Archivo de la categoría: Evangelismo

Rol de la Apologética en la comunicación del Evangelio

Hoy en día no encontramos mucha Apologética en la predicación. Los predicadores, tanto los conservadores como los liberales, parecen no ver la importancia que la Apologética tiene. Es una herramienta clave para reforzar la fe de los miembros de la congregación y capacitarles para que se sientan seguros a la hora de evangelizar a sus amigos y vecinos y sean capaces de responder a las objeciones que éstos les puedan hacer.

¿Por qué la predicación contemporánea ha descuidado la Apologética?

Una razón, como ya hemos dicho, es la falta de convicción entre los pastores de que se trata de un área importante del ministerio. Pero existen otras razones. Una de ellas es que se celebran demasiados cultos unidos –al que asiste toda la familia, incluso los niños– y cultos de Santa Cena. En los cultos, como la predicación está pensada para toda la familia, se suele presentar un contenido muy básico. En los cultos de Santa Cena, el énfasis suele estar en la devoción, antes que en la edificación. Además, en las iglesias episcopales y católico-romanas, se tiene la obligación de predicar sobre la epístola o evangelio del día, lo que hace imposible recibir una enseñanza regular sobre las verdades de la fe que suscitan debate a la hora de evangelizar. Sigue leyendo Rol de la Apologética en la comunicación del Evangelio

Anuncios

No estoy loco

Esta interesante nota de: Osmany Cruz Ferrer llamo mucho nuestra atención; la misma fue publicada por Devocional Diario y la compartimos esperando que usted, acepte el reto de las misiones….

A bordo de aquel velero danés parecía un hombre de negocios ordinario, que iba a la India a mejorar sus arcas con el cierre de algún negocio lucrativo. Las apariencias eran solo eso, apariencias. Aquel jueves 13 de junio de 1793, William Carey haría un viaje sin retorno para convertirse en misionero al segundo país más grande del mundo en densidad poblacional. Sus allegados y aun sus líderes espirituales, vieron su aventura como una locura. Un acto fruto de la ingenuidad y la imprudencia. Hoy, sin embargo, sabemos que el impacto de su ministerio fue tal, que es conocido por todos como “el padre de las misiones modernas”. Su valentía fue mal vista por los cobardes. Su fe, incomprendida por los dubitativos. Apodaron de locura a la cuerda actuación de aquel zapatero inglés que le creyó a Dios. Sigue leyendo No estoy loco