Archivo de la categoría: Evangelio

El Mensaje de la Cruz

por Juan Stam

El carácter de la predicación como palabra de Dios nos dignifica y nos humilla a la vez.

Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. Me propuse, más bien, estando entre ustedes, no saber de alguna cosa, excepto de Jesucristo y de éste crucificado (1 Corintios 1.18-2.2).El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios… Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen…. Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, pero para los que Dios ha llamado, es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana. Sigue leyendo El Mensaje de la Cruz

Anuncios

Rol de la Apologética en la comunicación del Evangelio

Hoy en día no encontramos mucha Apologética en la predicación. Los predicadores, tanto los conservadores como los liberales, parecen no ver la importancia que la Apologética tiene. Es una herramienta clave para reforzar la fe de los miembros de la congregación y capacitarles para que se sientan seguros a la hora de evangelizar a sus amigos y vecinos y sean capaces de responder a las objeciones que éstos les puedan hacer.

¿Por qué la predicación contemporánea ha descuidado la Apologética? Sigue leyendo Rol de la Apologética en la comunicación del Evangelio

Resurrección de Jesús

La credibilidad de la revelación cristiana encuentra su punto de apoyo en el acontecimiento de la resurrección de Jesús crucificado. Si este punto resiste, resiste la fe; si cae la resurrección, todo resulta superfluo.

La primera afirmación de la resurrección es el texto de 1 Cor 15,3-5: «Así pues, os he transmitido ante todo lo que yo mismo recibí: o sea, que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado y resucitó al tercer día según las Escrituras y que se apareció a Cefas ». Este texto es la profesión de fe más antigua: se remonta a los años 35-40 y constituye uno de los testimonios más arcaicos. Sigue leyendo Resurrección de Jesús