Archivo de la etiqueta: Articulos

Los Judaizantes del Siglo XXI

Por René X. Pereira
Resulta interesante cómo están reapareciendo las viejas herejías que hace mucho tiempo amenazaron al cristianismo y fueron en aquellos tiempos contrarrestadas por los cristianos de entonces. Sin embargo, el pueblo cristiano de hoy no es el mismo de aquél tiempo. En los primeros siglos de la fe cristiana se levantaron los apologistas. Eran líderes capaces que enfrentaron aquellas herejías con sólidos argumentos y un vasto conocimiento de las Sagradas Escrituras. Desafortunadamente el pueblo cristiano, envuelto más en el misticismo, el relativismo y el neocarismatismo, carece de las herramientas necesarias para enfrentar las falsas doctrinas con argumentos sólidos y presentar una defensa coherente de la fe bíblica. En ocasiones, cristianos de débil fundamento en la Palabra y pobre compromiso con la verdad, son presa fácil de estos vientos de doctrina y estratagema de engañadores. Su alimento no es la Palabra, sino otras fuentes de dudosa confiabilidad, como lo es mucha de la literatura cristiana actual, una buena parte de la música que se produce y la pobreza teológica de la mayoría de los predicadores y maestros que aparecen en los medios masivos. Sigue leyendo Los Judaizantes del Siglo XXI

Anuncios

Villancico “Noche de paz” cumple 200 años

Era la Nochebuena de 1818, en la localidad de Oberndorf, Austria, cuando previo a la misa de gallo el sacerdote Joseph Mohr se percató de que el órgano del templo no servía

En ese momento se reunió con Franz Xaver Gruber, el organista del templo para ver cómo podían resolver ese problema. La solución fue interpretar villancicos acompañados por guitarra.

Mohr le mostró a Gruber un poema que había escrito dos años atrás (1816). Aquel se llamaba Stille Nacht (Noche de silencio, en alemán) y Franz Xaver Grube compuso la melodía para aquel poema. Fue así como aquella noche se escuchó por primera vez: Noche de paz, noche de amor/ todo duerme en derredor/ Entre los astros que esparcen su luz/ bella anunciando al niño Jesús nació, el tema Noche de paz.

En 1833, Karl Mauracher, uno de los principales organistas de la época viajó a Oberndorf para arreglar el órgano, que estaba nuevamente descompuesto. Allí se copió las partituras de Noche de paz y las sacó de aquel sitio. Con el paso de los años el villancico pasó a formar parte del repertorio de la familia Rainer, un grupo de cantantes que recorría Europa. Ellos interpretaron el tema frente al emperador Francisco I de Austria (1768-1835) y fueron quienes llevaron esta melodía a EE. UU. en 1839.

En esta edición se incluyen datos poco conocidos de la canción Noche de paz. Sigue leyendo Villancico “Noche de paz” cumple 200 años

Principios de interpretación

interpretacionPor lo general, las promesas y las predicciones del AT estaban dirigidas al Israel literal, y debían haberse cumplido en relación con esa nación, siempre que ella fuera obediente. El cumplimiento parcial de la voluntad de Dios determinó que fuera también parcial el cumplimiento de las promesas que Dios había hecho con respecto al pacto. Sin embargo, muchas de esas promesas, sobre todo las que se refieren a la proclamación del Evangelio a las naciones y al establecimiento del reino mesiánico, no pudieron cumplirse para los judíos debido a su infidelidad; pero se cumplirán en la iglesia antes de la venida de Cristo, especialmente en el pueblo remanente de Dios, y también en la tierra nueva.

Cuando los judíos rechazaron a Jesús como el Mesías, Dios a su vez los rechazó a ellos, y comisionó a la iglesia cristiana como su instrumento escogido para salvar al mundo (Mateo 28: 19-20; 2 Corintios 5: 18-20; 1 Pedro 2: 9-10; etc.).

Por lo tanto, las promesas y los privilegios del pacto fueron todos transferidos permanentemente del Israel literal al Israel espiritual (Romanos 9: 4; cf. Gálatas 3: 27-29).

Aquellas promesas que todavía no se hubieran cumplido en el Israel literal, no se cumplirían más, o bien se cumplirían en la iglesia cristiana, que sería en adelante el Israel espiritual. Las profecías de esta segunda clase han de cumplirse en principio, pero no necesariamente en todos sus detalles, debido a que muchos detalles proféticos se refieren exclusivamente a Israel como una nación literal situada en la tierra de Palestina. La iglesia cristiana es una “nación” espiritual esparcida por todo el mundo, y esos detalles evidentemente no pueden aplicarse a ella en el sentido literal en que se aplicarían al pueblo de Israel.

Las profecías de la primera clase no pueden cumplirse porque eran estrictamente condicionales, y porque por su misma naturaleza sólo se aplicaban al Israel histórico. Sigue leyendo Principios de interpretación