Archivo de la categoría: Homiletica

¿Por qué la predicación de hoy es tan pobre?

Artículo de Teología para Vivir

La predicación es fundamental para el cristianismo. La proclamación de la Palabra de Dios es el medio principal por el que los cristianos encuentran a Dios. Así que, la pregunta obvia es: ¿Por qué la predicación de hoy es tan pobre? 

Este no es un problema encontrado únicamente en iglesias pequeñas donde nadie alguna vez lo ha escuchado. Unos años atrás estuve en una conferencia donde un grupo de predicadores estaban siendo exhibidos como modelos a seguir. Uno de los principales predicadores, quien pertenecía a una de las iglesias más grandes y más conocidas en el ámbito JIR (“Joven, Inquieto, Reformado” o también conocido como “Neo-Calvinismo”) predicó un sermón que estuvo lleno de anécdotas entrañables y personales. Al terminar, me causó buena impresión como persona. Pero su predicación, fue realmente pésima, funcionalmente desconectada al texto que había leído previamente. Francamente, él pudo haber reemplazado la lectura de la Biblia por un soliloquio de  “El rey Lear” de Shakespeare y no hubiera tenido que cambiar ninguna oración de su sermón. Pudo haber sido muy buena y emocionante, pero como predicación fue un completo disparate. Lo más triste es que este disparate fue presentado a una gran multitud como un modelo que ellos deben hacer en el púlpito. Sigue leyendo ¿Por qué la predicación de hoy es tan pobre?

Anuncios

El Mensaje de la Cruz

por Juan Stam

El carácter de la predicación como palabra de Dios nos dignifica y nos humilla a la vez.

Yo mismo, hermanos, cuando fui a anunciarles el testimonio de Dios, no lo hice con gran elocuencia y sabiduría. Me propuse, más bien, estando entre ustedes, no saber de alguna cosa, excepto de Jesucristo y de éste crucificado (1 Corintios 1.18-2.2).El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios… Ya que Dios, en su sabio designio, dispuso que el mundo no lo conociera mediante la sabiduría humana, tuvo a bien salvar, mediante la locura de la predicación, a los que creen…. Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, pero para los que Dios ha llamado, es el poder de Dios y la sabiduría de Dios. Pues la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana. Sigue leyendo El Mensaje de la Cruz

Principios de interpretación

interpretacionPor lo general, las promesas y las predicciones del AT estaban dirigidas al Israel literal, y debían haberse cumplido en relación con esa nación, siempre que ella fuera obediente. El cumplimiento parcial de la voluntad de Dios determinó que fuera también parcial el cumplimiento de las promesas que Dios había hecho con respecto al pacto. Sin embargo, muchas de esas promesas, sobre todo las que se refieren a la proclamación del Evangelio a las naciones y al establecimiento del reino mesiánico, no pudieron cumplirse para los judíos debido a su infidelidad; pero se cumplirán en la iglesia antes de la venida de Cristo, especialmente en el pueblo remanente de Dios, y también en la tierra nueva.

Cuando los judíos rechazaron a Jesús como el Mesías, Dios a su vez los rechazó a ellos, y comisionó a la iglesia cristiana como su instrumento escogido para salvar al mundo (Mateo 28: 19-20; 2 Corintios 5: 18-20; 1 Pedro 2: 9-10; etc.).

Por lo tanto, las promesas y los privilegios del pacto fueron todos transferidos permanentemente del Israel literal al Israel espiritual (Romanos 9: 4; cf. Gálatas 3: 27-29).

Aquellas promesas que todavía no se hubieran cumplido en el Israel literal, no se cumplirían más, o bien se cumplirían en la iglesia cristiana, que sería en adelante el Israel espiritual. Las profecías de esta segunda clase han de cumplirse en principio, pero no necesariamente en todos sus detalles, debido a que muchos detalles proféticos se refieren exclusivamente a Israel como una nación literal situada en la tierra de Palestina. La iglesia cristiana es una “nación” espiritual esparcida por todo el mundo, y esos detalles evidentemente no pueden aplicarse a ella en el sentido literal en que se aplicarían al pueblo de Israel.

Las profecías de la primera clase no pueden cumplirse porque eran estrictamente condicionales, y porque por su misma naturaleza sólo se aplicaban al Israel histórico. Sigue leyendo Principios de interpretación