Archivo de la categoría: Reflexiones

Feliz año

49068205_10156796153069788_8405197714907725824_o

Esta época de fin de año, es un buen tiempo para reflexionar sobre nuestros logros y metas. Quizá muchas de ellas sin alcanzar o sueños frustrados que fácilmente pueden  apartarnos del amor de Dios.

Este fin de año es un buen tiempo para reconsiderar que Dios es bueno y siempre nos dará una nueva oportunidad; y con ello un nuevo año con oportunidades, bendiciones y mucho de su gracia.

En Teología e Historia estamos muy agradecidos con Dios por todas sus bendiciones y gracia sobre nosotros; y sobre cada uno de ustedes que a lo largo de todo este año nos han acompañado. Deseamos de todo corazón un bendecido año 2019, para ustedes y familia. Que el año nuevo sea de paz y bendición y sobre todo una nueva oportunidad para proclamar de Jesucristo y su obra redentora.

Bendiciones y de nuevo feliz año

Teología e Historia

Anuncios

Halloween y Día de los muertos

dia-muertos-calevera-calabaza¿Halloween y día de los muertos, son lo mismo?

Estas fechas siempre son oportunas para realizar un comentario con respecto al Halloween y el día de todos los santos o fieles difuntos. Aunque algunos dicen que son diferentes y que no coinciden el tipo de fiestas que se celebran; nosotros creemos que ambas coinciden en un punto; y es que tienen que ver con la muerte.

“José de Jesús Aguilar, director de Arte Sacro de la Arquidiócesis Primada de México, explicó que “hay una gran diferencia” entre la costumbre anglosajona, que celebra entre otras cosas Halloween, y en particular la mexicana, que tiene la festividad de Día de Muertos” Sigue leyendo Halloween y Día de los muertos

Harán

Murió Harán antes que su padre Taré en la tierra de su naturaleza, en Ur de los Caldeos, Génesis 11:28

Los últimos versículos del capítulo 11 de Génesis traen delante de nosotros cuatro personas típicas, o sean, representativos de la gran familia humana:

  • Harán tipifica a la inmensa multitud de indiferentes, que viven y mueren en “la tierra de su naturaleza”, o “ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay”.
  • Taré, a ese gran número de meros profesantes religiosos que carecen de la potencia impulsiva de la fe salvadora y de las obras que caracterizan esta fe.
  • Lot, al triste grupo de creyentes con mentes carnales, cuyos ojos están puestos en “las llanuras del Jordán” en vez de “en las cosas de arriba”.
  • Abram es el verdadero tipo del fiel creyente; obediente y consagrado a Dios.

Sigue leyendo Harán