La Puerta o puertas en la Biblia

La puerta, al igual que el muro o el umbral, establece un límite entre lo que está adentro y lo que está afuera. “Puerta” es el término más prominente debido a que proveía el acceso más común a ciudades y pueblos, a templos e incluso a casas. En realidad, una puerta sirve tanto para permitir el acceso como para restringirlo. Las puertas abiertas permitían la entrada, aunque con frecuencia se empleaban porteros para asegurar que ingresaran solo las personas autorizadas (1Cr_9:22). Cuando estaban cerradas ofrecían protección y seguridad a quienes estaban adentro (Juan 5:2). Debido a que la puerta era el medio primario de ingreso, con frecuencia era el lugar donde los enemigos se reunían para atacar o forzar la entrada (Jeremìas 1:15). Continuar leyendo “La Puerta o puertas en la Biblia”