Archivo de la categoría: Historia

El legado de Martín Lutero a la Música de la iglesia

Durante el mandato del papa Gregorio I (540-604), más tarde conocido como San Gregorio Magno, la música medieval conoció una etapa próspera que se expandió por el continente. Este papa fue un gran impulsor, reformador y organizador de lo que hoy llamamos el Canto Gregoriano.

Pero el reformador Martín Lutero quería que el creyente común pudiera no solo participar del servicio, sino entender lo que allí se decía. Sigue leyendo El legado de Martín Lutero a la Música de la iglesia

Anuncios

Tito Flavio

 Resultado de imagen para Tito flavio Tito llevaba el mismo nombre que su padre, y por sus cualidades, destreza y fortuna, que le granjearon el afecto universal, fue llamado amor y delicias del género humano. Lo más asombroso de este príncipe fue que adorado en el trono, antes de subir a él fue objeto de la censura pública y hasta de odio durante el reinado de su padre. Nació el 3 de las calendas de enero (184) del año 794, célebre por la muerte de Calígula, en una habitación tan estrecha como obscura, que se enseña todavía en nuestros días tal como era y que formaba parte de un edificio de aspecto triste, cerca del Septizonio (185). Sigue leyendo Tito Flavio

Asón

Puerto marítimo de Misia, al oeste de Asia Menor, en la costa septentrional del golfo de Adramicio a unos 32 kilómetros de Troas (Hch_20:13-14). Una ojeada al mapa muestra que Pablo pudo llegar tan pronto andando, de Troas a Asón, como yendo en barco.

En su tercera gira misional, ya de regreso a Jerusalén, el apóstol Pablo se detuvo en Troas. Desde allí envió a Lucas y a otros para que fueran en barco a Asón, donde planeaba reunirse con ellos. El barco tenía que circunnavegar el cabo Baba (Lectum) para llegar a Asón (al otro lado del promontorio), lo que le permitiría a Pablo cruzar este promontorio a pie desde Troas (unos 32 Km.) y llegar a Asón a tiempo de embarcar hacia Mitilene, en la isla de Lesbos, al S. de Asón. (Hch 20:6, 13, 14.)

Este lugar está ahora totalmente asolado, pero sus ruinas están bien conservadas, algunas de granito. No lejos se levanta la actual ciudad de Beiram.