Archivo de la categoría: Historia

Profeta Ezequiel

Libro de Ezequiel

Vida del profeta.
Ezequiel (en hebreo Yejezque’el: “Dios conforta”) era de la clase sacerdotal , y fue llevado a Babilonia como cautivo en 598 a.C., juntamente con el rey Jeconías y parte de la aristocracia judaica. Según el mismo nos dice, moraba en una localidad llamada Tell-Abib, junto al río Kebar (o Naru Kabaru, de las inscripciones cuneiformes), al sur de Babilonia. Allí vivía con su esposa, participando de las penas de los exilados. En el año quinto de su cautividad (593), mientras se hallaba a orillas de dicho río, fue llamado misteriosamente al ministerio profético, que ejerció durante veintidós años. Su último escrito data del 572 a.C. (año 27 de su traslado a Babilonia). No sabemos cómo ni cuándo murió. Según una tradición antigua judaica, fue muerto por un juez del pueblo que había sido reprendido por el profeta. Sigue leyendo Profeta Ezequiel

Anuncios

Noé

Noé vivió en la época inmediata a la de Enoc, tiempo en que “la malicia de los hombres era mucha en la tierra, y todo designio del corazón de ellos era de continuo solamente el mal”. La tierra estaba corrompida y llena de violencia. El mal había llegado a su completo desarrollo y Dios resolvió raer de sobre la faz de la tierra aquella rebelde generación.

Noé, siguiendo las pisadas de Enoc, y guardado por la misma fe, vivió sin contaminarse con las costumbres licenciosas de su tiempo; por lo cual está escrito de él: “Noé varón justo, perfecto fue en sus generaciones; con Dios caminó Noé”. Alejado del camino de maldad trillado por la mayoría, seguía una senda de separación a Dios y de obediencia a su santa voluntad; y de esta manera estaba preparado para recibir la bendición del Altísimo: “Los ojos de Jehová están sobre los justos, Salmos 34:15. Sigue leyendo Noé

Israel y el territorio que ocupa

Interesante artículo escrito por Juan Stam….algunos lo han considerado un tema polémico y ha causado controversia y debate. Esperamos les pueda ser de utilidad, bendiciones.

Muchos evangélicos — probablemente la mayoría, por lo menos en los EUA — defienden desde la Biblia al actual estado israelí. Por los mismos argumentos, rechazan los reclamos palestinos de una parte del territorio que antes ocupaban. Estos evangélicos ven la formación del estado israelí como un evidente cumplimiento profético, maravilloso e impactante, y hasta una prueba de la veracidad de la Biblia. Es, para ellos, también una señal de la pronta venida de Cristo. En esa teología sionista-evangélica, “Israel es el reloj de Dios”.

En cuanto a este tema, hay algo que me sorprende mucho: ningún pasaje del Nuevo Testamento enseña tal cosa. Jesús profetizó la destrucción de la ciudad de Jerusalén por los romanos (Mr 13; Lc 21; Mt 24), pero no procedió a anunciar la reconstrucción de esa ciudad, mucho menos el establecimiento de un futuro estado israelí. Según la versión en San Lucas, después de su destrucción “los gentiles pisotearán a Jerusalén, hasta que se cumplan los tiempos señalados para ellos” (Lc 21:24), A eso sigue, en los tres evangelios sinópticos, no un estado israelí sino el retorno de Cristo. Eso me parece muy significativo. Sigue leyendo Israel y el territorio que ocupa

Científicos y el libro de Josué

En el relato bíblico, Josué oró y el “sol se paró” para que los israelitas tuviesen la más épica de sus victorias. Cuestionado por muchos siglos el relato ahora obtiene una explicación científica. Científicos israelíes dicen claramente que han descubierto la fecha en que se produjo y lo que ocurrió en el cielo ese día.

Utilizando datos de la NASA, tres científicos de la Universidad de Ben Gurion en Beer Sheva fueron lo suficientemente capaces de establecer que se trataba de un eclipse.

La batalla tuvo lugar el 30 de octubre 1207a. C. Sigue leyendo Científicos y el libro de Josué

Villancico “Noche de paz” cumple 200 años

Era la Nochebuena de 1818, en la localidad de Oberndorf, Austria, cuando previo a la misa de gallo el sacerdote Joseph Mohr se percató de que el órgano del templo no servía

En ese momento se reunió con Franz Xaver Gruber, el organista del templo para ver cómo podían resolver ese problema. La solución fue interpretar villancicos acompañados por guitarra.

Mohr le mostró a Gruber un poema que había escrito dos años atrás (1816). Aquel se llamaba Stille Nacht (Noche de silencio, en alemán) y Franz Xaver Grube compuso la melodía para aquel poema. Fue así como aquella noche se escuchó por primera vez: Noche de paz, noche de amor/ todo duerme en derredor/ Entre los astros que esparcen su luz/ bella anunciando al niño Jesús nació, el tema Noche de paz.

En 1833, Karl Mauracher, uno de los principales organistas de la época viajó a Oberndorf para arreglar el órgano, que estaba nuevamente descompuesto. Allí se copió las partituras de Noche de paz y las sacó de aquel sitio. Con el paso de los años el villancico pasó a formar parte del repertorio de la familia Rainer, un grupo de cantantes que recorría Europa. Ellos interpretaron el tema frente al emperador Francisco I de Austria (1768-1835) y fueron quienes llevaron esta melodía a EE. UU. en 1839.

En esta edición se incluyen datos poco conocidos de la canción Noche de paz. Sigue leyendo Villancico “Noche de paz” cumple 200 años