El fino sentido del humor de Jesús

Por: Juan Stam

Los evangelios narran muchas frases y situaciones que, si nos paramos a imaginarlas o si las tomáramos literalmente, nos harían mucha gracia. 

La primera herejía cristológica del Nuevo Testamento se llamaba el “docetismo”, que afirmaba que Cristo no era realmente humano sino que sólo aparentaba serlo (del griego, dokeô, aparentar, fingir). Y es que no basta afirmar la deidad de Jesucristo, sin su humanidad. Y tan grave era esa herejía, que Juan la llama el espíritu de Anticristo (1 Juan 2:18,22; 4:3; 2 Juan 7).
Seguir leyendo

La Navidad como contextualización

Por: Juan Stam

Reflexiones sobre el Prólogo del Cuarto Evangelio

(Juan 1:1-18)

Ningún texto del Nuevo Testamento capta la maravilla de la Navidad mejor que el prólogo del cuarto evangelio: “El Logos (la Palabra) era Dios… y aquel Logos fue hecho carne, y habitó entre nosotros” (Jn 1:1,14). ¿Puede haber una expresión más hermosa, y a la vez más profunda, del significado del nacimiento del Hijo de Dios como hijo de María e “hijo de hombre”? Seguir leyendo

Cesarea de Filipo

Estaba situada en la base sudoeste del monte Hermón sobre una altura rocosa de más de 350 mts. sobre el nivel del mar, como a 40 Kms. al norte del mar de Galilea y 72 al sudoeste de Damasco. El nombre griego era Paneas, probablemente nombrada así porque era el centro para la adoración del dios griego, Pan.

Fue reedificada y embellecida por Felipe el Tetrarca, de Bazán, para usarla como capital, y nombrada Cesarea en honor de Augusto César, añadiéndole su nombre para que pudiera ser distinguida de Cesarea en la costa. El distrito fue dado por Augusto a Herodes el Grande, 20 a. de J.C., quien edificó allí el templo al dios Pan. Más tarde fue llamada Nerónica por Herodes Agripa II.

Seguir leyendo

Capernaum

Este nombre significa “pueblo de Nahum”. Solamente se menciona en los cuatro Evangelios. Josefo solamente lo menciona dos veces. Era un lugar donde se recaudaban los impuestos y donde vivía un alto oficial del gobierno romano. El comandante de algunos soldados romanos edificó allí una sinagoga para los judíos. Cuando Jesús finalmente se retiró de Nazaret fue a Capernaum, y lo hizo el centro principal de su actividad por 18 ó 20 meses. Ha habido una diferencia considerable de opinión en cuanto al sitio exacto.

Seguir leyendo

Milagros de Jesús en el evangelio de Juan

Introducción

Uno de los hechos más significativos del evangelio de Juan es la presentación de Cristo. La atención de Juan al presentar pocos relatos de los milagros de Jesús, es porque centra su atención en el mesianismo de Jesús y su condición de Hijo. El carácter mesiánico de Jesús más de una vez fue el tema de discusión entre los judíos (Juan 7:26, 27; 10:24).

En el 1 Corintios 12: 24 – 27 se registran estas confesiones del mesianismo de Jesús. Para el autor Jesús era el cumplimiento de todas las esperanzas mesiánicas del pueblo judío. En total armonía con esto se encuentra la frecuente apelación al testimonio del Antiguo Testamento. Aun más característico del Evangelio es Jesús como Hijo de Dios. Muchas veces Jesús presenta su propia relación filial con el Padre. Si bien este aspecto no está ausente en los Sinópticos, es especialmente notable en Juan por la frecuente aparición del término “Hijo” sin mayor descripción. Sin embargo en el evangelio de Juan no escaparon los detalles, de milagros realizados por Jesús y que no se encuentran en los otros evangelios. Seguir leyendo