Skip to content

¿Reconoceré a mi familia en el cielo?

3 febrero, 2009

En esta oportunidad daremos respuesta a la pregunta que nos hiciera Julie y la misma dice así:

¿En el cielo estaremos como familia? Es decir: ¿Mi mamá, seguirá siendo mi mamá, y me va a reconocer como su hija? Tengo esta duda por el versículo que dice: “La que haya tenido dos maridos, ¿Quien será su marido en el cielo?

Para contestar esta pregunta; iniciaremos desde la cita bíblica que nos proporciona Julie. Este versículo, del cual se hace referencia acá, se encuentra en los evangelios. Vamos a tomar la cita del evangelio de Mateo capitulo 22 y versos del 23 al 32: (esto con el fin de entender el contexto del mismo)

Aquel día se le acercaron unos saduceos, quienes dicen que no hay resurrección, y le preguntaron diciendo: 24 —Maestro, Moisés dijo: Si alguno muere sin tener hijos, su hermano se casará con su mujer y levantará descendencia a su hermano. 25 Había, pues, siete hermanos entre nosotros. El primero tomó mujer y murió, y como no tenía descendencia, dejó su mujer a su hermano.26 De la misma manera sucedió también con el segundo y el tercero, hasta los siete.27 Después de todos, murió también la mujer. 28 En la resurrección, puesto que todos la tuvieron, ¿de cuál de los siete será mujer?29 Entonces respondió Jesús y les dijo: —Erráis porque no conocéis las Escrituras, ni tampoco el poder de Dios;30 porque en la resurrección no se casan ni se dan en casamiento, sino que son como los ángeles que están en el cielo.31 Y acerca de la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios?32 Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

Primero: Los Saduceos eran un grupo religioso en los tiempos de Jesús. Este grupo religioso no creía en la resurrección. Con la intención de tentar a Jesús, se acercaron de tal manera que intentaron confundirlo públicamente con esta pregunta complicada. Los saduceos querían demostrar lo absurdo que era la doctrina o enseñanza de Jesús con respecto a la resurrección y de la vida venidera o la vida eterna

Nótese desde el principio lo absurdo y sensual que era la pregunta, una mujer casada siete veces, siete maridos; ¿Con cual de los siete estaría en el cielo en la resurrección? Ahora bien aunque la pregunta pareciera absurda; también tenia sentido, porque los Saduceos solo se apegaban al Pentateuco; y hacen referencia a la “ley del levirato”, que ordenaba que si un hombre moría sin dejar hijos, su hermano o pariente más cercano debía casarse con la viuda y tener con ella descendencia, que sería contada como si fuera familia del difunto o pariente ya fallecido. La cita de referencia se encuentra en Deuteronomio 25: 5 – 10. Y es el verso 5 que hace referencia a este tema: “Si unos hermanos viven juntos y muere uno de ellos sin dejar hijo, la mujer del difunto no se casará fuera de la familia con un hombre extraño. Su cuñado se unirá a ella y la tomará como su mujer, y consumará con ella el matrimonio levirático.

Es por ello que Jesús les contesta: “Erráis porque no conocéis las escrituras”. Y Jesús les recuerda, o les trae a memoria la cita de Éxodo 3:6:” Yo soy el Dios de tus padres: el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su cara, porque tuvo miedo de mirar a Dios”. Estas fueron las palabras que Jehová le dijo a Moisés en la zarza. Y Jesús añade al final: “Dios no es Dios de muertos, sino de vivos”.

Dos siglos hacia que Jacob, el Último de los tres, había muerto y había sido llevado al sepulcro; y sin embargo Dios los mencionó como si todavía estuviesen vivos, y él fuese su Dios. No dijo, “Yo era el Dios Abraham” etc., sino que se presento como, “Yo soy el Dios de Abraham”.

Jesús manifestó que aunque los hombres tuvieran un cuerpo material, la constitución y necesidades consiguientes de éste serian muy distintas de lo que son ahora. “En la resurrección, ni se casan, ni se dan en casamiento; mas son como los ángeles de Dios en el cielo.”

Serán los mismos cuerpos que tenían antes de su muerte, pero libres de todas las funestas consecuencias del pecado.

¿Cómo nos veremos en el cielo? ¿Seguiremos el mismo rol familiar, conyugal o paterno? Como vimos anteriormente; “seremos como los ángeles” “no se casan ni se dan en casamiento”. Es decir: Los ángeles de Dios en el cielo gozan de inmortalidad, bienaventuranza, y perfección de pureza. Por lo tanto en el Cielo no perderemos la memoria de quienes éramos cada uno en la tierra, yo sabré quien era mi padre, mi esposa, mis hijos etc. Ahora bien, no será el mismo trato, es decir no nos llamaremos hijos, ni padre, ni esposa, pero nos amaremos con un amor mucho más fuerte que en la tierra. ¿Porque hablo de que tendremos conciencia de lo que ocurrirá en el cielo y que nos reconoceremos? Recordemos el relato de Lucas 16:24 dice: “Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.” Observemos como el rico reconoce a Lázaro, el rico estaba en el Hades, y reconoció a Lázaro que estaba en el ceno de Abraham. Es más se da un dialogo aquí muy interesante. Pero el punto de énfasis será el grado de conciencia y de reconocimiento de nuestros semejantes en el cielo.

Para concluir: en el cielo estaremos bajo el poderío total y absoluto de Dios, gozáremos y disfrutaremos de su presencia plena y total.

Es por ello que se hace indispensable, hablarles del amor de Cristo a nuestros semejantes. Y especialmente a nuestra familia, nuestros padres, hermanos, tíos, abuelos etc. Porque viene un tiempo distinto en donde unos resucitarán para condenación y otros para vida eterna, y que triste es el pensar que nuestros familiares y amigos sufrirán un castigo eterno, hablemos hoy que es el día aceptable de Dios para ellos y que puedan reconocer al único y verdadero Dios como su salvador y puedan gozar de esta bendición de ser parte de quienes estaremos en el cielo.

46 comentarios leave one →
  1. victor permalink
    5 septiembre, 2015 9:58 am

    Dios creo el matrimonio y la familia. Si en el cielo eso no existirá para que lo creo, si tendremos los mismo recuerdo de lo que vivimos en la tierra, no sería una tortura ver aquien llamaste mamá y papa o esposa. Y no tener la misma relación con ellos.

    Me gusta

  2. Yomary Gonzalez permalink
    26 agosto, 2015 7:56 am

    Muy interesante……..la Biblia habla de muchas cosas…….dice que seremos transformados, que al reino de Dios no entrara carne ni sangre, nada inmundo, que ya no habra mas llanto, mas dolor, mas sufrimientos………bueno, sigamos leyendo, escudriñando la Palabra y pidiendo direccion al Espiritu Santo que de revelacion, solo eso nos puede contestar todas las preguntas o inquietudes { hasta donde Dios quiera que nosotros sepamos} pero que bueno que se hable de estos temas en sabiduria y armonia. Dios los bendiga

    Me gusta

  3. Manuel permalink
    22 agosto, 2015 9:07 pm

    En mi punto de vista; primero y que nada , seria ilógico que perdiéramos toda la conciencia porque si fuera hací, fuera mejor que nos dejara puesto en el olvido osea durmiendo eternamente, yo digo que perderemos la conciencia de aquellas personas que no pudieron aceptar a cristo, pero recordaremos a nuestros familiares, nosotros nos gozaremos de haber echo el bien y haber estado en el cielo mientras, los injustos no estarán.

    Me gusta

  4. Marielena permalink
    5 agosto, 2015 7:40 am

    Asta ahora yo lo único claro que Jesús dijo fue que seremos como los Ángeles, los Ángeles alla se an de ver unos con otros “IGUALES” con una mente distinta y disfrutando plenamente en la gloria de Dios, no veo el caso de reconocer a la familia, sino seria un TORMENTO no ver a todos los que no fueron salvos y eso no seria estar en la gloria con el SEÑOR, entonces, si pudiéramos reconocer a nuestra famila y para no sufrir olvidaremos a los que no pudieron llegar allí? En mi conclusión creo que al ser como los Ángeles seremos tal como ellos YA NO RECONOSEREMOS NADIE, YA NO ES NECESARIO, SOLO VIVIREMOS GOZANDO LA PRESENCIA DE NUESRTO PADRE CELESTIAL DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESÚS!

    Me gusta

    • Alex permalink
      14 agosto, 2015 3:56 pm

      El problema a tu conclucion es que entonces seremos transformados como un robot, sin conocimiento, luego o despues de la muerte; osea perderiamos todo conocimiento sobre lo que fuismo en la tierra, y aún entonces no sabriamos ni por que estamos en el cielo, osea para esa gracia mejor Dios se crearia seres nuevos en el cielo y no habria necesdad de llevarnos a nosotros transformados, sin entendimiento ni conciencia, es ridiculo…

      Me gusta

  5. Raquel permalink
    29 junio, 2015 12:34 am

    Me es absurdo concevir que vamos a estar sin matrimonios ni hijos, entonces No quiero vivir eternamente. aunque me pudiera casar No quisiera vivir eternamente porque sería agoviante ahora sin marido menos. Si quiero conocer a Dios pero no estar conciente para siempre. Yo opino que todo debe tener un fin..

    Me gusta

  6. 20 junio, 2015 6:07 pm

    mira eso depende de la salvación de cada uno si tu y tu mamá siguen a dios en el buen camino por mas que vallan al cielo no se reconocerán
    tu no recordaras nada de la tierra si tienes tal edad seguiras con esa edad pero con otro cuerpo y tu nombre será otro los que estén en el infierno verán desde arriba como la pasaremos eternamente en el cielo los que hicieron de su voluntad en la tierra hiran con dios miren mejor sigan a dios porque el dia del rapto puede ser entre este año o el otro según los científicos la luna a tal fecha y el sol como o la lluvia de las estrellas serán este año pero después de eso no se sabe cuando puede tardar años incluso pero y que ustedes me apegaria a el 100%

    Me gusta

  7. 14 junio, 2015 2:35 pm

    simplemente somos energia y consciencia, lo que eres, no existe, no existira, que es una gota de consciencia en un mar de consciencia?, todo rastro de ti se disipa en otras consciencias en algun punto de toda la evolucion espiritual. querer seguir en lo que somos es apego.

    Me gusta

  8. 22 enero, 2015 11:15 am

    lei el primer parrafo , en el cielo deacuerdo ala palabra de Dios , los que estemos alla todos seremos hermanos como debieramos ser en este mundo, el unico padre que exista sera Dios , y si tienes dos maridos , lo mismo alla arriba no hay matrimonios ni nada , somos todos hermanos , Dios nos junta con la persona idonea por el tiene proyectos con nosotro en el mundo.

    Me gusta

  9. 19 noviembre, 2014 10:30 am

    la parabola del rico y Lazaro dice el rico reconoce a Lazaro y dice a Abraham déjà q Lazaro venga moje la punta de sus dedos Pero no dice q Lazaro lo reconoce dice Abraham le contesta q èl lugar donde esta Abraham y donde esta èl rico no puedan pasar de un lado a Otro el infierno Es tormento continuo d todo lo malo sufrimiento etc èl cielo Es adorar y alabar a Dios si se recuerda en el cielo estaremos tristes al llegar y ver q no todos nuestros seres amados estan ahi sino q algunos estan en el Infierno

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.758 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: