es que lo que es.

El Maestro Eckhart hizo considerable uso de esta doctrina para expresar, con frecuencia de manera paradójica, la vivencia mística, supraconceptual, sirviéndose asimismo de ella Nicolás de Cusa. El modo de pensar de la teología negativa (aunque con otros nombres) dejóse sentir en la filosofía oriental más intensamente que en Occidente. Tal ocurre cuando los sabios indios ponen por delante de cualquier aserto sobre el Absoluto el conjuro de un «no es así», cuando los budistas (Nagaryuna) o los filósofos chinos hablan del gran «vacío» o el japonés Nishida proclama una filosofía de la nada. — La teología negativa presta el servicio de aguzar nuestro sentido de la infinitud e incomprensibilidad divinas. Sin embargo, no le es lícito impugnar la posibilidad de formular afirmaciones positivas acerca de Dios si no quiere deslizarse hacia el agnosticismo.

La teología opuesta a un conocimiento racional de Dios y que sostiene que el único conocimiento sobre Dios es el que se obtiene por vía de la negación de los “nombres divinos”. Según Clemente de Alejandría (ca. 140/150-215), No “conocemos lo que es, sino lo que no es” (Stromateis, V, 71,3). La expresión, sin embargo, es de Dionisio Pseudo-Areopagita, o Pseudo-Dionisio, autor del Corpus Dionysiacum, conjunto de obras redactadas entre finales del s. V y comienzos del VI; en De divinis nominibus [Sobre los nombres de Dios] desarrolla el concepto de la “teología negativa” (apophatiké theologia), a partir de dos ideas fundamentales: la de “negación” (ouk) y la de “super” (hyper). Puesto que Dios es esencialmente ininteligible, lo único que podemos comprender de él es la negación del sentido de las perfecciones finitas, atribuyéndolas a un ser en grado superlativo de perfección, no inteligible por la mente humana; Dios es, por eso, “superininteligible” (hyperagnostos). La teología negativa apunta hacia un conocimiento místico de Dios, como único posible, y se distingue de la vía más tradicional de la teología cristiana, que admite un conocimiento racional por medio de la abstracción y de la analogía.

Juan Escoto Eriúgena, en su obra Periphýseon, propugna también la misma vía negativa del conocimiento de la naturaleza de Dios y sostiene que las afirmaciones de la Sagrada Escritura al respecto no son sino metafóricas.

También Maimónides, uno de los principales representantes de la filosofía judía, se muestra reacio a admitir algún conocimiento positivo de los atributos divinos, a excepción de la definición aristotélica de Dios como “pensamiento del pensamiento”.

Bibliografía

Pseudo-Dionisio De divinis nominibus (Migne, P. G. 3)
Santo Tomás de Aquino Summa contra Gentiles i, 14, 29, 30, 36
K. Jaspers Die grossen Philosophen i, 1957 (p. 934-956, Nagaryuna) [trad. cast.: Los grandes filósofos i, 1958
J.W. Douglass en «Downside Review» (1963) (sobre Dionisio)
J. Pieper Unaustrinkbares Licht, 21963 (sobre Tomás de Aquino)
V. Lossky Théologie négative et connaissance de Dieu chez Maître Eckhart, 1960
Lope Cilleruelo «Deum videre» en san Agustín en «Salmanticensis», 13 (1966) 231-281

Anuncios

Un comentario en “Teología Negativa

  1. EL TEMA DE LA TEOLOGÍA NEGATIVA, mal denominada Teología Negativa, y que como Cristiano creyente y analitico de la riqueza del Conocimiento de Dios y de sus leyes tan sabias , no me parece adecuado denominar a este Tema de ”Teología Negativa” porque nada de lo que Dios ha creado en este planeta llamado Tierra, puede llamarse Negativo. Todo ha sido creado para satisfacer al Hombre y su Descendencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s