Periodo Intertestamentario

Período Ínter-testamentario

Introducción:

 Al Período Intertestamentario se lo conoce como el tiempo o periodo de silencio entre el Nuevo y el Antiguo Testamento. Esto significa que fue entre el último de los profetas (Malaquías) y el primero en el Nuevo Testamento que fue Juan el Bautista por el año 30 de la era cristiana, eso encierra un tiempo de 450 años aproximadamente.

En éste período de aparente silencio no se paró la historia, la filosofía, ni la teología. Al terminar lo que conocemos como el Antiguo Testamento, Israel siguió en la incertidumbre socio política. Hay que tomar en cuenta que históricamente Dios ha usado todos los períodos buenos y malos en la extensión de su reino y cumplimiento de su palabra.

Marco histórico de los dos grandes imperios durante este periodo: Continuar leyendo “Periodo Intertestamentario”

Los Saduceos

Partido sacerdotal y aristocrático del judaísmo cuyas doctrinas y prácticas eran opuestas a las de los “fariseos”.
Su Origen: Josefo se refiere por primera vez a los saduceos en Antigüedades XIII.x.5-7, donde describe la decisión de Hircano I (rey macabeo de los judíos, 135-105 a.C.) de aliarse con ellos. De allí se ve que la secta existía antes de dicho reinado.Antes se pensaba que el nombre se había derivado del sacerdote Sadoc, contemporáneo de David y Salomón (2 S 15.27; 19.11; 1 R 1.8), cuyos descendientes eran considerados como la línea pura ( Ez 44.15) y los conservadores del sacerdocio hasta la rebelión de los macabeos. Sin embargo, varias dificultades filológicas e históricas obligan a buscar otra explicación. T.W. Manson propone que la derivación del nombre debería encontrarse en la palabra griega, syndikoi, que significaba “autoridades fiscales” en el estado de Atenas desde el siglo IV a.C. En Israel también los saduceos controlaban los impuestos al principio los saduceos no eran un grupo religioso, pero con el tiempo, para defender sus intereses, apoyaron al sumo sacerdote. Hasta la mitad del siglo I después de Cristo controlaban el sanedrín. Después, al serles quitado el poder secular, primero por los Zelotes y después por los romanos, desaparecieron del judaísmo.

Continuar leyendo “Los Saduceos”

El fino sentido del humor de Jesús

Por: Juan Stam

Los evangelios narran muchas frases y situaciones que, si nos paramos a imaginarlas o si las tomáramos literalmente, nos harían mucha gracia. 

La primera herejía cristológica del Nuevo Testamento se llamaba el “docetismo”, que afirmaba que Cristo no era realmente humano sino que sólo aparentaba serlo (del griego, dokeô, aparentar, fingir). Y es que no basta afirmar la deidad de Jesucristo, sin su humanidad. Y tan grave era esa herejía, que Juan la llama el espíritu de Anticristo (1 Juan 2:18,22; 4:3; 2 Juan 7).
Continuar leyendo “El fino sentido del humor de Jesús”

Galilea

Galilea era la división del norte de Palestina en el lado oeste del río Jordán, y es un distrito variado y pintoresco. El nombre originalmente parece haberse referido al territorio de Neftalí. En el tiempo de Salomón el nombre incluía también el territorio de Aser, y aun parece haber incluido a Zabulón (Isaías 9:1). En ella hay montañas tales como Tabor, Gilboa y Carmelo, y llanos famosos tales como Genezaret y Esdraelón. Estaba dividida en alta y baja Galilea, y era bien regada por los muchos manantiales que brotaban entre los montes. En los tiempos primitivos era famosa por su tierra rica y fértil, y siempre ha sido famosa por el trigo y el aceite de oliva.

Continuar leyendo “Galilea”

Capernaum

Este nombre significa “pueblo de Nahum”. Solamente se menciona en los cuatro Evangelios. Josefo solamente lo menciona dos veces. Era un lugar donde se recaudaban los impuestos y donde vivía un alto oficial del gobierno romano. El comandante de algunos soldados romanos edificó allí una sinagoga para los judíos. Cuando Jesús finalmente se retiró de Nazaret fue a Capernaum, y lo hizo el centro principal de su actividad por 18 ó 20 meses. Ha habido una diferencia considerable de opinión en cuanto al sitio exacto.

Continuar leyendo “Capernaum”